E.L.P. y el advenimiento del Minimoog

Los años sesenta supusieron una revolución en la música como no se había visto desde la llegada de Mozart al panorama de la composición. Pero, a finales de aquella década, los modelos y patrones para nuevos sonidos se habían agotado. Bajo, batería, guitarra, piano, y órgano (el famoso Hammond, wah wah wah…), eran ya demasiado recurrentes. Algo de trompeta, de saxo, o trombón por supuesto, en el jazz y otras corrientes. Pero el sonido en el rock no acostumbraba a tener viento metal.

Sin embargo, en aquellos años aparecía una nueva dimensión del sonido, propulsada por la llegada de la electrónica. La analógica por supuesto. Lo digital aún quedaba lejos. Con esa tecnología se construyeron los primeros sintetizadores, instrumentos programables con cables conectados a placas para crear sonidos increíbles, profundos y espesos.

Pero esos teclados eran carísimos y pesados. Solo unos pocos podían permitírselo. Así que, visto el panorama, a alguien se le ocurrió una brillante idea: crear un teclado sintetizador bueno, bonito, barato, y portátil, capaz de ir a conciertos. ¿Estás loco amigo? le dijeron. A ese hombre, un tal Robert Moog, no le preocupaban las críticas. Se puso manos a la obra, y creó el Minimoog. El primer sintetizador con un precio accesible.

Minimoog
El Minimoog original, una maravilla de los setenta.

Leer más “E.L.P. y el advenimiento del Minimoog”

Cuando un amigo es un puente para la eterna amistad

Cuando se acumulan los años, se acumulan los recuerdos que hemos vivido durante tantos y tantos momentos de nuestras vidas. No nos mata la vejez; tampoco nos mata la muerte; nos mata el peso de las memorias que transportamos en nuestras desvencijadas almas.

Dicen que la vejez es sabiduría; es posible que ocurra así, a veces. No siempre. Pero la vejez es una fuente de poder inmensa para quien la sabe gestionar, tratar, y convertir en equilibrio, paz, y concentración para poder disfrutar cada momento del día y la noche.

Los recuerdos pueden envenenarnos, hasta convertir nuestra mente en una perfecta locura. Tenemos que domar nuestro pasado para poder construir nuestro futuro.

Mientras los años se acumulan en nuestra piel, tenemos que aprender que lo que perdemos en vigor físico lo ganamos en vigor mental. Y que no es el cuerpo el que mueve el universo, sino la mente. Por lo tanto, la vejez es un camino al poder, al conocimiento, y a la búsqueda de La Verdad, sea esta Dios, el Universo, la Ciencia, o cualquier otra combinación que cada uno se quiera crear en su interior.

Y, en ese camino, recordamos, con cariño, a aquellos amigos que quedaron atrás. Que se fueron, que nos lo dieron todo, y que no volverán. Pero que llevamos en nuestras almas con orgullo, y con una sonrisa que nunca terminará.

make-friends

Leer más “Cuando un amigo es un puente para la eterna amistad”

Astronáutica: sí se podrá viajar a las estrellas

Dirá usted qué hace alguien como yo, un simple informático de tercera regional, poniendo en duda los comentarios de un brillante físico galardonado con el premio Nobel. Y tendrá usted razón: yo no dispongo de los conocimientos ni aptitudes de ese genio que es Michel Mayor, astrónomo suizo galardonado en 2019 con este prestigioso premio.

Sin embargo, por mucho que lo intento, no puedo estar de acuerdo con el señor Mayor cuando dice que no se podrá viajar a planetas extrasolares. Atención a esto porque algunos medios de comunicación han dicho “planetas” indicando Marte por ejemplo. A Marte se ha viajado ya, con sondas, y se supone que irán seres humanos dentro de unas décadas. El señor Mayor se refiere a planetas de otras estrellas.

¿Tiene argumentos Mayor para apoyar su afirmación? Muchísimos argumentos. ¿Tengo yo argumentos para intentar refutar su afirmación? Prácticamente ninguno. Entonces, ¿por qué mi osadía? Es muy sencillo. Por dos razones: la primera, porque no hemos dicho la última palabra en física teórica, ni mucho menos. La segunda, porque, si algo caracteriza al ser humano, es por hacer realidad aquello que se dice imposible. Pero vamos a verlo con más detalle.

Prometheusship
La nave Prometheus de la película del mismo nombre.

