Primera Conferencia Presentación Proyecto Hipatia

Tal como comenté en la anterior entrada, donde explico los objetivos y naturaleza del Proyecto Hipatia, traigo aquí el primer vídeo con la presentación de los objetivos de esta idea, y en donde se detallan los aspectos generales del proyecto. Podemos ver al comienzo la Estación Espacial Lorine, donde se encuentra la Sala Hipatia, lugar principal donde se darán las conferencias, aunque habrá otros escenarios, donde se van a comentar las diferentes ramas de la ciencia, el arte y las humanidades que se van a tratar.

También conocemos en este vídeo a Sandra, que en la sala se encuentra de pie, a mi derecha. Ella colabora gustosamente, siempre que su perfil en las presentaciones sea bajo, no en vano es un androide de infiltración, y no gusta de protagonismo. Pero si nueve de los libros de la Saga Aesir-Vanir la tienen a ella como protagonista, creo que su presencia está más que justificada.

conferencia01
Sala de conferencias Hipatia

Leer más “Primera Conferencia Presentación Proyecto Hipatia”

Anuncios

Las Tres Leyes no funcionan, y nunca lo harán

He hablado recientemente de la falacia de la robótica, y de la inteligencia artificial, como argumentos que se pretende usar para un futuro de máquinas inteligentes y autosuficientes, capaces de tomar decisiones, y, por lo tanto, moralmente responsables de sus actos. Un argumento que, como ya expliqué en esos dos textos, carece de valor.

Pero sigo encontrándome textos fantásticos y llenos de argumentos, explicando las presuntas responsabilidades que los robots tendrán cuando sean autónomos. Que, de hecho, ya lo son, en muchos sentidos, no en el principal: el de disponer de conciencia, y de una moral y ética que les permita poder responsabilizarse de sus propios actos.

Mientras ese momento no llegue, tendremos que entender que los robots, por muy sofisticados que sean, seguirán siendo máquinas, instrumentos, y responsabilidad de la humanidad.

isaac-asimov
Isaac Asimov, creador de las Tres Leyes de la Robótica

Leer más “Las Tres Leyes no funcionan, y nunca lo harán”

IFT y modelos de unificación: una explicación

En el mundo de la física moderna, el problema de las GTU (Gran Teoría Unificada) es uno de los mayores retos a los que se enfrenta la física teórica desde hace setenta años. Por GTU se entiende una teoría que englobe la mecánica cuántica y la relatividad general. Ambas son grandes éxitos en sus respectivos campos, pero ambas disponen de límites, y combinarlas es hoy por hoy imposible. Precisamente el CERN en Ginebra se ha puesto en marcha de nuevo para seguir con los trabajos de investigación en física de altas energías.

Se han llevado a cabo intentos de crear una GTU convincente, como la teoría de cuerdas, o la gravedad cuántica de bucles, entre otras, pero ninguna ha podido llegar a dar una solución final para poder combinar las cuatro fuerzas conocidas. Aunque, no lo olvidemos, la gravedad no es en realidad una fuerza, sino una distorsión del espacio-tiempo, algo que definió Einstein con la teoría general de la relatividad.

De todo esto se habla en el nuevo vídeo del Instituto de Física Teórica, que en un nuevo trabajo nos presenta el concepto fundamental de la GTU: una teoría que unifique todas las fuerzas en una sola, porque, en realidad, las cuatro fuerzas son distintas expresiones de una sola entidad, que se expresa como cuatro distintas a bajas energías.

Pero, a altas energías, como aquellas que se dieron durante el inicio del universo, todas las fuerzas se unifican. Y este carácter unificador es una de las premisas de las ciencias físicas modernas, tal como se vio con el electromagnetismo de Maxwell, o con el modelo electrodébil de Sheldon Lee Glashow, Abdus Salam y Steven Weinberg. Por cierto, la teoría de cuerdas nació como parte del modelo electrodébil en los años ochenta. Pero esa, como suele decirse, es otra historia.

