“No se puede servir a Dios y al diablo” (Mateo 6:24)

“Y miré, y vi un caballo pálido; y el que estaba sentado sobre él tenía por nombre Muerte; y el infierno le seguía” (Apocalipsis 6:8).

Dentro de la larga filmografía de Clint Eastwood podemos encontrar obras de todo tipo por supuesto. Tanto en su faceta de actor, como de director, Eastwood ha creado obras de todo tipo, y aquí nos vamos a centrar en una de ellas que, personalmente, me fascinó desde la primera vez que la vi.

La película es “El jinete pálido“.

No soy un gran fanático del cine del oeste, o del “far west” como se decía en mis tiempos. Bueno, me encantaba “Los hermanos Marx en el oeste” pero creo que esa película no definiría exactamente al género. Por eso hay dos películas que me impactaron sobremanera en este género, ambas de Clint Eastwood. Una es la antes mencionada, y la otra es “Sin perdón”.

Pero, definitivamente, es “El jinete pálido” la obra definitiva ambientada en el viejo oeste para mí. Y aquí explicaré por qué.

el_jinete_palido

Leer más ““No se puede servir a Dios y al diablo” (Mateo 6:24)”

El camino a los límites del conocimiento teórico

Vamos con un nuevo artículo sobre los límites de la ciencia, que pretendemos explorar y conocer, y los límites de ciertos comentarios en  revistas y periódicos sobre la necesidad de alcanzar esos límites. Para algunos, cualquier paso en la exploración del universo es una pérdida de tiempo. Es afortunado que esa gente no tenga la última palabra. Aunque a  veces la tienen, y es entonces cuando vemos cómo se queman libros y se incendian universidades. Vamos con la primera frase:

Cualquier conocimiento, cualquiera, eleva las posibilidades supervivencia de la especie.

acelerador_cern
Imagen aérea del LHC con indicación del túnel de aceleración de los hadrones

Leer más “El camino a los límites del conocimiento teórico”

La ecuación de Drake a ojos del siglo XXI

Nota: este es un artículo que pertenece a una serie que fue publicado en una revista electrónica científica años atrás (2003-2008), donde escribía como colaborador en ciencias físicas y astrofísica principalmente. Como me ocurre siempre, cuando publico algo en una fuente externa, esta A) desaparece, B) la cierran inexplicablemente, C) los editores son secuestrados por fuerzas extraterrestres y desaparecen en un agujero negro. En este caso fue A.

Ahora he querido traer de vuelta este texto, extendido y ampliado al estilo del blog (en la revista tenía que parecer que era persona seria). Vamos pues a ello, y muchas gracias.

Hoy nos adentramos en la ecuación de Drake. ¿En qué consiste? ¿Cuál es su origen? ¿Por qué hay que replantearla a ojos del siglo XXI? Vamos a analizar estas preguntas, intentando dar respuestas que puedan aclarar el origen y la necesidad de esta interesante fórmula.

Curiosamente, cuando escribo esto (septiembre 2019), se acaba de descubrir un planeta que podría ser un hipotético y posible candidato a tener vida. Se ha detectado vapor de agua en su atmósfera, y podría tener agua líquida. Por supuesto todos estos datos hay que tomarlos con mucha precaución siempre. Podría tener vida, pero eso es solo una hipótesis que se deberá intentar dilucidar analizando la atmósfera (la atmósfera se analiza con técnicas espectroscópicas, es lo mismo que se hace con el Sol, y de hecho el helio se descubrió primero en el Sol antes que en la Tierra con esta técnica).

Pero la noticia sin duda es muy importante. Un planeta así podría contener vida orgánica. Vamos a ahondar en este tema, y su relación con la ecuación de Drake.

planeta-k2-18b-estrella-anfitriona-planeta-acompanante-1568219790646
Dibujo artístico del planeta K2-18b que podría albergar vida, junto a su estrella, una enana roja

Leer más “La ecuación de Drake a ojos del siglo XXI”

Crying in my sleep, el Art Garfunkel más íntimo

En este miércoles musical vengo con un tema de Art Garfunkel. Efectivamente, uno de los dos miembros de Simon & Garfunkel, el famoso dúo neoyorquino que tan memorables piezas nos dejó en los sesenta y setenta. Muchos recordaremos “Bridge over Troubled waters”, “Cecilia”, “I am a rock”, The boxer”, y tantos otros temas increíbles.

Pero la voz pura de Art Garfunkel también grabó algunos discos en solitario, interpretando piezas con esa voz especial y dulce que siempre fue tan personal en él. Y de uno de esos discos traigo aquí una pieza muy especial: “Crying in my sleep”.

