Extracto de “La leyenda de Darwan I: Ragnarok”

Este es un fragmento de la versión extendida de “La leyenda de Darwan I: Ragnarok”. Una editorial española me pidió que ampliara un poco el libro en contenido para luego publicarlo. De hecho era mi idea ampliar algunos aspectos del libro inicial, cosa que hice encantado. Porque ya pensaba hacerlo, y porque lo iba a publicar una editorial.

Finalmente, la editorial se echó atrás y el libro no se publicó, pero lo que no se echó atrás fue la ampliación del libro. Este texto corresponde a un momento de la conversación entre Scott y Helen, cuando se están organizando para continuar la guerra contra una especie llamada LauKlars, después de mucho tiempo olvidados y perdidos…

ngc1300

Leer más “Extracto de “La leyenda de Darwan I: Ragnarok””

Anuncios

“El club de la fábula” publica “Somos los hijos de la Tierra”

De nuevo me encuentro con la amabilidad de los editores de la revista de ciencia ficción y fantasía “El club de la fábula” que cortésmente han accedido a publicar “Somos los hijos de la Tierra“, el último relato que conecta con un momento concreto de “Las entrañas de Nidavellir”.

Una vez más, agradecer a los editores su amabilidad en la publicación de mis trabajos, en el deseo de que sean interesantes para sus lectores.

Y, por cierto, “El club de la fábula” se publica también en papel, algo que no es muy habitual hoy día. Nunca viene mal tener a mano y sin necesidad de artilugios una colección de la mejor ciencia ficción y fantasía, pasada y actual. No deje de echarle un vistazo a la web y a su Facebook, creo sinceramente que merece la pena.

Un abrazo para todos los miembros y lectores de “El club de la fábula”.

elclubdelafabula

Inyección de ilusión para diciembre y toda la vida

Me llega, en este último día de noviembre, un mensaje de una lectora, a cuya nieta le he dedicado el último relato que he preparado, “Somos los Hijos de la Tierra“. Y la verdad es que me ha emocionado, por sus palabras llenas de cariño y de entusiasmo. Desde aquí quiero agradecerle a ella sus palabras, y desearle lo mejor a ella y a su nieta, y a toda su familia, para que sigan adelante con ese entusiasmo y ese amor que siempre portan consigo. Y a la pequeña de la casa por supuesto, que es solo verla y contagia entusiasmo y alegría en el corazón de este quien escribe estas líneas.

La vida son momentos, y esos momentos debemos vivirlos con ilusión. Los malos, superarlos con pasión y con fuerza, y los buenos, disfrutarlos en toda su extensión, y llevarlos siempre en el alma. Y mirar siempre adelante. Siempre adelante. El pasado no debemos olvidarlo, pero no debemos vivir de los recuerdos que llenan nuestra mente, sino de las ilusiones y los sueños de un futuro mejor para nosotros y nuestros seres queridos. Esa es la clave de la vida. No es fácil por supuesto, pero debemos buscar ese camino cada día. Muchas gracias por sus palabras, y les deseo lo mejor. Este ha sido su comentario.

“GRACIAS por el tierno y maravilloso relato, no tengo palabras.
Me hizo llorar, sobretodo, por la ternura y sabiduría que encierra.
Una gran y buena reflexión, que el ser humano, tendría que prestar atención, para mantener a valorar cuánto el universo nos ofrece.

Muchísimas GRACIAS.

paz

Somos los Hijos de la Tierra

Lara volvió de clase, para encontrarse con su madre. Por última vez. No entendía nada. No entendía por qué.

A los doce años, su intelecto había destacado en matemáticas, y en otras ciencias, con notas que sorprendieron a propios y extraños. Su mente lúcida y clara era un ejemplo de deducción y lógica. Y, precisamente por eso, no podía entender. No quería entender.

Entró en casa, y vio a su madre descansando. Parecía dormida, pero no lo estaba. La madre sonrió, y sin abrir los ojos, comentó:

hijosdelatierra

Leer más “Somos los Hijos de la Tierra”

“Las entrañas de Nidavellir”: “Es solo un empleo” (fragmento)

Sandra debe viajar a la luna Titán de Saturno desde la Tierra, camuflada como personal administrativo, para investigar un descubrimiento llevado a cabo por la Titan Deep Space Company. Pero las plazas están muy solicitadas. Sandra examina entonces el perfil psicológico del entrevistador. Es el tipo perfecto de hombre al que sus diseñadores habían asignado para sus cualidades como androide de infiltración y combate, pero también, de un modo fundamental, en su componente sexual, el cual había sido decisivo y de primer orden muchas veces en sus éxitos durante las operaciones en las que había participado. No muy adecuado éticamente, quizás moralmente reprobable, y por supuesto denigrante para la condición de mujer. Pero ella no es una mujer, sino una máquina, y no dispone por tanto de esos problemas morales y éticos. Y la efectividad es la premisa básica en su diseño y construcción, lo cual incluye el sexo como un parámetro primario para obtener información utilizando cualquier técnica que sea precisa llevar a cabo…

Sandra respondió a la oferta, mandó una foto estimulante, y consiguió al momento una entrevista. Se dirigió al edificio central de Titán Deep Space en San Francisco, y entró en el despacho. El responsable de personal tragó saliva cuando la vio. Nervioso, le señaló la silla mientras examinaba unos papeles.

sandra_3

Leer más ““Las entrañas de Nidavellir”: “Es solo un empleo” (fragmento)”

Explorando y conociendo nuestra hogar: la Vía Láctea

En una noche de 1994, tras un terremoto, se produjo un apagón completo de la ciudad de Los Angeles. La gente salió a la calle. Y descubrió, para su asombro, que una enorme mancha blanquecina recorría el cielo de un lado al otro.

Asustados, muchos vecinos de toda la ciudad comenzaron a llamar al 911, el teléfono de emergencias en Estados Unidos. Algo extraño se encontraba situado sobre ellos. Para muchos, algo siniestro.

Era, por supuesto, la Vía Láctea. El brazo de la galaxia donde vivimos y morimos todos los seres humanos. Ese brazo se conoce como brazo de Orión. La galaxia de la Vía Láctea es espiral, y tiene cuatro brazos.

¿Qué nos pasa? ¿Es que no sabemos reconocer ya ni nuestro propio hogar? Sí, lo he dicho bien: nuestro hogar. ¿La Tierra es nuestro hogar? Claro. ¿Y la galaxia? También. Es un hogar con habitaciones vacías, que llenaremos algún día. Con nuestros anhelos, con nuestros prejuicios, con nuestros miedos, y con nuestros sueños. Pero esas habitaciones, esos mundos, están ahí. Como salimos de África hace 50.000 años, un día deberemos salir un día de la Tierra. Porque, como dijo alguien, la Tierra es la cuna del ser humano, pero ningún ser humano permanece para siempre en su cuna.

Mientras tanto, ¿no sería una buena idea que nuestros hijos conozcan su hogar? ¿Que sepan dónde viven? ¿Que no teman a las estrellas, como esas gentes temieron aquella noche?

Para eso existe algo llamado astronomía de aficionado. Ya lo he comentado alguna vez, y traigo aquí un artículo que preparé hace un tiempo. Hay clubs de astronomía en casi todas partes. Y si no es así, siempre puedes organizar uno. No hacen falta matemáticas avanzadas ni conocimientos de astrofísica. Solo ganas de aprender y de disfrutar.

La galaxia es nuestro hogar. Vamos a conocerla. A explorarla. Y a quererla. Demos una oportunidad a las nuevas generaciones de que sueñen con las estrellas. Que no teman a la oscuridad. Creo, sinceramente, que merece la pena.

Pulsa en la imagen para acceder al artículo para conocer algunos consejos sobre astronomía para aficionados.

estrellas

Nueva conferencia en Madrid: el viaje a Marte

El próximo 25 de marzo estaré de nuevo en la Facultad de Ingeniería Aeronáutica y del espacio tras una nueva invitación de la Universidad en su evento del Madrid AirSim Meeting. En esta ocasión hablaré de Marte, y los dos proyectos más importantes para el viaje: el de la NASA, y SpaceX. ¿Qué diferencias tienen? ¿Qué similitudes? ¿Son factibles y cómo? Lo veremos el día 25 de marzo.

Mientras tanto, el lector si lo desea puede escuchar la conferencia que di el año pasado. Muchas gracias a todos los oyentes por sus amables comentarios.

new_sls_10x7_300
Imagen conceptual del despegue del cohete SLS de la NASA, previsto para 2018