Universo cuántico y guiones intemporales

Una de las más famosas anécdotas de la física del siglo XX es la que tiene que ver con la disputa entre Albert Einstein y Niels Bohr sobre la naturaleza probabilística de la mecánica cuántica. Básicamente, esta premisa nos dice que, en el universo cuántico, no podemos conocer un sistema de forma completa, con información precisa de la posición y velocidad de las partículas. Existen unos límites claros, y demostrables, que fueron explicados por el físico alemán Werner Heisenberg a mediados de la década de los veinte, en el siglo XX.

Einstein se resistió siempre a esta idea, y desarrolló con otros dos físicos el famoso experimento EPR, por sus autores, Einstein, Podolsky, y Rosen, que pretendía demostrar que la mecánica cuántica, en su formulación literal, era una teoría incompleta, y que los valores probabílisticos de lo que se llama la función de onda, es decir, los valores que puede obtenerse de una partícula, son arbitrarios por una deficiencia de la teoría. Curiosamente, EPR sirvió para afianzar más la teoría de la mecánica cuántica. Einstein solía decir que “Dios no juega a los dados”, en alusión a que el universo no es probabilidad. Se dice que Bohr le terminó diciendo en una ocasión “no le digas a Dios lo que tiene que hacer con el universo”.

quantum_pattern_1024

Leer más “Universo cuántico y guiones intemporales”

Anuncios

La última civilización en la Tierra

Vivimos un mundo de rapidez e inmediatez. El mundo parece haberse puesto de acuerdo en que se ha de consumir todo tipo de productos, sean alimentos, ideas, y actividades, de una forma rápida y constante. La noticia que tiene veinticuatro horas es antigua. La que tiene una semana es historia. La que tiene un mes, es prehistoria. Rápido, rápido, la nueva tendencia, la última idea absurda, la última película o libro, que son superados por veinte películas o libros a la semana siguiente.

Las novedades literarias en papel tienen una vida de quince días. Los nuevos temas musicales duran un mes como máximo. La gran idea que cambiará el mundo y con la que abren todos los periódicos es obsoleta en una semana. Cualquier artículo de un blog dura entre veinticuatro y cuarenta y ocho horas como referente. Luego pasa al cajón del olvido para siempre. Muchos son los que ven películas o escuchan podcasts a velocidades superiores para poder ver más contenido en menos tiempo. Los individuos son viejos a los treinta y cinco años, y a los cincuenta son dinosaurios. La civilización actual vive en un presente continuo, donde el pasado no solo no importa; se desprecia constantemente por antiguo y obsoleto.

sala-karnak
Dioses y faraones inmortales, enterrados en las arenas para siempre

Leer más “La última civilización en la Tierra”

Apolo XI, jugando con la muerte al 50%

El jueves 11 de octubre de 2018 se estrena en España “First Man” (Primer hombre), película que trata sobre la llegada del hombre a la Luna, la carrera espacial de los años sesenta, centrándose sobre todo en el primer hombre que pisó la Luna: Neil Armstrong. Evidentemente allí estaré yo para ver la película, con mi vaso de plástico de tres litros de Cocacola, dos kilos de palomitas, y una sonrisa infantil de niño ilusionado. La verdad es que hacía tiempo que no tenía tantas ganas de ir al cine.

Veremos si la película llega al nivel de la maravillosa “Apollo XIII”, película que narra la misión a la Luna que estuvo a punto de fracasar, y que, como dijo el director del Centro Espacial de la NASA, “fue nuestro mejor fracaso”, en el sentido de que la misión fue terriblemente mal, pero donde se salvaron la vida de los tres astronautas gracias a la pericia de los miles de ingenieros en tierra, y de los tres astronautas de la misión. Ahora mande usted a un turista a la Luna para que haya un problema, como pretende Elon Musk (insisto: un turista, sin tripulación). Las cosas no son tan sencillas señor Musk; en el espacio nadie puede oír tus gritos, y mucho menos los insultos del turista si algo se tuerce. No llame al 911 si se queda en la Luna; no han abierto servicio allá todavía.

