¡Que vienen las superbacterias!

Otro texto de protesta. Y sé que el tono es duro. Pero perder vidas inútilmente y por razones absurdas es algo que siempre me ha puesto muy nervioso. Por eso creo que el tono ha de ser duro, y serio. Pero también esperanzador por supuesto. Vamos a ello.

Ya están aquí. Son el último grito de periodistas oportunistas, fanáticos de la obviedad, y precursores de desdichas que serán conocidas si usted hace click en el anuncio de turno. Ya tenemos nuevo argumento para llenar páginas de nada, con información exagerada, manipulada, y usada para vendernos ese magnífico sistema cuántico que nos curará el cáncer. Son, por supuesto las superbacterias.

¿Qué son las superbacterias? Son bacterias con el prefijo super colocado delante. Nada más. Son, eso sí, como vulgarmente se denominan a esas bacterias que, como era de esperar, se han ido adaptando a todos los antibióticos conocidos. Recordemos que hace no tanto, cien años atrás, las muertes por infecciones bacterianas eran tremendamente comunes. El descubrimiento casual de la penicilina por el doctor Fleming supuso el pistoletazo de salida a todo un nuevo ejército de medicamentos contra las bacterias. Y repito: contra las bacterias. Los virus son inmunes a los antibióticos.

superbacterias

Leer más “¡Que vienen las superbacterias!”

Anuncios

Un pequeño agradecimiento de este autor

Recientemente este blog de literatura, ciencias físicas y ciencias sociales (supongo que podríamos denominarlo así) ha superado los 200 seguidores. Quiero agradecer de todo corazón a todos aquellos que han elegido seguir esta página y mis pensamientos, y espero en la medida de lo posible corresponder con material que pueda tener una calidad e interés, que sirvan para acreditar esa confianza.

No siempre lo conseguiré, porque hablo de temas variados, y hay asuntos que interesan más a unos, y otros que interesan más a otros. Pero siempre intento dar un punto de vista personal y propio a cada tema. De hecho, los blogs son eso en muchos aspectos: opinión, puntos de vista, criterios personales.

Este blog nace y vive por y para las letras y la ciencia. Dentro de mis límites, una cosa sí encontrará el lector: sinceridad. Lo que digo es lo que pienso, y procuro pensar lo que digo, repasando los textos varias veces antes de publicarlos. Siempre intentando que tengan la forma y el fondo adecuados.

Pero mi vida, y mi pasión, es la saga Aesir-Vanir. A ella me debo, y es el trabajo de mi vida. He hecho de todo en esta vida, pero mi eje central siempre han sido las letras, y espero que siga siendo así hasta el final.

En cuanto a la saga, estará completa cuando termine el Libro XIII, supongo que a fin de año o principios de 2019, pero este blog seguirá adelante mientras pueda. Luego qué haré no lo sé, pero este blog y mis reflexiones seguirán mientras tenga fuerzas para escribir. Y con el honor de poder contar con ustedes.

Muchas gracias.

IMG_0013
La imagen deja claro los años que hace que me hicieron esta foto, Julio César era cabo primero

 

Leche cruda, Marte y la Luna

Recientemente me he encontrado con tres de esas noticias, que serían hilarantes si no fuese por el importante trasfondo de ignorancia que comportan. La primera es de una responsable política diciendo que la leche cruda no es peligrosa, o que, en todo caso, lo es tanto como comer un pollo que lleva cuatro semanas en la nevera. Habría que aclarar si es la nevera o el congelador, porque si es lo primero, lo que necesita ese pollo no es ser comido, sino una autopsia postmortem realizada por un especialista en crímenes. Porque es un crimen soltar ciertas frases. Ya lo dijo Groucho Marx: “es mejor ser ignorante y mantener la boca cerrada, que abrir la boca y despejar cualquier duda”.

Dicen que los métodos de antes para la alimentación eran más naturales. Lo eran, y la tasa de mortalidad también era mayor. Yo mismo había ido a comprar leche cruda cuando era pequeño con mis primos a la vaquería, cerca de Bilbao, donde pasaba los veranos. Estaban las vacas allá, las saludabas, y te llevabas los potes de metal con la leche. Esto lo he vivido yo. Pero no era, repito, no era sano. Sano es pasteurizar la leche.

Algunos dicen que hay intereses ocultos comerciales en la leche pasteurizada. Vamos a ver: la pasteurización es un proceso químico que ha salvado millones de vidas. Si luego alguna empresa realiza transformaciones ilegales en la leche por intereses económicos, deberá ser perseguida y multada. Pero no confundamos un proceso que evita infecciones con un interés concreto de empresas concretas.

sagan

Leer más “Leche cruda, Marte y la Luna”

Adagio Opus 11; un viaje a las estrellas

Es miércoles, el día de la música.

Amigo escritor, o amiga escritora: ¿sigue temiendo al blanco papel embrujado, que es incapaz de mostrar esas líneas que se arrastran en su interior, y que son incapaces de surgir de sus dedos? Ya hablé de ello una vez. Ahora vamos a intentar superar ese bloqueo. No lo dude. No es necesaria una fórmula mágica, ni nada en especial. La música es la respuesta. Pero no cualquier música.

