Estrellas púlsar, o la visión de extraterrestres en 1967

La entrada de hoy sobre astronomía versa sobre los púlsar (pulsating star). La obsesión por ver extraterrestres en cada nuevo descubrimiento astronómico no es nuevo. Las webs se llenan de noticias de “presuntas señales” y otros signos extraterrestres constantemente. La verdad es que empieza a ser obsesivo, ven extraterrestres en cada esquina. Sin embargo, esta obsesión no es nueva, por supuesto.

En 1967 nos desayunamos en las noticias de ciencia con el descubrimiento de una extraña señal que se repetía constantemente. Su precisión era tan alta en el ritmo e intensidad que algunos pensaron que podría ser un radiofaro estelar, como los que permiten a los pilotos guiarse a los aeropuertos. El púlsar fue llamado técnicamente PSR B1919+21.

En realidad, estas señales proceden de estrellas de neutrones. Viejas estrellas con tanta masa que su diámetro se ha reducido hasta quedar compactados sus átomos en neutrones. Una cucharada de café de una estrella de neutrones pesa 100000 toneladas. Lo mismo que un portaaviones nuclear clase Nimitz.

La estrella, al reducir su diámetro, empieza a girar más rápido, como les ocurre a los bailarines cuando cierran los brazos. Su campo electromagnético es enorme, y si giran en el mismo plano en el que se encuentra la Tierra, por cada giro recibimos una señal de la estrella. De ahí esa señal pulsante de estas estrellas.

Es decir, no hay marcianitos. Las estrellas de neutrones tipo púlsar son un ejemplo de cómo un fenómeno totalmente natural puede ser fácilmente confundido con una señal de origen inteligente. No es así.

Eso sí, nadie niega que esas estrellas realmente, por su naturaleza, pudieran servir a viajeros espaciales para llevar a cabo sus vuelos con una navegación precisa, como las señales VOR de la aviación comercial. Pero eso es una simple y divertida especulación, y nada más. Hay que seguir buscando, sí. Pero ser muy, muy cuidadosos con pronunciar la palabra “marcianos”. Ellos pueden estar fuera. Pero parece que se esconden. Y muy bien además.

pulsar_schematic-svg
Esquema de un púlsar y su campo electromagnético y señal

Ya disponible Civilization VI

Suele decirse que los videojuegos son malos. Como casi todas las generalizaciones, esto es verdad solo a veces. Depende del juego, depende del uso, depende del tiempo de uso, y depende de la edad. He visto a mucha gente aprender mucho más con un videojuego que con años yendo al colegio. Si alguien desea un ejemplo de juego educativo, se lo voy a decir: la saga Civilization.

Acaba de ponerse a la venta Civilization VI, un juego de estrategia por turnos orientado a jóvenes desde los doce años y mayores que, como los anteriores, nos lleva a recorrer la historia de la humanidad, desde la “edad de piedra” hasta el futuro. Debemos elegir una nación, y desarrollarla a nivel cultural, social, político, religioso, y también militar por supuesto. Porque el mundo también es guerra, y otras naciones podrían declararnos la guerra, dependiendo de su líder.

¿Qué tiene Civilization de educativo? La lista de cosas es casi interminable. Este juego enseña a gestionar recursos, planificar el futuro, dirigir proyectos, proyectar ciudades, gestionar diplomacia, y tener en cuenta que las relaciones con otros no van a ser siempre agradables, pudiendo incluso entrar en guerra.

En este aspecto de la guerra, podemos hacer una sociedad que sea pacifista, avanzada científica y culturalmente, y amable con otras naciones. Pero ¿qué ocurre si alguna de esas otras naciones decide que hemos prosperado mucho, y que es hora de que se queden con nuestras ciudades, con nuestros recursos, con nuestro futuro? O hemos organizado un ejército moderno y de carácter defensivo, o perderemos la partida. También podemos ser nosotros los belicosos, y ver qué consecuencias tiene eso. No son agradables, eso seguro. Como la vida misma.

Civilization VI está recibiendo muy buenas críticas, y en algunas universidades de economía y de administración de empresas se usa para enseñar a los estudiantes sistemas y modelos de gestión que sean factibles y útiles para su futuro como profesionales en la gestión de empresas, gobiernos, y de su vida personal. Para eso, la saga Civilization es una herramienta imprescindible.

El juego está en español, y si le parece caro, puede optar por la versión anterior, Civilization V, que sigue siendo un juego genial y a muy buen precio actualmente. Y conste que yo no gano un euro con esto; solo soy un entusiasta desde hace veinte años, y espero seguirlo siendo lo que me queda en este mundo.

Del éxito al fracaso, pasando por la experiencia

La frase de la semana es de Niels Böhr, el padre de la mecánica cuántica en muchos sentidos (es una paternidad compartida en todo caso, donde él fue un elemento clave).

En un mundo donde parece que el fracaso no se admite, se persigue, y se critica duramente, y en donde nos exigen siempre lo mejor de lo mejor cada día, Böhr nos dice claramente que fracasar no solo es una opción; es además una necesidad. Fracasar nos permite valorar los errores, medirlos, cualificarlos y cuantificarlos, y someterlos a nuestra crítica personal, que ha de ser siempre la primera, la más dura, pero también la más abierta.

