No cantan los pájaros del amanecer

Hoy es miércoles, y es el día de la música en La leyenda de Darwan. Pero hoy, sinceramente, no me siento con fuerzas. Hay lanzas de acero que se clavan en la carne, y otras que se clavan en el alma. Son aquellas las que más duelen en un instante, pero son estas las que dejan las marcas más grandes.

Enfrente de mi casa, desde que vivo en ella, he tenido un inmenso vergel de árboles centenarios. Cada mañana, mientras me preparaba para salir, podía escuchar  el canto de miles de pájaros, sobre todo ahora que el Sol calienta ya en la preparación para el verano, con sus nidos llenos de vida.

Hace unos días, alguien lanzó unos petardos, era de noche, y los pájaros piaron asustados. Yo, que estaba escribiendo frente a la ventana, maldije a esas gentes cuya diversión es el ruido, sobre todo  y especialmente a altas horas de la noche, que asustan a animales y personas, e interrumpen el descanso de todos, haciendo que los niños lloren, y molestando a los enfermos. Pero también me dolió imaginar a esos pájaros asustados en sus nidos. Piaban incesamente, y hubiese querido tener algún poder para explicarles que no debían temer nada.

Hace un par de días, solucionaron el problema de los pájaros y sus cantos. Llegaron unos hombres con motosierras, y cortaron todos los árboles de raíz. Todos, sin excepción. Por la noche, las aves volvieron a sus nidos, solo que no había nidos, y todos los pájaros que en estos estaban murieron. Los pájaros volaban y volaban, sin entender dónde estaban sus nidos y sus crías, mientras yo contemplaba desde mi balcón la escena, y maldecía a una humanidad que constantemente ataca la vida y la naturaleza.

birds_trees

Leer más “No cantan los pájaros del amanecer”

Anuncios

La nueva guerra de las galaxias de Estados Unidos

En los años ochenta del siglo XX, el entonces presidente de Estados Unidos, el actor presidente Ronald Reagan, que fue mejor actor que presidente, lo cual dice mucho de su mandato, declaró lo que entonces se conoció como “la guerra de las galaxias” contra la extinta Unión Soviética. Un programa billonario en costes que pretendía crear una serie de instrumentos militares de defensa y ataque basados en nuevas tecnologías aeroespaciales.

Aquel desastre económico, que fue básicamente humo, tuvo sin embargo un efecto positivo para Estados Unidos: provocó que la Unión Soviética se tuviera que ver implicada en aquel gasto monstruoso que no se podía permitir, lo cual contribuyó al colapso de la nación, generándose todos los efectos conocidos: la caída del muro, la creación de nuevos estados, etc. No fue la guerra de las galaxias el único motivo claro, pero sí tuvo un papel destacado en la caída del país comunista.

boeing-x-37
Transbordador militar experimental X-37 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos

Leer más “La nueva guerra de las galaxias de Estados Unidos”

Configurando los distintos rostros de Dios

Hablar de religión es un tema siempre controvertido. Aquellos que no creemos en fuerzas externas, en dioses, ni en religiones, solemos ser acusados de fríos, de no tener sensibilidad ni espiritualidad. No es cierto. Yo tengo una espiritualidad, pero no es de naturaleza divina, ni teológica, ni metafísica, sino basada en la razón y la ciencia. No se debe generalizar cuando se habla de religión, dicen.

Tal como los religiosos reclaman que no se generalice cuando se trata de juzgar las religiones, yo pido que no se generalice cuando se trata de juzgar a aquellos que hemos optado por explicar el origen del universo, y la naturaleza humana, sin acudir a la religión. Respeto para todos. También para aquellos que queremos encontrar otros caminos filosóficos y espirituales para el ser humano.

Yo me declaro humanista. Y creo que la humanidad tiene una misión, que no es encontrar a Dios, sino encontrarse a sí misma. Dar razón y sentido a una existencia que no la tiene, porque solo dando sentido a la existencia esta se convierte en un camino. “El viento nunca sopla de forma favorable para quien no sabe a qué puerto dirigirse” dijo alguien. Y tenía mucha razón.

la_creacion_manos

Leer más “Configurando los distintos rostros de Dios”

Del individuo al personaje literario, un camino de introspección

El mundo de la literatura se nutre de personajes. Y esos personajes tienen un origen, un nacimiento, una identidad. ¿Cuántas veces son producto de seres humanos reales, de carne y hueso, convenientemente modelados por la pluma de escritor? Esa es una idea que siempre me atenaza, y me maravilla.

