Extracto de “La leyenda de Darwan I: Ragnarok”

Este es un fragmento de la versión extendida de “La leyenda de Darwan I: Ragnarok”. Una editorial española me pidió que ampliara un poco el libro en contenido para luego publicarlo. De hecho era mi idea ampliar algunos aspectos del libro inicial, cosa que hice encantado. Porque ya pensaba hacerlo, y porque lo iba a publicar una editorial.

Finalmente, la editorial se echó atrás y el libro no se publicó, pero lo que no se echó atrás fue la ampliación del libro. Este texto corresponde a un momento de la conversación entre Scott y Helen, cuando se están organizando para continuar la guerra contra una especie llamada LauKlars, después de mucho tiempo olvidados y perdidos…

ngc1300

Leer más “Extracto de “La leyenda de Darwan I: Ragnarok””

Anuncios

Música para el Señor de los Anillos años 70

No todos los miércoles toca incluir una entrada musical. Pero hoy sí. Camel es un grupo de los años setenta y ochenta, que siempre me entusiasmó por su finura, su calidad en las composiciones, y su brillante sonido armónico.

Camel entra dentro de lo que se llama “Rock progresivo”, una de las ramas del rock sinfónico. Se caracteriza por composiciones largas, de nivel medio en complejidad, sonidos depurados, y temas dramáticos y de fantasía.

El tema que traigo hoy se compuso en 1974, dentro de su primer disco. Su título es “The White Rider” (El jinete blanco). Se inspira en las escenas donde Gandalf cabalga con SombraGris, su caballo, camino del Reino de Gondor, para advertir del peligro que se cierne sobre la Tierra Media. Todo ello, por supuesto, dentro del mundo del maravilloso e increíble libro “El Señor de los Anillos”, obra maestra de la literatura.

Cuántas veces he cabalgado con Gandalf a lomos de esta brillante y maravillosa composición, con una fuerza y una energía demoledoras. Sin duda discos como este merecen un puesto en la historia de las mejores composiciones del siglo XX en lo que a música rock se refiere.

Señoras y señores, con ustedes, Camel, y un trocito de “El Señor de los Anillos” para llevar a todas partes. Cuántas cosas tenemos que agradecerle a J.R.R. Tolkien. Cuántos sueños maravillosos de un maestro de las letras.

whiterider

Viajando al reino de los lectores ingleses

Hoy me va a permitir el amable lector, si no es mucha molestia, que transmita aquí mi alegría por ver cómo se acerca el momento de publicar la primera parte de “La leyenda de Darwan” en inglés, en la tienda de Amazon. Siempre he estado convencido de que el inglés es un medio ideal para llegar a millones de lectores amantes de la ciencia ficción y la fantasía, y con la traducción podré tener acceso a ese mercado. No en vano gran parte de los mayores escritores de ciencia ficción son ingleses. Eso sí, escribiré con pseudónimo, con un nombre cuyo apellido es un homenaje a una dama muy querida por mí.

darwan1-vert-eng-text
The Legend of Darwan

Leer más “Viajando al reino de los lectores ingleses”

Recuérdame

Nota: este texto está basado en un comentario que realiza Sandra en la novela “La insurrección de los Einherjar” y la saga Aesir-Vanir, y sobre su participación en la guerra que asoló la Tierra durante dos siglos y medio.

Tras los sucesos de “Las entrañas de Nidavellir” Sandra sigue sobreviviendo y escondiéndose. A mediados del siglo XXIV, la confrontación entre la Coalición del Sur y el Gobierno del Norte está en su máximo apogeo. El Norte, gobernado por Richard Tsakalidis, apodado “Zeus”, gestiona un ejército que lucha contra el Gobernador de la Coalición del Sur, al que apodan “Odín”. Ambos han sufrido modificaciones genéticas, y llevan combatiendo más de doscientos años.

Tal como explica Sandra en “La insurrección de los Einherjar”, los androides han formado su propio ejército, y ambos gobiernos unen fuerzas cuando de eliminar a androides se trata. Pero la idea primaria de ambos gobiernos es manipular a los androides, siempre que puedan ser capturados, para anular su capacidad racional, reprogramarlos, y convertirlos en esclavos soldado. Es precisamente esa la razón por la que los androides combaten, para evitar que les sea robada su mente y los conviertan en simples herramientas.