 

Apollo_11_insignia
El parche de la misión Apolo XI

Leer más “Apolo XI, jugando con la muerte al 50%”

Más allá de la Teoría de Cuerdas

Una nueva entrada sobre la teoría de cuerdas en La leyenda de Darwan. Algunos dirán que estoy obsesionado con esta teoría. No es así; estoy obsesionado con la pérdida de recursos humanos y técnicos cuando de ciencia se trata. Y la teoría de cuerdas es la mayor falacia que hemos visto en ciencia desde el origen de los tiempos. Pero algunos se resisten a abandonar esta teoría, e incluso se atreven a negar hechos probados para poder seguir dando soporte a ideas totalmente superadas. Y eso, creo, debe explicarse y aclararse.

El caso es que estaba la otra tarde realizando un trabajo que requería toda mi atención y concentración, cuando escuché a lo lejos una televisión, en la que estaban emitiendo un capítulo de “The Big Bang Theory”. En el mismo, Sheldon Cooper, el alocado físico teórico, decía que estaba decepcionado con la teoría de cuerdas. Pensé en ello, y en escribir algo sobre el tema. Así que saqué el disco del FIFA del lector de discos, apagué la Playstation, y me puse a escribir este artículo. De todas formas iba perdiendo 2-0, así que tampoco fue tan grave.

Yo estoy de acuerdo con Sheldon Cooper y su frustración con la teoría de cuerdas. Personalmente llevo treinta años decepcionado con la teoría de cuerdas y sus postulados. Por lo que creo que nunca es tarde para reaccionar ante un desastre como una teoría que durante cincuenta años ha viajado de un punto muerto a un punto vacío. Incluyendo la llamada “primera revolución de las cuerdas” en los ochenta, y la “segunda revolución de las cuerdas” de los noventa, con el desarrollo de la Teoría M y la idea de las branas cósmicas, esas gigantescas estructuras bidimensionales que van chocando con los universos, como un conductor novel se va chocando con las columnas de su garaje.

Abrí el Google para buscar información reciente sobre la teoría de cuerdas. Filtré para que solo aparecieran datos del último mes. Y surgió un vídeo de Youtube muy interesante. Ese vídeo, que he colocado al final de esta entrada, y que recomiendo por su gran valor didáctico, me inspiró para escribir esta entrada.

600px-Calabi-Yau-alternate
Estructura de Calabi-Yau, un modelo fisico-matemático de plegamiento del espacio-tiempo en diez dimensiones físicas y una temporal. La teoría de cuerdas se basa en este modelo para su desarrollo

Leer más “Más allá de la Teoría de Cuerdas”

Cosmología: cuando un titular tendencioso guarda un tesoro

Cada semana podemos encontrar, sobre todo en las redes sociales, fantásticas noticias sobre increíbles descubrimientos en el campo de la ciencia. Descubrimientos que dejarán obsoletas las ideas que hasta ahora teníamos sobre distintas materias, como el universo, la vida, etc. Son noticias que aparecen con titulares sonoros como “Einstein estaba equivocado”, “Una nueva idea en física deja obsoleta toda la mecánica cuántica” o “increíble avance permitirá la inmortalidad en cincuenta años”.

Luego, se entra en el detalle de la noticia, y poco o nada se encuentra de ese titular. Es el famoso “clickbait”, término inglés para indicar un titular que lo que pretende es enganchar al lector para que haga click en el enlace, y traerlo a la página, aumentando las visitas y los ingresos publicitarios. Muchas de esas páginas ponen cuatro notas sobre la noticia, y luego se ve que están repletas de publicidad, mucha de ella engañosa o con noticias falsas. Una publicidad que analiza la ip del lector, y si el lector está en Madrid, la noticia dirá “Este juego está arrasando en Madrid”. Si el lector está en Sevilla dirá lo mismo pero de Sevilla.