Yo empleo profusamente la música clásica para escribir, y creo, sin ningún género de dudas, que la música clásica sinfónica es un puente para conectar la soledad del alma de un escritor con su inspiración. La música nos transporta, nos lleva, nos arrastra suavemente, nos permite conectar con nuestro yo interior. Y, una vez obrado el milagro, las palabras empiezan a surgir espontáneamente. Porque vienen directamente del corazón, empujadas por el sonido de las cuerdas de los violines, de las violas, de los chelos.

adagio
No se deje engañar por la sencillez aparente de la partitura, pues en la sencillez está la verdadera maestría

Leer más “Adagio Opus 11; un viaje a las estrellas”

Vuelta a Lyon; revisitando “Jam session”

Nunca rescato un artículo antiguo. Excepto por alguna referencia, pero como elemento secundario. Sin embargo, algunas webs tienen como sistema ir reponiendo artículos pasados, para de este modo disponer de mayor actividad en el blog. Respeto esta idea, que no es mala de por sí, siempre que no se abuse de ella claro. Porque a veces me he encontrado con entradas que anunciaban un evento sucedido hace meses, o años, y evidentemente eso despista: “la pérdida irreparable de Katharine Hepburn nos conmueve a todos”. Y entonces me pregunto: “Oh, Señor, ¿he viajado en el tiempo?”

Pero hoy alguien, en el Twitter, ha tenido la amabilidad de referenciar “Jam Session”, uno de los relatos de “Sandra: relatos perdidos“. Y me ha tocado el alma. Por ello, he pensado que podría rescatar este texto para todos ustedes.

Jam session es uno de los textos más costumbristas que he escrito en mi vida. Normalmente en mis relatos todo termina explotando y organizándose alguna situación caótica y desesperada. En este libro, y sobre todo en este pasaje, pasan cosas normales, con situaciones normales. Todo lo normal que pueda ser tener a Sandra en un club de jazz, por supuesto.

¿Por qué rescato este texto? Sobre todo por un sentimiento profundo de apego al mismo. Por la amabilidad de esa persona que lo ha referenciado, y porque es un texto que, en muchos aspectos, toma sensaciones y momentos de mi época de músico, cuando tocaba jazz y blues con una banda, hace un millón de años. De aquellos tiempos conservo y recuerdo aquellas noches disfrutando de sesiones cálidas de jazz, acompañado de amigos y de risas. Aquellas noches jugando al billar hasta las tantas de la madrugada, hablando de los sueños de juventud que llenaban nuestras almas. Fueron buenos tiempos sin duda. Yo hacía poco que había vuelto del servicio militar, y era un poco cabeza loca sin duda, pero de esos detalles solo hablaré en presencia de mi abogado.

Y nada más. Espero me perdonen el abuso, y espero que, si desean leerlo, sea de su agrado. Muchas gracias.

jam_session

 

“Las entrañas de Nidavellir I” gratis en Amazon

Durante los días 23, 24 y 25 de julio, “Las entrañas de Nidavellir I: la nave” estará en su versión Kindle disponible de forma totalmente gratuita en Amazon (téngase en cuenta que el 23 se cuenta según la hora de la costa oeste de Estados Unidos, por lo que han de pasar unas horas cuando sea el 23 en hora de España, variará según países en otras zonas del mundo) .

Ambientada en 2153, cien años después de “Operación Fólkvangr”, esta novela nos lleva a contemplar a Sandra, que se encuentra frente a un dilema: o acude a Titán para llevar a cabo una investigación sobre un descubrimiento de la Titan Deep Space Company, o ella y la especie humana deberán afrontar una pena de dimensiones inimaginables.

Sandra se tendrá que someter a una serie de situaciones de gran estrés que la transformarán para siempre, y que terminarán por convertirla en un nuevo ser, en el que los restos de su antigua condición son barridos por una realidad que dejará profundas marcas en su mente para siempre.

Este libro pertenece a la Saga Aesir-Vanir, y su lectura no requiere de la lectura de los libros anteriores. Espero que la disfruten.

portada_nidavellir_pres

Homenaje a mi abuelo el sastre: recuerdos de un exilio

Hoy en día se habla bastante de los abuelos de la guerra. Con el triunfo de Pablo Casado para liderar el Partido Popular, mucha gente se ha fijado en su abuelo, que fue condenado por tener un carnet de la UGT. Por lo poco que he leído, el abuelo de Pablo Casado fue un hombre realmente admirable. Era médico, y su trabajo por la medicina fue siempre su estandarte, sin importar bandos ni opiniones.

Pablo Casado es el mismo que hace un tiempo hablaba de los abuelos y de las fosas, y de superar todo ello. Pero ¿cómo se supera tener a tu padre, a tu abuelo, en una fosa común? Da igual si se era de un bando u otro; era un familiar querido, y queremos que tenga un final digno. Poder recuperar sus restos, y poder darles una sepultura digna. Solo se pide eso. Nada de reclamaciones políticas ni reivindicaciones. Solo recuperar lo que queda de quien tanto se preocupó por nuestros padres y los hijos de sus hijos.

Y me reitero en esto: yo no hablo de política aquí y ahora, hablo de sentimientos, de familia, de recuerdos. Hablo de nuestros seres queridos que se fueron, y que no están donde deberían. E insisto: quiero dejar la política fuera. Y eso hago aquí y ahora. Solo hablo de los hombres y mujeres queridos que se fueron antes de tiempo.

puente_de_la_merced_bilbao
Puente de la Merced, Bilbao, años 30

Leer más “Homenaje a mi abuelo el sastre: recuerdos de un exilio”