Como siempre, otro vídeo muy didáctico del IFT, que nos adentra en un tema apasionante, del que hablaremos mucho más en el futuro. Porque, no lo olvidemos: si se desarrolla una GTU completa, podremos tener un conocimiento del universo varios órdenes de magnitud mayor que con las teorías actuales. Y eso puede abrir puertas a nuevas e inimaginables posibilidades, para la ciencia en particular, y para el ser humano en general.

 

“Principios de física absurda” en abril 2018

Hace tres años publiqué un libro de ensayos sobre ciencia que denominé “Gotas de ciencia”. Luego publiqué un conjunto de ensayos sobre literatura (Escritores: 12 consejos a olvidar y tres historias desesperadas), y ahora vuelvo a la carga con un tercer libro de ensayos científicos:

“Principios de física absurda”.

Este libro estará disponible a mediados de abril de 2018.

Si el anterior libro trataba aspectos de ciencia actual y verificada, aquí ya pierdo completamente la cabeza y el sentido de la realidad, y me dedico a imaginar posibles escenarios de la física futura. Este libro, prohibido en todas las facultades de física de la Tierra, introduce las ideas que uso en los libros de ciencia ficción, explicando los detalles de los que hago uso para narrar aspectos científicos futuristas. Vida casi inmortal, almacenamiento de la vida, viajes hiperlumínicos, comunicaciones hiperlumínicas, armas avanzadas, robótica, inteligencia artificial, metaversos, y otras locuras diversas.

Por supuesto, este libro no ha de considerarse científico, ni siquiera ha de considerarse serio. Ni yo debo ser considerado en serio,  si a eso vamos. Este libro simplemente pretende imaginar escenarios futuristas, posibilidades prácticamente imposibles, y tecnologías que, quizás, algún día podrían ser reales, con ese “quizás” realmente remoto.

Pero se trata de imaginar. Se trata de soñar. Se trata de plantear futuros posibles. Se trata, en definitiva, de crear ideas, que no por absurdas puedan, algún día, ser reales de un modo u otro, probablemente muy distinto del aquí explicado.

Este libro existe porque ustedes, los lectores, se han interesado en estos temas, por lo que son ustedes los responsables de que este libro exista. Así que, si hay que buscar culpables, les diré a los jueces que fueron ustedes, y yo huiré a alguna isla desierta. O casi desierta, espero que tenga un bar al menos.

Muchas gracias por su apoyo, y por animarme a escribir estas locuras, que conforman este nuevo libro. Yo me divierto escribiendo, y espero que ustedes lo hagan leyéndolo.

En cualquier caso, este es un ejercicio de imaginación que pretende hacer pasar un rato divertido y agradable al lector, y no pretende sentar ninguna base de nada. Para eso está la ciencia real, y los científicos. Pero hay que divertirse imaginando futuros increíbles con la ciencia. Y de eso trata este libro. Muchas gracias.

portada_fisica_absurda
Mediados de abril 2018 en Amazon

La gran mentira de la inteligencia artificial

En pleno siglo XXI, la información es poder. Este principio, que ha sido válido siempre, ahora es un aspecto fundamental de la vida de cada ser humano. Paradójicamente, el conocimiento se obtiene mediante la transferencia de datos a eso que hoy en día se llama “big data”, concepto que, en realidad, es muy antiguo, aunque este nuevo nombre le da un carácter de novedoso. Porque, no lo olvidemos: si queremos presentar una idea como nueva, nada como inventar un nombre sonoro y espectacular. Uno de esos nombres que hoy en día visten todo es el de la “inteligencia artificial” (IA). Si no tiene IA, no es útil.

Cada vez más, empresas y organizaciones de todo tipo se visten con el anagrama “Yo trabajo en inteligencia artificial” o “mis productos incorporan inteligencia artificial”. Los periodistas nos hablan de que la inteligencia artificial está aquí para quedarse, y si algo no incorpora ese argumento se entenderá desfasado e inútil.

