Isaac Asimov; sencillamente, mi padre intelectual

¿Qué nos lleva a escribir? ¿Y qué nos lleva a escribir un “género menor” como equivocadamente lo catalogan muchos, como es la ciencia ficción?

Hoy me gustaría acercarme, y acercaros, a una figura que es el origen de mi motivación por escribir literatura de ciencia ficción: mi padre intelectual: Isaac Asimov. Porque muchos hemos tenido una persona que nos ha inspirado a ser lo que somos, o al menos, a intentar serlo. Asimov fue ese hombre.

Isaac Asimov. Escritor.
Isaac Asimov. Escritor.

A este genio de la literatura y la ciencia lo descubrí cuando tenía unos quince años, a través de unos libritos que andaban por casa y que eran propiedad de mi hermano, lo cual quería decir que, una vez liberados por él, pasarían a mis manos, en un proceso clásico de material que decae “de los mayores a los menores” sea ropa, coches, o libros.

Concretamente había tres libritos, pequeños, intensos, y maravillosos, que formaban una trilogía. La Trilogía de la Fundación, formada, como cualquier fanático de la ciencia ficción sabe, por: La Fundación, Fundación e Imperio, y Segunda Fundación. Luego vinieron el resto de libros, pero esa es otra historia.

No voy a hablar de esta trilogía, y del impacto que me produjo su lectura, porque creo que más o menos todos los fanáticos de Asimov hemos experimentado cosas similares y sabemos de lo que hablamos. Simplemente comentar que, sin duda, son una de las serie de libros de mayor influencia en la historia de la ciencia ficción del siglo XX. Y, si no has leído esta serie, y dices que te gusta la ciencia ficción, deberías probarla. Eso sí: recuerda que fue escrita en los años cuarenta y cincuenta del siglo XX, publicada por etapas, hasta conformar los tres libros.

Naturalmente, Asimov tiene cientos de trabajos memorables, ahora mismo no puedo dejar sin nombrar las series de historias de robots, compiladas en el libro Yo Robot. Y, dentro de la saga, la doctora Susan Calvin, cuya personalidad me impresionó sobremanera. No en vano tenemos muchas coincidencias intelectuales sobre lo que pensamos de la humanidad y las máquinas. Y, por supuesto, las tres leyes de la robótica. ¿No las conoces?

  1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por su inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

Pero Asimov tiene muchos otros grandes libros de ciencia ficción, como “Anochecer” como una de sus obras más citadas. A mí personalmente me inspiró mucho “Los propios dioses”,  un trabajo magnífico de una imaginación desbordante.

En el plano científico, un libro de Asimov marcó mi existencia: Nueva guía de la ciencia. Un compendio de materias diversas como física, química, matemáticas, astronomía, y otras, escritas y explicadas con una calidad tal, que incluso un cabeza dura como yo (y lo era, puedo jurarlo) podía entender conceptos que antes eran básicamente como los jeroglíficos egipcios para mí.

¿Qué representa Asimov para la literatura del siglo XX? Junto a Arthur C. Clarke y Robert A. Heinlein, son “los tres grandes”, tres maestros de la literatura de ciencia ficción, ese “género pequeño y subsidiario” que tantas cosas nos ha enseñado.

Para mí, Asimov es, de los tres, el más influyente, aunque una obra de Arthur C. Clarke, “El centinela” sirvió para crear “2001: una odisea del espacio” otra obra que me impactó de forma apabullante cuando la vi por primera vez, a la edad de siete (7) años, de la mano de mi hermana, que creyó que me gustaría la película. Y se convirtió en mi símbolo.

Asimov fue un hombre memorable desde cualquier punto de vista. Cuando leí su autobiografía, que escribió ya en el hospital enfermo, me emocioné. Hasta en la narración de su propia vida supo llegar al lector, y, desde luego, a mí.

Vaya aquí un recuerdo a la memoria de Isaac Asimov, maestro de maestros… ¿Qué? ¿Que no has leído nada de él? ¡Corred insensatos!


 

Isaac Asimov en la Wikipedia.

Autor: Fenrir

Amateur writer, I like aviation, movies, beer, and a good talk about anything that concerns the human being.

3 comentarios en “Isaac Asimov; sencillamente, mi padre intelectual”

  1. no sé si es apropiado en el mundo de blogs, ir a la publicación de hace 5 años, y, como si fuera poco, comentarlo, pero para una novata como yo, de menos de 2 meses en wordpress será excusable. por què decidí comentar, justo porque ayer escuchando un curso de Robert Sapolsky me sorprendió su ligero desprecio hacia este gran escritor. ahora, conmovida por el post de hoy, decidí entrar a ver sus papiros y lo primero que veo, es el homenaje a Asimov. estas coincidencia que son solo casualidades, me encantan. comparto su opinión sobre Asimov, querido autor.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, claro que es apropiado. Antiguo no significa olvidado, mucho menos si es Asimov, el hombre que configuró muchos de los aspectos de mi vida intelectual. Sin duda Asimov tiene detractores, pero es un hombre que fue, entre otros, premiado con un honoris causa de letras y de ciencias a la vez, algo increíble. Fue un hombre que se adelantó 70 años a su tiempo en muchos aspectos. Puede no gustar a todos. Pero el mundo le debe mucho a Isaac Asimov. Un cordial saludo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .