“Principios de física absurda” en abril 2018

Hace tres años publiqué un libro de ensayos sobre ciencia que denominé “Gotas de ciencia”. Luego publiqué un conjunto de ensayos sobre literatura (Escritores: 12 consejos a olvidar y tres historias desesperadas), y ahora vuelvo a la carga con un tercer libro de ensayos científicos:

“Principios de física absurda”.

Este libro estará disponible a mediados de abril de 2018.

Si el anterior libro trataba aspectos de ciencia actual y verificada, aquí ya pierdo completamente la cabeza y el sentido de la realidad, y me dedico a imaginar posibles escenarios de la física futura. Este libro, prohibido en todas las facultades de física de la Tierra, introduce las ideas que uso en los libros de ciencia ficción, explicando los detalles de los que hago uso para narrar aspectos científicos futuristas. Vida casi inmortal, almacenamiento de la vida, viajes hiperlumínicos, comunicaciones hiperlumínicas, armas avanzadas, robótica, inteligencia artificial, metaversos, y otras locuras diversas.

Por supuesto, este libro no ha de considerarse científico, ni siquiera ha de considerarse serio. Ni yo debo ser considerado en serio,  si a eso vamos. Este libro simplemente pretende imaginar escenarios futuristas, posibilidades prácticamente imposibles, y tecnologías que, quizás, algún día podrían ser reales, con ese “quizás” realmente remoto.

Pero se trata de imaginar. Se trata de soñar. Se trata de plantear futuros posibles. Se trata, en definitiva, de crear ideas, que no por absurdas puedan, algún día, ser reales de un modo u otro, probablemente muy distinto del aquí explicado.

Este libro existe porque ustedes, los lectores, se han interesado en estos temas, por lo que son ustedes los responsables de que este libro exista. Así que, si hay que buscar culpables, les diré a los jueces que fueron ustedes, y yo huiré a alguna isla desierta. O casi desierta, espero que tenga un bar al menos.

Muchas gracias por su apoyo, y por animarme a escribir estas locuras, que conforman este nuevo libro. Yo me divierto escribiendo, y espero que ustedes lo hagan leyéndolo.

En cualquier caso, este es un ejercicio de imaginación que pretende hacer pasar un rato divertido y agradable al lector, y no pretende sentar ninguna base de nada. Para eso está la ciencia real, y los científicos. Pero hay que divertirse imaginando futuros increíbles con la ciencia. Y de eso trata este libro. Muchas gracias.

portada_fisica_absurda
Mediados de abril 2018 en Amazon
Anuncios

Falcon Heavy, camino de Marte

Actualizado 07/02/2018: la fase de escape (propulsión para salir de órbita) ha funcionado demasiado tiempo, y la trayectoria ya no es Marte, sino el cinturón de asteroides. De todas formas, sigue siendo un éxito. Pero esto nos recuerda una cosa: los viajes interplanetarios no son nada sencillos. Cualquier error puede ser fatal. Hablaremos de ello pronto.

Hoy ha sido un día muy emocionante. Cientos de miles de personas, probablemente millones, hemos estado pendientes del despegue del cohete Falcon Heavy, de la empresa SpaceX, que realiza el primer vuelo de prueba, transportando un vehículo de la empresa Tesla. El cohete tiene ahora el destino a Marte, en un viaje que servirá para verificar que la nave es capaz de transportar hasta veinticuatro toneladas de material hasta la órbita de Marte.

Elon Musk, el hombre detrás de SpaceX, y responsable del proyecto, tenía muchas dudas sobre el éxito de este vuelo, ya que el desarrollo del cohete, que es en realidad tres cohetes Falcon 9 unidos en un sistema único, es tremendamente complejo. Sus veintisiete motores eran un reto, y los rusos fallaron varias veces con un sistema similar.

El cohete ha volado perfectamente, sus etapas primeras se han recogido perfectamente, y todo parece haber ido de la mejor manera posible. Esto es un grandísimo éxito, pero no solo para la empresa, sino para la humanidad. Porque el futuro de la humanidad son las estrellas, y el camino empieza en Marte.

38583830575_eb67b89fa2_o.0
Falcon Heavy preparado para el despegue

Leer más “Falcon Heavy, camino de Marte”

La NASA nos lleva a Orión

Una de las primeras cosas que los aficionados a la astronomía observan por las noches, aparte por supuesto de la Luna, es la nebulosa de Orión. Se trata de una gigantesca nube (12 años luz de diámetro, 1.500 años luz de distancia) de gas hidrógeno y algunos otros elementos, y cuya configuración genera nuevas estrellas, que luego abandonan la zona, repartiéndose a lo largo de la galaxia.

