I touch the future. I teach (Christa McAuliffe)

Para la frase de la semana he querido traer a una mujer que actualmente está recibiendo un sentido y maravilloso homenaje en Estados Unidos. Esa mujer es Christa McAuliffe, profesora de secundaria, y astronauta del proyecto de transbordadores de la NASA.

McAuliffe era profesora de secundaria, lo que en mi país se conoce como “el instituto”, aunque este término ha ido cayendo en desuso. En cualquier caso, jóvenes entre los 13 y los 17 años aproximadamente, dependiendo un poco del país. Es una enseñanza que une los conocimientos básicos de la infancia, los expande, y dirige a los jóvenes a la universidad. Un tiempo donde los jóvenes cambian, y los profesores requieren ser profesores, psicólogos, padres, y a veces confidentes. Y sobrevivir a todo ello.

touch

Leer más “I touch the future. I teach (Christa McAuliffe)”

Crying in my sleep, el Art Garfunkel más íntimo

En este miércoles musical vengo con un tema de Art Garfunkel. Efectivamente, uno de los dos miembros de Simon & Garfunkel, el famoso dúo neoyorquino que tan memorables piezas nos dejó en los sesenta y setenta. Muchos recordaremos “Bridge over Troubled waters”, “Cecilia”, “I am a rock”, The boxer”, y tantos otros temas increíbles.

Pero la voz pura de Art Garfunkel también grabó algunos discos en solitario, interpretando piezas con esa voz especial y dulce que siempre fue tan personal en él. Y de uno de esos discos traigo aquí una pieza muy especial: “Crying in my sleep”.

Me gustan las canciones intimistas. Las canciones que tratan de historias sencillas, de personas sencillas, que viven emociones sencillas, puras y claras. Me gustan las canciones que explican cosas de la vida cotidiana, cosas con las que muchas veces nos sentimos identificados, porque son historias que hemos podido vivir todos en algún momento de nuestras vidas.

Hoy traigo uno de esos temas aquí, porque creo que merece la pena recordar viejos temas del pasado. Temas de calidad cálidos y reales, de un tiempo en el que la música tenía menos electrónica y efectos especiales, y más sentimientos. Canciones que han quedado para siempre en la memoria de aquellos que vivimos aquellos años impresionantes, con grupos y conciertos que fueron una era dorada de la música.

Por cierto, hago un pequeño paréntesis para agradecerles a todos ustedes el apoyo a esta página. Hemos superado ya de largo todas las visitas del pasado año 2018, pero además el contador de visitas se ha vuelto loco. Se visita de todo, pero muy especialmente los textos de filosofía y humanidades, también fragmentos de las obras y descargas de los libros gratuitos. Eso es algo maravilloso que les agradezco de todo corazón. A todos ustedes, muchas gracias.

Los LauKlars: su origen y modo de vida

“Quienes solo vuelan con sus alas nunca podrán alcanzar el cielo”.
(Dicho popular LauKlar).

Los LauKlars son una especie protagonista en la trilogía de “La leyenda de Darwan”.

¿Quiénes son los LauKlars? ¿Cuál es su origen, su historia? ¿Cómo llegaron a ser lo que son?

Muchas de estas preguntas aguardan respuesta, pero tenemos datos suficientes como para hacernos una idea, que vamos a ver a continuación. La palabra “LauKlars” es de un origen muy antiguo, y significa, literalmente, “los que ven el cielo”. Se puede indicar en singular, “Los LauKlar”, o en plural, “Los LauKlars”, ambos modos están admitidos por la AGEL (Academia General Estelar de las Letras).

Hay mucho que conocer de esta especie, aunque un dato es seguro: son descendientes directos de aves de la Tierra, que evolucionaron hasta convertirse en una forma muy avanzada de especie inteligente. Pero no son aves, como las aves no son dinosaurios.

Fragmento de una antigua leyenda LauKlar cuyo origen se pierde en el tiempo; su verdadera naturaleza y significado se ha olvidado, y solo se cuentan leyendas de una antigua especie procedente de lo que ellos llaman El Mundo Original

Leer más “Los LauKlars: su origen y modo de vida”

Demanda de empleo: se buscan utopías

from even to earth, it doesn't stop surprinsing. #portugal #lisbon

Hola a todos y a todas.

Soy albañil. Albañil de sueños. Busco trabajo.

Me ofrezco para derribar muros y construir puentes. El 95% por ciento considerará esta demanda como utópica.

Hago una llamada a ese cinco por ciento de utopías restantes, para construir un mundo para el cien por cien de la humanidad. Para los utópicos. Y para los que no lo son, con la esperanza de que un día lo sean.

Hemos construido tantos muros, muros tan altos, muros tan fríos, que hemos olvidado cómo son los rostros de nuestros hermanos. Hemos derribado tantos puentes, que casi no queda lugar en nuestro suelo para construir un nuevo futuro.

Soy albañil. Albañil de sueños. Construyo puentes. Pero necesitamos mil manos. Diez mil manos. Un millón de manos.

Por favor. Aún queda una oportunidad de alcanzar las estrellas. Todos juntos. Porque todos nacemos con la luz de las estrellas o del Sol, que es una estrella. Y somos demasiados los que morimos detrás de muros que ocultan la luz de esas estrellas.

Un poco de esfuerzo. Algunos ladrillos. Y una gran cantidad de sueños. Y romperemos los muros. Y, con los restos, construiremos un puente. Un puente que llegue a las estrellas. Que dé una oportunidad a cada alma de la Tierra.