La posibilidad de inmortalizar a un ser humano en un papel, dándole nuestro toque personal, como el pintor inmortaliza a alguien con su lienzo y sus pinturas. ¿Quién crea a quién, y cómo se transfigura un individuo en personaje inmortal?

 

yvette_fontenot
Yvette, personaje que volverá a tener un papel protagonista el “La leyenda de Darwan IV”

Leer más “Del individuo al personaje literario, un camino de introspección”

Portada y sinopsis del Libro XV

Nota: no hay spoilers.

Hoy es un día importante para mí, probablemente un día clave en mis cincuenta años de escritor, ya que traigo aquí el anuncio del último libro de la Saga Aesir-Vanir:

“La Leyenda de Darwan IV: Idafeld”.

La razón de poner el mismo título al libro XV que la trilogía original se define porque es realmente una continuación de la historia, tras los hechos narrados en la tercera parte de “La leyenda de Darwan”. Y también porque me parecía que era justo terminar la saga con el título que la inició.

En cuanto a “Idafeld”, es un término alemán de la mitología escandinava, no el más usado, para definir el campo donde los dioses se reúnen tras la guerra del Ragnarok, y donde los supervivientes comienzan una nueva Era para dioses y humanos. Teniendo en cuenta que toda la saga contiene paralelismos entre los sucesos narrados y la mitología escandinava, me parecía lógico ponerle este nombre.

portada_laleyendadedarwan_iv

Leer más “Portada y sinopsis del Libro XV”

Rock this country, cuando la música es poder

Dos cosas me asombran de los americanos (estadounidenses): su falta del sentido del ridículo, y su capacidad para montar shows impresionantes, para bien o para mal, pero siempre increíbles. Y lo digo con el mayor de los respetos y admiración.

En cuanto al sentido del ridículo, últimamente por motivos de trabajo vuelvo a tener contacto con estadounidenses, y todos los correos son ¡Wow! ¡Yeah! ¡Genial! ¡A tope! ¡Increíble! ‘Me encanta! ¡Alucinante!  Si no escribes alguna de estas palabras cada dos líneas creen que estás deprimido, o que no merece la pena mantener una conversación contigo.

Solo hay que ver cómo son los empresarios americanos, que muchas veces parecen más estrellas del rock, ahí está el propio Elon Musk, que en realidad es un inmigrante, ¿lo sabía usted, señor Donald Trump? que ha creado miles de puestos de trabajo. Montan espectáculos llenos de luces, colores, y todo tipo de parafernalia. Si no pasan unos cuantos cazas de combate por encima durante el show aquello parece que no funciona.

En esa línea, cuando Hillary Clinton se presentó a presidenta por primera vez, compitiendo con Obama, eligió una canción de la cantante canadiense Shania Twain titulada “Rock this country” (algo así como “enróllate con tu país”), una canción destinada a entusiasmar a los oyentes por el amor a Estados Unidos. Shania Twain cedió los derechos de la canción a Hillary Clinton, aunque al parecer no sirvió de mucho. Siendo como es canadiense, sin embargo se hace claro que su estilo es cien por cien estadounidense.

Shania Twain es la única cantante femenina con  tres discos de diamante en Estados Unidos, y segunda cantante con más discos vendidos tras Celine Dion. Sin duda un éxito impresionante, en una carrera en la que prima el espectáculo visual y la fuerza sonora sobre todo.

Hoy me ha parecido interesante traer “Rock this country” y ver cómo la gente disfruta de estos espectáculos impresionantes que montan los americanos en sus shows. Se les puede criticar lo que se quiera, pero a la hora de hacer saltar a la gente de sus sillas no tienen parangón, y Shania Twain es sin duda una muestra evidente de ello.

Una música muy alejada de mi querida Sheryl Crow, pero no niego que en un directo con esta música hasta yo sería capaz de contagiarme de ese entusiasmo, e incluso hasta podría llegar a sonreír. Sin duda, un show cien por cien “country”, como la música de Shania Twain. Directo y al corazón, de eso no cabe ninguna duda.

 

“La ira de Freyja” ya disponible en inglés

Ya está disponible en Amazon “The Wrath of Freyja” (la ira de Freyja) en versión inglesa (ebook y papel), siendo este el segundo libro que se traduce al inglés tras “Ragnarok”, ambos primera y segunda parte de “La leyenda de Darwan”. Naturalmente los libros están en español para quien los desee leer, y agradezco a los lectores que se han animado a dar el paso de adquirirlos, esperando que disfruten de la lectura. El orden de lectura se encuentra en este enlace. Evidentemente cualquier comentario, crítica, sugerencia, que deseen hacerme siempre estaré encantado de escucharla.

Leer más ““La ira de Freyja” ya disponible en inglés”