Es decir, podríamos afirmar, sin temor a equivocarnos, que la nebulosa de Orión, conocida por los astrónomos como M42 (Objeto del Catálogo Messier 42), es un criadero de estrellas. Las masas de gas comienzan a girar, por efecto de la gravedad, y se concentran en un punto que se va acumulando, hasta que, debido a las altísimas presiones del centro, generan una reacción nuclear del hidrógeno, que genera helio, y con ello, la estrella empieza a brillar.

La particularidad de esta nebulosa es que es visible a ojo desnudo desde la Tierra. Puede verse como una pequeña mancha de luz justo debajo del cinturón de la constelación de Orión, las tres estrellas que en España llamamos “las tres marías” (me confirman que en Argentina también se denominan así). Con unos prismáticos ya es posible ver algunos detalles, y con un telescopio de aficionado podemos observar sus características principales.

M42
Nebulosa de Orión M42

La NASA, que estudia este objeto astronómico entre otras cosas porque nos enseña el origen de nuestra propia estrella, ha tomado imágenes de dos telescopios, las ha unido, y ha creado una representación en vídeo, y en tres dimensiones, de las imágenes bidimensionales. Esto se hace triangulando las posiciones de las estrellas, colocándolas en un sistema 3D, y generando las posiciones relativas de todas ellas, y de las masas de gas que se encuentran a su alrededor. Un vídeo que me ha parecido magnífico, y que nos enseña la estructura que tiene esa gigantesca estructura en el espacio.

Algunos comentarios en el vídeo dicen que es todo mentira, que las imágenes son falsas. A ver, que nos entendamos: claro que son imágenes hechas por ordenador. Nadie ha ido allá a hacer unas fotos con el móvil, y ha vuelto para colgar el vídeo junto a otro de gatitos. La NASA nos ha preparado una recreación basada en imágenes reales, pero el vídeo no es real, solo faltaría. Lo que sí se garantiza es que es una representación bien fiel a la realidad de la nebulosa.

Pero, lo más importante, es soñar con esos mundos, con esas estrellas, e imaginar que, un día, pudiéramos viajar allá. Ese es el secreto de este vídeo, y creo, sinceramente, que merece la pena. Gracias a la NASA por un vídeo corto, intenso, y que nos permite viajar a las estrellas.

 

 

Un mundo azul perdido en la inmensidad

Esta imagen que hoy traigo es una imagen real del sistema Tierra-Luna visto desde Marte. La imagen está tomada desde una sonda que orbita el planeta rojo.

En la imagen, es evidente, no se ven fronteras, ni banderas, ni países. Solo un mundo azul pálido que flota en una inmensidad casi infinita. Un mundo delicado, precioso, único, lleno de belleza, y de vida. Un mundo que es el hogar de millones de especies, y de una especie en concreto que se ha autoproclamado, con gran orgullo y jactancia, como la cumbre de la evolución. Una especie que lucha por unos pedacitos de terrenos en inútiles afrentas eternas que siegan miles de vidas inocentes.

Todo ese dolor debe acabar. Tiene que acabar. Somos mucho más. Debemos ser mucho más que un mundo dividido por diferencias absurdas. Somos un solo pueblo, somos una única expresión de la vida, con miles de expresiones, de formas,de lenguas, y de historia, todas ellas maravillosas. Todas ellas increíbles. Y todas ellas merecedoras de ser cuidadas. Pero solo unidos, juntos, mano a mano, podremos construir un mañana mejor para todos.

O permanecemos unidos para crear un mundo mejor, o nos extinguimos por separado, y dejamos paso a una nueva especie que pueda encontrar una oportunidad para liderar un futuro mejor para la Tierra. Es nuestra decisión. Y el tiempo no es infinito.

Demos una oportunidad a la paz. Demos una oportunidad a la vida. Demos una oportunidad al futuro de la humanidad. Merece la pena. El futuro se escribe en este mundo azul, y se proyecta hacia las estrellas.

Demos una oportunidad a la paz. Solo se pide eso. No se pide nada más.

pia21260
La Tierra y Luna desde Marte

Cassini y los límites de nuestro mundo

El pasado 15 de septiembre la sonda espacial Cassini, tras 13 años sobrevolando el planeta Saturno y sus satélites, especialmente los muy interesantes Encélado y Titán, se estrelló contra el propio Saturno, en una maniobra hecha a propósito para analizar las capas superiores del planeta gigante. Su combustible se acababa, y hundir la sonda en la atmósfera permitiría conocer muchos datos sobre su composición y estructura.