Por supuesto que nadie quiere fracasar. Pero el camino al éxito, si este llega, está plagado de fracasos que nos han ayudado a comprender qué pasos hemos de dar. Cuando alguien vive el éxito, mucha gente quiere imitar ese éxito; no saben que esa persona antes tuvo que pasar, casi siempre, un calvario de fracasos y de decepciones. Y, sin embargo, no cejó en su empeño.

Una cosa es importante: el fracaso no garantiza el éxito, por supuesto. Muchas veces no triunfaremos en ningún caso. Pero eso es también un triunfo, si comprendemos por qué ha ocurrido. Ahora bien, el éxito casi nunca está aislado del fracaso. Ambos van de la mano, y ambos se necesitan.

También es importante valorar qué es éxito y qué es fracaso. Si quieres vender mil unidades de algo y lo consigues, habrás triunfado. Si eran un millón, habrás fracasado. ¿Eras realista en tu cálculo? No pretendas crear imposibles. Sé realista.

Examina tus posibilidades. Escucha las críticas. Razona tus pensamientos, y sé extremadamente sincero contigo mismo. La jactancia, la presunción, la arrogancia, solo te harán fracasar hasta el infinito. Sé modesto, y sé claro, y puede que triunfes un día. Puede. No es seguro. Pero habrás iniciado el camino, eso sí puede garantizarse, sin ninguna duda.

42861-frase-un-experto-es-una-persona-que-ha-cometido-todos-los-errores-que-se-pueden-cometerniels-bohr

Por comentarios así merece la pena escribir

No soy mucho de poner comentarios de lectores sobre “La leyenda de Darwan” y la saga Aesir-Vanir. Comprendo que a la mayoría de lectores el tema de la literatura de ciencia ficción, y especialmente de la saga, les es secundario, y desean artículos de ciencia y tecnología, así como de carácter social. Pero en esta ocasión me gustaría traer aquí un comentario de una lectora sobre la primera parte de La leyenda de Darwan, que al fin y al cabo es el nombre que recibe este blog, y algún origen debía tener.

Muy pocas veces he podido ver un comentario tan inteligente y a la vez divertido, de una persona que sin duda ha sabido resumir el libro de una forma genial, simpática y muy acertada. Sin duda son unas frases que recordaré con mucho cariño y con ilusión. Pero, más allá de eso, esas líneas contienen elementos muy interesantes de tipo científico de los que podríamos hablar mucho y con detalle, y se hace evidente que quien lo ha escrito sabe muy bien de lo que habla. Muchas gracias a la lectora por su comentario, es muy de agradecer.

comentario_la_leyenda_de_darwan

El futuro de la saga Aesir – Vanir (2020)

Actualizado septiembre 2020.

Cuando se escriben estas líneas la saga está terminada. Ahora queda empaquetarla, encerrarla en una caja del tiempo, y esperar mil, dos mil, diez mil años a que alguien la descubra. Ha sido un viaje emocionante. Los libros sobrevivirán en un apartado rincón perdido de la memoria humana. Yo desapareceré sin ruido, sin anuncios. Y todo habrá acabado. Un gran sueño que vivirá oculto para la mayoría de mortales e inmortales. Pero que fue el signo que marcó mi vida.

Muchas gracias a aquellos que se animaron a leer alguna de las obras.

Leer más “El futuro de la saga Aesir – Vanir (2020)”

Aspectos jurídicos y sociales de la IA

Como ya comenté recientemente, todo el mundo está entusiasmado explicando diversos fenómenos naturales mediante la presencia de extraterrestres. Cuando hablamos de extraterrestres, siempre por supuesto pensamos en seres inteligentes, no como sucede en la Tierra.

Bueno, dejando aparte esta pequeña broma, nos referimos a seres que son capaces de mostrar signos de comprender aspectos de las matemáticas, leyes de la física, comunicación verbal compleja, e interacción social avanzada. No, no me refiero a ballenas y delfines, que cumplen todos esos requisitos. Falta uno: manipulación del entorno para creación de herramientas, y muy importante: creación de herramientas para crear herramientas. Algunos simios usan palos o piedras, pero no construyen objetos usando otros objetos.

Pero el sueño del ser humano, o a menos de algunos seres humanos, es poder contactar con una civilización extraterrestre, o al menos, verificar su existencia. Sin duda sería probablemente un suceso de proporciones colosales para la humanidad. ¿O existen otras posibilidades?

fabric-basedcomputing

Leer más “Aspectos jurídicos y sociales de la IA”

Fondo de Sandra para Facebook

He preparado un pequeño y sencillo fondo con motivo de la fase final en la preparación de “Las entrañas de Nidavellir II: Promakhos”, la segunda parte de este libro ambientado en 2153. Sandra, la protagonista, continúa desde “Operación Fólkvangr” intentando buscar una manera de traer a su padre de vuelta, cuando Deblar, un personaje que ella odia, le informa de que se ha producido un suceso en la luna Titán de Saturno.