Me gustan las canciones intimistas. Las canciones que tratan de historias sencillas, de personas sencillas, que viven emociones sencillas, puras y claras. Me gustan las canciones que explican cosas de la vida cotidiana, cosas con las que muchas veces nos sentimos identificados, porque son historias que hemos podido vivir todos en algún momento de nuestras vidas.

Hoy traigo uno de esos temas aquí, porque creo que merece la pena recordar viejos temas del pasado. Temas de calidad cálidos y reales, de un tiempo en el que la música tenía menos electrónica y efectos especiales, y más sentimientos. Canciones que han quedado para siempre en la memoria de aquellos que vivimos aquellos años impresionantes, con grupos y conciertos que fueron una era dorada de la música.

Por cierto, hago un pequeño paréntesis para agradecerles a todos ustedes el apoyo a esta página. Hemos superado ya de largo todas las visitas del pasado año 2018, pero además el contador de visitas se ha vuelto loco. Se visita de todo, pero muy especialmente los textos de filosofía y humanidades, también fragmentos de las obras y descargas de los libros gratuitos. Eso es algo maravilloso que les agradezco de todo corazón. A todos ustedes, muchas gracias.

Demanda de empleo: se buscan utopías

from even to earth, it doesn't stop surprinsing. #portugal #lisbon

Hola a todos y a todas.

Soy albañil. Albañil de sueños. Busco trabajo.

Me ofrezco para derribar muros y construir puentes. El 95% por ciento considerará esta demanda como utópica.

Hago una llamada a ese cinco por ciento de utopías restantes, para construir un mundo para el cien por cien de la humanidad. Para los utópicos. Y para los que no lo son, con la esperanza de que un día lo sean.

Hemos construido tantos muros, muros tan altos, muros tan fríos, que hemos olvidado cómo son los rostros de nuestros hermanos. Hemos derribado tantos puentes, que casi no queda lugar en nuestro suelo para construir un nuevo futuro.

Soy albañil. Albañil de sueños. Construyo puentes. Pero necesitamos mil manos. Diez mil manos. Un millón de manos.

Por favor. Aún queda una oportunidad de alcanzar las estrellas. Todos juntos. Porque todos nacemos con la luz de las estrellas o del Sol, que es una estrella. Y somos demasiados los que morimos detrás de muros que ocultan la luz de esas estrellas.

Un poco de esfuerzo. Algunos ladrillos. Y una gran cantidad de sueños. Y romperemos los muros. Y, con los restos, construiremos un puente. Un puente que llegue a las estrellas. Que dé una oportunidad a cada alma de la Tierra.

Las utopías hacen sonreír a muchos hombres y mujeres en este planeta. El día que ellos sean también utopía, viajaremos a las estrellas.

Seremos estrellas.

La gran mentira de la computación cuántica

Nota: las palabras “computadora” y “ordenador” se usan indistintamente.

Seguimos con nuestra serie de artículos “la gran mentira”, donde descubrimos tecnologías y teorías que, siendo posibles en un futuro, sin embargo se usan hoy en día para plasmar, por parte de empresas e instituciones muy heterogéneas, una imagen de modernidad, de bucear en la cresta de la tecnología y la ciencia.

En el anterior artículo, “la gran mentira de la inteligencia artificial“, ya destaqué cómo se estaba haciendo un uso negativo de esta terminología, asignando a las máquinas y algoritmos propiedades que nunca han tenido, ni pueden tener en el contexto actual. Ahora ha aparecido un artículo que nos dice que el 40% de esas empresas usan la “IA” como un simple pretexto para sus negocios. Es decir, que son, lisa y llanamente, un fraude.

En este artículo vamos a ver un ejemplo muy concreto sobre el mal uso y manipulación de la terminología relacionada con la computación cuántica. Pero, antes que nada, ¿qué es la computación cuántica?

Quantum_Computer

Leer más “La gran mentira de la computación cuántica”

El hombre del sombrero de ala ancha

Tiene usted setenta años. Afortunadamente se encuentra bien, fuerte, con energía. Pero tiene usted setenta años. ¿Cuántos le quedan de vida? ¿Cinco? ¿Veinte? Es evidente que no mucho más, en la mayoría de los casos.

Usted tiene dinero, el suficiente para vivir bien, incluso con algunos lujos.

Un día llaman a la puerta. Alguien aparece. Es un hombre de unos cincuenta años, con un traje que no se ajusta bien, una corbata ridícula, y un sombrero de ala ancha totalmente fuera de lugar. Pero sonríe, y le dice que no vende seguros.

Vende futuro. Un futuro para usted. Y para su pareja, si es que la tiene.

shadow-hat-man

Leer más “El hombre del sombrero de ala ancha”