Aram Khachaturian: Lullaby

En mi constante afán por traer piezas musicales poco conocidas a este blog, pero que me parecen dignas de ser escuchadas y disfrutadas, hace un tiempo traje, del compositor armenio Aram Khatchaturian, el Ballet Suite de Gayane (que se interpreta en la escena de la nave que va a Júpiter en la película “2001: una odisea del espacio”).

Hoy quisiera mostrarles otra magnífica obra de Aram Khachaturian, cuyo nombre ha quedado enterrado en los flecos de la historia de la antigua Unión Soviética, y no son muchos los que conocen sus trabajos, aunque en Armenia sea sin duda un nombre muy popular.

jachaturian_3

Leer más “Aram Khachaturian: Lullaby”

No estás sola; alguien te ama en la ciudad

La pieza musical de esta semana viene de la mano, y la voz, de Miguel Ríos, uno de los cantantes y compositores más conocidos en las décadas de los sesenta a los noventa del siglo XX, y también la primera década del siglo XXI.

Miguel Ríos es alma pura del rock & roll en España, y sus conciertos, sobre todo en las décadas de los ochenta y noventa, fueron realmente espectaculares. No olvidemos su álbum doble en directo “Rock & Ríos” que se convirtió en un superventas, con clásicos irrepetibles. Yo lo escuché hasta romper la aguja y rayar los discos de vinilo.

Pero hoy traigo una pieza de estudio que me parece maravillosa: “No estás sola”, del álbum “El rock de una noche de verano”. Esta pieza nos introduce al calor de una radio nocturna, donde la gente llamaba y explicaba sus miedos, sus temores, sus sueños.

Lo recuerdo muy bien: con la radio portátil, o con los auriculares, escuchábamos aquel programa donde, entre distintas piezas musicales, la gente llamaba para cualquier cosa. Para contar sus desamores, para pedir ayuda, para lanzar una voz desesperada a la noche. Una voz que buscaba respuestas en las ondas, y que encontraba en la radio un faro donde reflejar toda su vida.

radio_night

Leer más “No estás sola; alguien te ama en la ciudad”

The Cranberries, imaginación al poder

Hace mucho tiempo que no traigo a este blog un poco de música. Normalmente suele ser el miércoles, pero, ¿qué día no es bueno para la música?

Siguiendo mi línea de locura con el libro y su finalización, hoy quiero recordar a un grupo irlandés maravilloso de los noventa, The Cranberries, que tenía en Dolores O’Riordan su voz y su personalidad. Con “Zombies” lograron un éxito inusitado, en un vídeo que trata el doloroso y terrible tema del grupo terrorista IRA y la lucha en Irlanda del Norte. Una lucha que acabó con los acuerdos de Viernes Santo, y que amenaza con volver por el Brexit.

Pero en estos tiempos difíciles de coronavirus y problemas complejos, quisiera traer un tema mucho más tranquilo, que habla de la imaginación, y de cómo esta nos transporta a todo tipo de mundos insospechados. Para los amantes del arte y la literatura la imaginación es nuestro barco eterno al infinito. Y, por ello, creo que esta canción nos cuenta algo muy importante: usemos la imaginación para crear mundos increíbles, maravillosos a veces, otras veces muy duros, pero siempre apoyados por nuestros sueños.

A mediados de los noventa monté un dúo con una cantante y guitarrista, y cuya voz era sin duda muy semejante a la de Dolores O’Riordan. Enamorada de Cranberries, me transmitió su amor por este grupo. Yo le di algunas clases de inglés y de acento para que perfeccionara ese estilo tan personal de la cantante de Cranberries, muy típico de su ciudad. Lograba parecer realmente la cantante de Cranberries, era increíble lo bien que lo hacía.

Tengo un CD con alguna maqueta de estudio de grabación por ahí con algunas composiciones que hicimos juntos. A ver si un día lo busco y lo pongo aquí. Siempre le agradeceré que me transportara al mundo de Cranberries. Eso, y los buenos momentos que pasamos durante interminables ensayos y conciertos. Me encantaba cómo conducía; salir vivo de su coche era toda una experiencia.

En fin, muchos recuerdos, mejor les dejo con la música. Señoras y señores: con ustedes, The Cranberries.

Cuando es Dios quien roba partituras inmortales

Miércoles musical, que hace tiempo que lo tenía abandonado. Vamos entonces a ello.

Helen Parker, personaje de “La leyenda de Darwan”, dice en una ocasión:

“Nunca he creído en Dios, excepto cuando escucho a Mozart”.

Y es cierto. Mozart tiene la extraña propiedad de hacernos ver la luz, el amor, la verdad absoluta, aunque también nos puede traer la noche, el frío, y el dolor más poderosos. Fue probablemente el mayor genio musical de la historia, un loco imprescindible y absurdo que no necesitaba conectar con Dios para crear sus piezas, porque era el mismo Dios el que le robaba a Mozart sus partituras, para escucharlas en secreto en su Reino Celeste.

mozart

Leer más “Cuando es Dios quien roba partituras inmortales”