Un puente para el reencuentro

Este es un nuevo relato dentro de ese contexto de novela romántica que últimamente estoy escribiendo, y que están siendo bien aceptados en la red literaria Lektu. Y, como el lector quiere romance, pues es romance lo que van a tener. La idea es terminar publicando un pequeño libro con estos relatos románticos, en una obra que comprenda todos estos textos unidos.

De todas formas, este texto, teniendo el romance como elemento central, está muy centrado también en elementos de ciencia ficción. Pero, al contrario de lo que ocurre en la saga, la ciencia ficción está al servicio del romanticismo, y no al revés.

De momento les dejo con este nuevo relato, que es más largo que los demás. Pero que creo merecía la pena extenderlo por su naturaleza y estilo. Y, como siempre, espero que lo disfruten. Muchas gracias.

Nota: ya disponible en Lektu.

Leer más “Un puente para el reencuentro”

El imperfecto mundo perfecto tras el cristal

Hace tiempo que lo vengo notando. Que lo vengo sintiendo. Que siento esa vibración que me avisa de que algo se ha roto. Por fin. Esa cadena de acero que me ataba a la realidad. Se ha roto. Y, en mi locura, te he vuelto a encontrar. Ese era el secreto: volverme loco era el camino seguro y directo para volverte a amar.

Todo empezó cuando llegué y crecí en este mundo. Este mundo que ha cambiado. Y me ha cambiado. Se ha hecho mayor. Ha perdido originalidad. Y frescura. Un programa llamado autotuning afina la voz de los cantantes si desafinan. Un efecto de Photoshop borra todos los fallos de esa imagen o vídeo, creando hombres y mujeres perfectos.

Las empresas sonríen con puestos de trabajo asombrosos donde todos trabajan sanos y felices. Los coches ya  no contaminan, sino que son contenedores de cinco sonrisas perfectas que viajan en su interior, y que contribuyen al bienestar del mundo. Los amigos ya no necesitan discutir entre ellos, basta con bloquearlos, mientras enseñan esas fotos perfectas de sus familias perfectas. Y los viajes son paradisiacos, a sitios increíbles, donde ocurren cosas increíbles que vemos con nuestros hijos increíbles y nuestra pareja increíble. Todo metido en una pantalla rectangular de cristal. Todo el mundo se ha concentrado en una pantalla de cristal…

Leer más “El imperfecto mundo perfecto tras el cristal”

Dos ciegos que juegan a hacerse daño

Hoy miércoles toca música, y traigo un tema que me encanta de Joaquin Sabina, “Amor se llama el juego”, porque creo que su letra y su mensaje definen a la perfección lo que yo entiendo como el amor de pareja. Ese amor que lo envuelve todo en la vida, hasta que, un día, descubres que ya no envuelve nada, y que es solo una cáscara vacía.

El amor es un tema tremendamente complejo, y el de pareja lo suficientemente denso como para que haya renunciado a entenderlo. Puedo atreverme con la física cuántica o la energía oscura. En lo que refiere al amor, hace siglos que preferí dejar el tema de lado. Claro que mi opinión es solo eso: una opinión.

divorce

Leer más “Dos ciegos que juegan a hacerse daño”

Los recuerdos que trae una canción

Hoy iba en el tren, con el retraso de media hora de costumbre, y ha aparecido en la radio “Streets of London” (calles de Londres) del autor Ralph Mctell, un cantautor inglés. Ello ha provocado una cascada de recuerdos en mi mente.

Durante mi época de instituto, tras salir de clase, iba a las típicas clases de inglés “porque el inglés es el futuro”. Allí, en una pequeña fiesta de fin de curso, uno de los profesores interpretó esta pieza musical, lo cual atrajo inmediatamente mi atención. Es una canción sencilla para tocar en guitarra, con una letra que se usa, o al menos se usaba, para las clases.

La música tiene la capacidad de traer a la mente viejos recuerdos de tiempos pasados. A mí esta canción me recuerda a una compañera de clase, dos años menor que yo, con la que trabé una profunda amistad. Era una niña encantadora (ella tenía entonces 15 años, yo 17), y era el ser humano más inocente que he conocido en mi vida. Ataviada con su uniforme de colegio religioso, todo le sorprendía, todo le parecía maravilloso, y todo era asombroso para ella. Trabamos una profunda amistad, que se prolongó varios años.

335

Leer más “Los recuerdos que trae una canción”