Las utopías hacen sonreír a muchos hombres y mujeres en este planeta. El día que ellos sean también utopía, viajaremos a las estrellas.

Seremos estrellas.

Heisenberg: naturaleza real y expuesta

La frase del día nos la trae el doctor en física teórica y premio Nobel alemán Werner Heisenberg, uno de los genios del siglo XX, y padre del famoso principio de incertidumbre.

“Lo que observamos no es naturaleza en sí misma, sino naturaleza expuesta a nuestro método de cuestionamiento”.

Lo que nos viene a decir con esta frase es algo que parece evidente, pero que tiene importantísimas consecuencias a nivel científico, y también filosófico.

El universo tiene una naturaleza determinada. Tiempo, espacio, materia, energía, son conceptos que están ahí, independientemente de nuestra existencia. Pero, ¿es su naturaleza real la que observamos? Por supuesto que no: lo que observamos es el resultado de los procesos físicos, fisiológicos y cognitivos de nuestros sentidos y de la actividad cerebral. Juntos conforman un conjunto de impresiones que resultan en unos valores determinados que podemos medir y controlar.

Pero estos valores medidos y observados son solo aquellos que nuestras capacidades nos pueden dar. Vemos, observamos, y medimos un subconjunto de la realidad. La realidad, cualquiera que esta sea, permanece oculta de nosotros, por la sencilla razón de que, como seres físicos, no podemos observar el cien por cien del hecho, del evento, de la concepción real del universo. Se supone que Dios sí puede, pero, como no creo en Dios, y de todas formas Dios no está interesado en explicarnos estas cosas, debemos concluir que nunca podremos conocer el universo en su máxima expresión.

Si quiere información más amplia sobre estos elementos, puede leer este enlace. Muchas gracias.

werner_heisenberg_quote

Nos lo arrebataron todo. Excepto los sueños

suenos

No tenemos destino. No tenemos futuro. No tenemos caminos que recorrer. Pero tenemos sueños.

No tenemos dinero. Ni tenemos transporte. Ni tenemos zapatos. Pisamos el asfalto ardiente con la piel.

Pero tenemos sueños.

No tenemos hipotecas. No tenemos cuenta corriente. No tenemos VISA. No tenemos moto de mil caballos. Ni tenemos una pensión asegurada.

Pero tenemos sueños.

No tenemos acciones. Ni tenemos rentas. Ni tenemos inmuebles valorados en el dolor de aquellos que no pueden habitarlos, porque no se han ganado un sitio en el cielo materialista de un mundo que solo vive del dinero.

Pero tenemos sueños.

No tenemos lágrimas. Las dejamos atrás cuando forzaron nuestros cuerpos y nuestras almas. No tenemos sangre en las venas. La dejamos en las guerras que otros organizaron para llevar la victoria a sus bolsillos y sus bancos.

Pero tenemos sueños.

No tenemos futuro. Nos han robado incluso el tiempo que se halla frente a nosotros, y nuestros relojes se paran en una miseria eterna que nos ahoga y nos mata. Vivimos tras el muro del dolor, de la guerra y la mezquindad, acusados de haber nacido en el lugar donde no debíamos nacer, y tener la lengua, la cultura, y la vida que ofende a otros.

Pero tenemos sueños.

No tenemos nada que ocultar. Y no tenemos la oportunidad que otros tendrán. Pero nos tenemos el uno al otro. Y tenemos nuestras manos, para unirlas en un último esfuerzo de encontrar en nuestros corazones la paz que nos han robado y esquilmado tanto tiempo atrás.

No tenemos más que llagas, heridas, hambre y dolor. Pero tenemos sueños. Y con los sueños dejaremos atrás todas las pesadillas, y crearemos un mundo nuevo. Un mundo para nosotros. Un mundo de paz. Un mundo de libertad. Donde seamos libres. Donde la justicia no sea aleatoria. Donde el ser humano tenga una oportunidad.

Ellos lo tienen todo. Pero ellos no tienen sueños. Los sueños los tenemos nosotros. Y con sueños volaremos de nuevo. Lo haremos. Juntos. Porque nos lo arrebataron todo. Excepto los sueños. Y lo sueños serán el futuro para los dos. Te juro, por mi vida, que así será. Porque te quiero. Y quiero tu libertad.

 

Caso Boeing 737: diga antiguo, no diga obsoleto

¿Cuántas veces vengo diciendo que lo antiguo no tiene que ser necesariamente obsoleto ni falto de efectividad? Esta sociedad vive con la falsa imagen de que algo antiguo está pasado de moda, es obsoleto, es irrelevante. Lo hace incluso con sus mayores, a los que abandona en una esquina del olvido, hasta que mueren de pena y de soledad, siendo descubiertos sus cuerpos días, meses, años después.

El ejemplo que traigo hoy es una noticia que nos dice que el famoso Boeing 737 Max, que tuvo dos desgraciados accidentes, opera con un viejo procesador Intel 80286, un procesador que se fabricó entre 1982 y 1991. ¿Por qué? ¿Por qué algo tan antiguo? ¿Será esa la causa de la caída del avión?

Intel_80286
Algunos se sorprenden de que el Intel 80286 aún se use. Se llevarán una sorpresa cuando sepan que el Zilog Z80A original de 1976 también se sigue fabricando y usando hoy día para muchas tareas

Leer más “Caso Boeing 737: diga antiguo, no diga obsoleto”