Leer más “Astronáutica: sí se podrá viajar a las estrellas”

Crying in my sleep, el Art Garfunkel más íntimo

En este miércoles musical vengo con un tema de Art Garfunkel. Efectivamente, uno de los dos miembros de Simon & Garfunkel, el famoso dúo neoyorquino que tan memorables piezas nos dejó en los sesenta y setenta. Muchos recordaremos “Bridge over Troubled waters”, “Cecilia”, “I am a rock”, The boxer”, y tantos otros temas increíbles.

Pero la voz pura de Art Garfunkel también grabó algunos discos en solitario, interpretando piezas con esa voz especial y dulce que siempre fue tan personal en él. Y de uno de esos discos traigo aquí una pieza muy especial: “Crying in my sleep”.

Me gustan las canciones intimistas. Las canciones que tratan de historias sencillas, de personas sencillas, que viven emociones sencillas, puras y claras. Me gustan las canciones que explican cosas de la vida cotidiana, cosas con las que muchas veces nos sentimos identificados, porque son historias que hemos podido vivir todos en algún momento de nuestras vidas.

Hoy traigo uno de esos temas aquí, porque creo que merece la pena recordar viejos temas del pasado. Temas de calidad cálidos y reales, de un tiempo en el que la música tenía menos electrónica y efectos especiales, y más sentimientos. Canciones que han quedado para siempre en la memoria de aquellos que vivimos aquellos años impresionantes, con grupos y conciertos que fueron una era dorada de la música.

Por cierto, hago un pequeño paréntesis para agradecerles a todos ustedes el apoyo a esta página. Hemos superado ya de largo todas las visitas del pasado año 2018, pero además el contador de visitas se ha vuelto loco. Se visita de todo, pero muy especialmente los textos de filosofía y humanidades, también fragmentos de las obras y descargas de los libros gratuitos. Eso es algo maravilloso que les agradezco de todo corazón. A todos ustedes, muchas gracias.

Sheryl: debes temer a la oscuridad

Ya está a la venta el nuevo disco “Threads” de Sheryl Crow, que muchos clamamos como merecedor de uno o dos Grammys por lo menos. Claro, somos fans incondicionales de la artista. Pero, ¿tenemos alguna base para ello?

Yo creo que sí. Aunque Sheryl es compositora, suele hacer versiones, y ahora ha preparado una de “Beware of Darkness” (cuidado con la oscuridad), uno de los temás más emblemáticos y míticos del disco triple de George Harrison, y una verdadera obra maestra. Una pieza de la que me enamoré cuando la escuché por primera vez en aquel lejano 1970, y que me sigue enamorando ahora.

SherylCrow.062317
Sheryl Crow en una imagen reciente

En esta pieza Sheryl toca junto a Brandi Carlile, Sting y Eric Clapton, que se encarga del solo. Se da la curiosidad de que Eric Clapton ya tocó este tema con George Harrison en el concierto por Bangla Desh de 1971.

Sin duda, un nuevo disco gigantesco de Sheryl. Y sigue rechazando mis proposiciones de matrimonio. La vida es dura.

Disfruten de la música, y feliz septiembre.

May it be, la voz de Irlanda es Enya

Sigo atentamente, con interés, y con preocupación, todo lo relacionado con el famoso Brexit, la salida del Reino Unido de Europa. Ya he hablado de ello en otras ocasiones. No lo haré ahora, en todo caso cuando todo vaya a explotar, como parece que va a suceder, y como predije que ocurriría cuando hice mi primera entrada sobre este tema.

Me preocupa a todos los niveles, pero sobre todo a nivel humano. Esa idea enfermiza de que Europa es el demonio, cuando no es más que una organización política y económica. No es perfecta, pero es mejor que andar organizando guerras. ¿Sabe usted cuántas guerras ha habido en Europa en los últimos 500 años? Demasiadas, puede estar seguro. Prefiero una organización corrupta pero que mantiene en paz al continente que cualquier guerra, por pequeña que sea.

enya

Leer más “May it be, la voz de Irlanda es Enya”

Cuando es Dios quien roba partituras inmortales

Miércoles musical, que hace tiempo que lo tenía abandonado. Vamos entonces a ello.

Helen Parker, personaje de “La leyenda de Darwan”, dice en una ocasión:

“Nunca he creído en Dios, excepto cuando escucho a Mozart”.

Y es cierto. Mozart tiene la extraña propiedad de hacernos ver la luz, el amor, la verdad absoluta, aunque también nos puede traer la noche, el frío, y el dolor más poderosos. Fue probablemente el mayor genio musical de la historia, un loco imprescindible y absurdo que no necesitaba conectar con Dios para crear sus piezas, porque era el mismo Dios el que le robaba a Mozart sus partituras, para escucharlas en secreto en su Reino Celeste.

mozart

Leer más “Cuando es Dios quien roba partituras inmortales”