Han sido 13 años gloriosos de investigación pura y científica, que nos ha permitido conocer incontables datos y conocimientos sobre esos (todavía) lejanos mundos. Y alguien preguntaba, de nuevo: ¿por qué no preocuparnos de nuestro mundo?

saturno_encelado_titan
Imagen artística de la sonda Cassini. Saturno al centro, Encélado a la izquierda, Titán a la derecha

Leer más “Cassini y los límites de nuestro mundo”

Explorando y conociendo nuestra hogar: la Vía Láctea

En una noche de 1994, tras un terremoto, se produjo un apagón completo de la ciudad de Los Angeles. La gente salió a la calle. Y descubrió, para su asombro, que una enorme mancha blanquecina recorría el cielo de un lado al otro.

Asustados, muchos vecinos de toda la ciudad comenzaron a llamar al 911, el teléfono de emergencias en Estados Unidos. Algo extraño se encontraba situado sobre ellos. Para muchos, algo siniestro.

Era, por supuesto, la Vía Láctea. El brazo de la galaxia donde vivimos y morimos todos los seres humanos. Ese brazo se conoce como brazo de Orión. La galaxia de la Vía Láctea es espiral, y tiene cuatro brazos.

¿Qué nos pasa? ¿Es que no sabemos reconocer ya ni nuestro propio hogar? Sí, lo he dicho bien: nuestro hogar. ¿La Tierra es nuestro hogar? Claro. ¿Y la galaxia? También. Es un hogar con habitaciones vacías, que llenaremos algún día. Con nuestros anhelos, con nuestros prejuicios, con nuestros miedos, y con nuestros sueños. Pero esas habitaciones, esos mundos, están ahí. Como salimos de África hace 50.000 años, un día deberemos salir un día de la Tierra. Porque, como dijo alguien, la Tierra es la cuna del ser humano, pero ningún ser humano permanece para siempre en su cuna.

Mientras tanto, ¿no sería una buena idea que nuestros hijos conozcan su hogar? ¿Que sepan dónde viven? ¿Que no teman a las estrellas, como esas gentes temieron aquella noche?

Para eso existe algo llamado astronomía de aficionado. Ya lo he comentado alguna vez, y traigo aquí un artículo que preparé hace un tiempo. Hay clubs de astronomía en casi todas partes. Y si no es así, siempre puedes organizar uno. No hacen falta matemáticas avanzadas ni conocimientos de astrofísica. Solo ganas de aprender y de disfrutar.

La galaxia es nuestro hogar. Vamos a conocerla. A explorarla. Y a quererla. Demos una oportunidad a las nuevas generaciones de que sueñen con las estrellas. Que no teman a la oscuridad. Creo, sinceramente, que merece la pena.

Pulsa en la imagen para acceder al artículo para conocer algunos consejos sobre astronomía para aficionados.

estrellas

Kepler, la frontera entre Dios y la ciencia

La historia del astrónomo Kepler es fascinante. Hombre atrapado entre sus ideas religiosas y su mente científica, intentó en vano cuadrar los cinco sólidos pitagóricos en las órbitas de los seis planetas conocidos entonces. Esa era la obra de Dios, y la obra de Dios ha de ser necesariamente perfecta.

Tras muchas pruebas e intentos, Kepler tuvo la valentia de reconocer que los hechos y las pruebas no pueden ser negadas. Y que si esos hechos y pruebas no eran acordes con la idea de la obra de Dios, cabía entonces imaginar que la obra de Dios no era perfecta. Y si la obra de Dios no era perfecta, cabía entonces pensar cuál era el papel de Dios en el universo.

Kepler rompió muchos de los mitos de su época, esos mitos que decían que no era necesario entender nada, porque la Biblia era el libro único y verdadero que lo explicaba todo. Kepler fue capaz de entender que el ser humano tiene el derecho, y el deber, de abandonar la ignorancia, y aceptar la verdad de los hechos, por mucho que esos hechos contradigan cualquier libro sagrado. Ese fue el gran éxito del también religioso Kepler.

Hoy vivimos una época en donde de nuevo nos quieren hacer olvidar que la verdad científica y empírica es la base de la ciencia y y el conocimiento. Hoy nos quieren convencer de que debemos ser ignorantes, y que los libros sagrados escritos hace miles de años por pastores son las leyes que debemos aceptar en la actualidad.

Siempre he sido y soy respetuoso con las ideas religiosas, y creo que cualquier religión que no acepte los hechos empíricos y las pruebas sólidas está abocada a mantener al ser humano en una oscura nube de olvido e ignorancia. Si alguien quiere creer en dioses, que lo haga. Pero quien niegue los hechos, estará lastrando el futuro de la humanidad.

Kepler nos enseñó sobre todo eso. Una lección que nunca deberemos olvidar.

kepler