Sandra trabaja en una de las factorías que transforman a los androides en máquinas sin mente. Debe hacerlo, porque de lo contrario sería descubierta su verdadera naturaleza. Pero ella añade, en los androides que manipula, una puerta trasera para devolverles la mente en el futuro, si eso es posible. Mientras tanto, la Tierra, y otros planetas, están siendo convertidos en cenizas. Solo resta un paraíso en el planeta: Nueva Zelanda, un lugar que ambos gobiernos han decidido mantener como territorio abierto.

Sandra recibe al siguiente androide. Tiene algunos fallos menores, y lo lleva a una sala anexa para repararlo. La puerta se cierra. El androide observa a Sandra. Su mirada es clara, pero triste…

robot-y-humano-creacion

Leer más “Recuérdame”

“El club de la fábula” publica “Somos los hijos de la Tierra”

De nuevo me encuentro con la amabilidad de los editores de la revista de ciencia ficción y fantasía “El club de la fábula” que cortésmente han accedido a publicar “Somos los hijos de la Tierra“, el último relato que conecta con un momento concreto de “Las entrañas de Nidavellir”.

Una vez más, agradecer a los editores su amabilidad en la publicación de mis trabajos, en el deseo de que sean interesantes para sus lectores.

Y, por cierto, “El club de la fábula” se publica también en papel, algo que no es muy habitual hoy día. Nunca viene mal tener a mano y sin necesidad de artilugios una colección de la mejor ciencia ficción y fantasía, pasada y actual. No deje de echarle un vistazo a la web y a su Facebook, creo sinceramente que merece la pena.

Un abrazo para todos los miembros y lectores de “El club de la fábula”.

elclubdelafabula

Fragmento de “Las entrañas de Nidavellir II: Promakhos”

Yvette está ayudando a Temístocles, general griego, a preparar los trirremes para la batalla que se avecina. Nos encontramos en el año 480 antes de Cristo, y las cosas no podrían haber ido peor. Sandra no termina de recuperarse, y Robert ha huido aparentemente con Jerjes I, y su comportamiento y palabras tienen menos sentido común del poco sentido común que es habitual en él.

Pero ahora Yvette no tiene tiempo de pensar en eso; se avecina una batalla, y ella es una ingeniera cuya mayor batalla vivida fue en el colegio con sus compañeros de clase. Tendrá que crecer. Y tendrá que demostrarle a Temístocles, y a sus hombres, que es capaz de obtener su respeto, y lo más importante: que mantenerla con vida merece la pena.

artemisia

Leer más “Fragmento de “Las entrañas de Nidavellir II: Promakhos””

Inyección de ilusión para diciembre y toda la vida

Me llega, en este último día de noviembre, un mensaje de una lectora, a cuya nieta le he dedicado el último relato que he preparado, “Somos los Hijos de la Tierra“. Y la verdad es que me ha emocionado, por sus palabras llenas de cariño y de entusiasmo. Desde aquí quiero agradecerle a ella sus palabras, y desearle lo mejor a ella y a su nieta, y a toda su familia, para que sigan adelante con ese entusiasmo y ese amor que siempre portan consigo. Y a la pequeña de la casa por supuesto, que es solo verla y contagia entusiasmo y alegría en el corazón de este quien escribe estas líneas.

La vida son momentos, y esos momentos debemos vivirlos con ilusión. Los malos, superarlos con pasión y con fuerza, y los buenos, disfrutarlos en toda su extensión, y llevarlos siempre en el alma. Y mirar siempre adelante. Siempre adelante. El pasado no debemos olvidarlo, pero no debemos vivir de los recuerdos que llenan nuestra mente, sino de las ilusiones y los sueños de un futuro mejor para nosotros y nuestros seres queridos. Esa es la clave de la vida. No es fácil por supuesto, pero debemos buscar ese camino cada día. Muchas gracias por sus palabras, y les deseo lo mejor. Este ha sido su comentario.

“GRACIAS por el tierno y maravilloso relato, no tengo palabras.
Me hizo llorar, sobretodo, por la ternura y sabiduría que encierra.
Una gran y buena reflexión, que el ser humano, tendría que prestar atención, para mantener a valorar cuánto el universo nos ofrece.

Muchísimas GRACIAS.

paz