Sandra deberá marchar hacia el satélite junto a Deblar, e investigar una empresa minera llamada Titán Deep Space Company. Pero en Marte, tras una parada técnica, sucederá algo que cambiará su destino para siempre.

Oh, y por cierto, Sandra no es exactamente lo que parece. Pero eso es algo que es mejor conocer a través del relato.

La segunda parte se publicará probablemente en diciembre o enero, y espero que sea del disfrute de los lectores aficionados a la saga Aesir-Vanir. Muchas gracias.

sandra_fb11

Richard Feynman, ese genio desconocido

La frase para hoy es de Richard Feynman. Puede que no le suene ese nombre; le sonarán Einstein, Newton, o Bohr, o también Heisenberg. Pero mucha gente no conoce a Feynman. Sin embargo, es uno de los más importantes físicos de la segunda mitad del siglo XX. Entre sus muchos logros, está la cromodinámica cuántica por supuesto, pero también los diagramas de Feynman, absolutamente revolucionarios.

Sin embargo, a Feynman se le conoce también por su pasión por la física y por la ciencia en general, y por cómo contagiaba a sus alumnos de esa pasión. Ese rasgo, más que otro, es el que más me interesa de su personalidad en cuanto a divulgación científica se refiere. Feynman era capaz de convertir cualquier aburrida clase en una locura, en una fiesta, en pasión pura por el conocimiento.

La frase que acompaña a este texto define muy bien su idea: redescubrir lo descubierto. Experimentar lo experimentado. Solo si recorremos el camino que antes abrieron otros, seremos capaces de abrir nuevos caminos.

Esa es la idea del genial Feynman: explora, investiga, aprende, y disfruta viendo cómo otros obtuvieron esos resultados. Y lo más importante: verifica que esos resultados son correctos. Por ti mismo verás que la ciencia no engaña, porque tú serás capaz de obtener la misma información para los mismos experimentos. Esa es la grandeza de la ciencia. Y sin duda eso abrirá el camino de la curiosidad y la investigación para crear nuevas fronteras.

feynman.jpg

Dos sencillas luces en el camino

El ser humano no ha tenido grandes oportunidades de recibir educación a lo largo de la historia. Siempre fueron pocos los elegidos, y la mayor parte de la humanidad vivía en completa ignorancia.

Hoy eso ha mejorado, pero bien sabemos que queda un gran camino por delante. Por otro lado, también observamos que muchos jóvenes no se interesan por la ciencia, por la cultura, por el arte. Por el conocimiento en general. ¿Por qué?

En mi opinión, es el sistema. Yo, por ejemplo, sufrí situaciones difíciles durante mi juventud, hasta el punto de negarme a todo, enfrentarme a todo, y discutirlo todo. No era un problema de capacidad; no era falta de interés. Era, simplemente, una falta de motivación por aprender. Sin embargo, aquello que me interesaba, especialmente la astronomía, era mi pasión.

Todo aquello cambió con un libro y una serie: el libro fue “Nueva guía de la ciencia” de Isaac Asimov. La serie fue “Cosmos” de Carl Sagan. Ambas obras me transformaron completamente. A partir de entonces comencé un largo y difícil camino para poder sacar mi vida adelante. ¿Qué había ocurrido? Había ocurrido que había encontrado dos grandes maestros del conocimiento, que además eran maestros en transmitir ese conocimiento con arte, con pasion, con dulzura, envolviéndote en sus conocimientos, en sus datos, en sus sueños.

Hoy muchos jóvenes viven situaciones similares. Lamentablemente, muchos de ellos no encontrarán su libro y su serie que les dé una oportunidad. Las escuelas no son lugares donde se aprende a aprender. Solo se dan datos y más datos, sin pasión, sin calor, sin amor. Aprender es belleza. Aprender es pasión. Aprender es un sueño. Y quien practica la enseñanza debe entender este principio básico. Solo así podrá transmitir conocimiento real a los jóvenes.

Un libro. Y una serie de ciencia. Dos elementos tan sencilos, y tan complejos, cambiaron una vida, la mía, y muchas vidas. Porque muchos ingenieros y físicos de la NASA, del MIT, y del CERN, declaran haberse sentido motivados a ser lo que son gracias a estos materiales. ¿Dónde están hoy los sueños del conocimiento? ¿Dónde está hoy la aventura del saber? Hay que buscarlas. En cualquier esquina, de cualquier lugar…

nueva_guia_de_la_ciencia_asimov

Disponible “La luz de Asynjur” en Entreescritores

Ya está disponible “La luz de Asynjur” en Entreescritores. Esta historia corta, que sucede años antes de que Skadi se convierta en reina, ambientada en el siglo XXVII, explica el origen de la misma, y la experiencia que pasó su madre, la reina Eyra, con la joven princesa.

Este relato no iba a formar parte de la saga Aesir-Vanir, pero por circunstancias diversas he creído oportuno añadirlo, ya que incluye aspectos que están relacionados con la saga. Mientras tanto sigo trabajando en “Las entrañas de Nidavellir II: Promakhos” que espero tener para enero o febrero de 2017. Muchas gracias a todos.

portada_asynjur