En defensa del Ángel Caído

He sido muy malo en mi vida, y por lo tanto iré al infierno, donde me quemaré eternamente en una olla, mientras un diablo malo me pincha con un tridente…

Esta es, básicamente, la historia que nos contaban cuando era pequeño acerca del infierno. Un cuento absurdo, ridículo, y que nos asustaba, vaya si nos asustaba. Claro que pronto comenzamos a entender que aquel cura era peor que el propio diablo, y ya no teníamos miedo del Ángel Caído, sino de aquel tipo y sus cuentos.

Religiones: cuando la copia es la norma.

Tiene la palabra el abogado defensor.

Con la venia, Señoría, señoras y señores del jurado, procuraré no extenderme demasiado en mi defensa de mi cliente, Satán. Y comprenderán, una vez terminada mi dialéctica, que mi cliente no solo ha sido injustamente castigado por la historia; además, ha sido víctima de crueles mentiras, y lo más importante: se le ha negado la verdad más importante de todas: que mi cliente, Satán, es el responsable de que la humanidad sea libre, consciente, y, sobre todo, de su cualidad más importante y crítica: la posibilidad de albergar el Libre Albedrío.

Espero con ello convencer al jurado, y a su Señoría, de que mi cliente es inocente, y por ello le eximan de cualquier pena.

Leer más “En defensa del Ángel Caído”

Soy un tipo con suerte

Se puede decir que soy un tipo con suerte. He estado cerca de morir tres veces, y en las tres me libré por poco. La última, la más reciente, es una que he superado, tras varios meses de preocupaciones y sufrimientos. Y es que esa mañana en que de pronto comencé a sudar a mares, a perder el control de las piernas, que no me sujetaban, y ese dolor en el pecho irradiado hacia el brazo izquierdo, no pronosticaban nada bueno.

Rápidamente fui a urgencias, donde sufrí un segundo infarto mientras era tratado con mucha profesionalidad por un equipo completo del personal sanitario, y luego la ambulancia, a toda velocidad hacia el hospital, donde un equipo de cirujanos, comandado por una increíble doctora, me arreglaron el corazón con una profesionalidad y maestría impresionantes. Podría hacer la broma de que, por primera vez en mi vida, una mujer me curaba el corazón, en lugar de destrozarlo.

Leer más “Soy un tipo con suerte”