Lo más triste de este escenario es que revistas científicas importantes, como American Scientific, se apunten a esta estrategia. En un mundo donde la ciencia se está convirtiendo en una carrera por obtener ingresos rápidos para mantener las revistas del sector mediante publicidad y trucos como el clickbait, los científicos serios y rigurosos tienen muy pocas posibilidades de hacer carrera. Si una investigación requiere de diez años, los inversores quieren que en un año ya haya resultados directos. La ciencia no funciona así. Los avances científicos no se aceleran por mucha publicidad que se introduzca en una web. La ciencia está siendo vendida a un modelo de negocio rápido y completamente basado en titulares espectaculares y en trucos de circo baratos.

Y, lo más curioso, es que la noticia llamativa guarda otra, de carácter impresionante, de la que nadie habla. Vamos a verlo.

colision_estrellas_neutrones

Leer más “Cosmología: cuando un titular tendencioso guarda un tesoro”

Un universo que no conoce el tiempo

El mundo de las ciencias físicas tiene nombres que resuenan de forma sólida y marcada. Nombres como Einstein, Bohr, o Hawking son muy populares. Pero existe una capa de físicos cuyos nombres son mucho menos populares, sobre todo si hablamos de científicos actuales.

Uno de ellos es Lee Smolin, brillante físico teórico, y uno de los padres de la gravedad cuántica de bucles, una teoría alternativa a la caduca y ya vencida teoría de cuerdas. Precisamente Smolin fue un ardiente crítico de la teoría de cuerdas, cuando casi todo el mundo la apoyaba casi incondicionalmente, y fue atacado duramente por ello. Escribió un libro que reseñé aquí, “Las dudas de la física en el siglo XXI“, que cuando lo leí me pareció asombroso y sorprendente en sus ideas y planteamientos. Es un libro que sigue estando de plena actualidad, y en donde sus pronósticos y planteamientos se han ido haciendo realidad con los años.

A Smolin algunos lo definen como el Einstein no reconocido del siglo XXI. Yo estoy de acuerdo con esa afirmación. Personalmente creo que su personalidad, su claridad de ideas, y su perfecta y rigurosa visión del universo se pueden verificar en esta entrevista que le hicieron en su día.

LeeSmolinAtHarvard
Lee Smolin

Leer más “Un universo que no conoce el tiempo”

Elon Musk: historia de una caída (II)

El pasado abril de 2017 escribí una entrada sobre la caída de Elon Musk. Una caída del pedestal de glorificación en el que se encontrado durante años, y una caída sobre su papel como salvador de la humanidad, que se ha otorgado a sí mismo en base a promesas incumplidas en la gran mayoría de ocasiones. O que, cuando se han cumplido, ni él mismo las ha creído, ni han tenido continuidad. Cantos de sirena que han servido para atraer a masas enfervorecidas, que luego han dejado un enorme y profundo silencio. He pensado en escribir una segunda parte, donde las cosas, desgraciadamente, no han ido a mejor, sino todo lo contrario, y muy a mi pesar. Pero debo decir que no me sorprende en absoluto.

Es muy importante para mí que quede claro que yo no tengo nada contra Elon Musk. Me limito a sacar a la luz su megalomanía exultante, sus neurosis casi infinita, y su afán de protagonismo, que le llevan constantemente a querer ser el centro de la atención mundial, y a hallarse en medio del foco mediático. Algo que consume literalmente a cualquier ser humano, sobre todo cuando se ha erigido en defensor del futuro de la humanidad en base a promesas vacías y estériles. ¿A qué empresario se le permitiría tener una empresa como Tesla, que durante quince años no ha dado beneficios? A Elon Musk, porque es Elon Musk. Pero incluso los dioses tienen límites, pueden enredarse en el poder que les han otorgado los mortales, y pueden alcanzar fronteras que nunca podrán superar.

elon_musk
Elon Musk

Leer más “Elon Musk: historia de una caída (II)”