Bien, pues hoy traigo una mala noticia. La mala noticia es:

Frase corta: la inteligencia artificial no existe.

Frase larga: la inteligencia artificial es un conjunto de técnicas, basadas en hardware y software, que emplean algoritmos basados en lo que se conoce como redes neuronales, y que pretenden simular el funcionamiento del cerebro humano. Claro que nadie sabe cómo funciona realmente la conciencia en el ser humano, y nadie se pone de acuerdo en qué es exactamente inteligencia. Hace un tiempo se hablaba de inteligencia emocional, antes se hablaba del coeficiente intelectual, y mañana se hablará de cualquier otro invento que permita vender ideas y productos. Vamos pues a ver por qué no podemos hablar de inteligencia artificial, en el actual estado de las cosas.

IA-01

Leer más “La gran mentira de la inteligencia artificial”

Transformaciones de Lorentz y rotaciones espaciotemporales

Y vamos con un nuevo vídeo del Instituto de Física Teórica (IFT) que personalmente me ha encantado, y que creo es muy didáctico y ameno. En este caso, el director del mismo, tras un saludo por haber alcanzado una cuota de seguidores muy importante, y tras una pregunta que le hacen sobre si el tiempo es la “cuarta dimensión”, nos hablará de rotaciones espaciotemporales, y del nombre técnico que está asociado a dicha propiedad: las transformaciones de Lorentz. Todo ello forma parte del corazón fundamental de la teoría especial de la relatividad de Einstein.

Uno de los aspectos más llamativos de la teoría especial de la relatividad, aquella que publicó Albert Einstein en 1905, es que se basa en solo dos premisas básicas:

  1. Las leyes de la física son invariantes en todos los sistemas inerciales.
  2. La velocidad de la luz en el vacío es la misma para todos los observadores independientemente de su velocidad con respecto a la luz.

lorentz

Leer más “Transformaciones de Lorentz y rotaciones espaciotemporales”

Muere Stephen Hawking a los 76 años

Hoy me levanto consternado con la noticia de la muerte de Stephen Hawking. Su estado de salud siempre fue delicado, pero aquellas previsiones de vida iniciales que le dieron por su enfermedad quedaron en nada, ante su asombroso paso por la vida, y su energía constante y vital.

En cualquier caso, Hawking es ya uno de los hombres más importantes de la historia de la ciencia, pero también, sin ninguna duda, de los más importantes en el campo de la superación, del desempeño, y de la lucha frente a la adversidad. Un ejemplo de trabajo y de fuerza vital para romper con todos los cánones establecidos de la medicina, y de la vida.

Ese es, sin ninguna duda, el mayor legado que nos deja Stephen Hawking, desde el punto de vista humano. Desde el punto de vista científico, importantísimos logros, como la radiación Hawking, y libros que motivaron a millones de personas, entre ellos a mí, como “Historia del tiempo” que fue revolucionario, y fue uno de los libros que me abrió la mente al universo y al tiempo. Recuerdo todavía perfectamente el día que lo compré, y la emoción de llegar a casa para comenzar a leerlo.

Algunos se preguntan por qué no tiene un premio Nobel. Los Nobel se dan cuando una teoría puede verificarse. Sus estudios son tan avanzados que no han podido ser demostrados todavía. Pero es muy probable que muchos de sus grandes logros se verifiquen como ciertos, porque tienen una base teórica muy sólida. En cualquier caso, esa es una anécdota en su vida frente a la inmensidad de sus logros.

Dejo a continuación un enlace que escribí sobre Stephen Hawking en su 75 aniversario. También lo he referenciado en bastantes artículos sobre sus ideas revolucionarias. Descanse en paz este gran científico, y este gran humanista. Nunca te olvidaremos.

stephen_hawking
Hasta siempre Stephen