Conocimiento y mente racional

Nota: llevaba unos días sin consultar las estadísticas. Suelo hacerlo cada dos, tres días. Pero ayer se sobrepasaron las 350 lecturas de artículos en un solo día, muchos de esos artículos relacionados con temas de filosofía y humanidades. A primera hora de la mañana ya se llevan 130 lecturas también sobre todo en humanidades.

Para un blog sencillo y sin eco como este, es todo un logro. Y es por ustedes. Así que, desde el fondo de mi corazón: muchas gracias.

Generalizaciones y determinismo intelectual.

Aunque generalizar es muy problemático, nos vemos obligados a hacerlo para poder definir normas, estilos y diseños en el universo en el que vivimos. A veces las generalizaciones son muy crueles, cuando tratan al individuo, pero incluso así nos dan una guía del comportamiento del ser humano. “Las rubias son tontas”. “las mujeres no saben conducir”. “Los japoneses tienen peor vista que los occidentales” (esto se decía en los años 30 del siglo XX).

Estas generalizaciones son absurdas y estériles, y nos determinan a seguir estereotipos, porque las mujeres, sean rubias o morenas o pelirrojas, nunca son tontas. Son mujeres, y son seres humanos, y lo que estamos haciendo es menospreciar algo de ellas por un tinte machista que se nos ha enseñado e inculcado en una sociedad que enseña que las rubias son guapas y tontas, y las morenas feas e inteligentes. Los tópicos poblacionales son igualmente absurdos. Yo he vivido en Andalucía, en Cataluña, en Madrid, y en otras zonas de España y del mundo. Y en todas partes he encontrado de todo, como no podía ser de otra forma.

conocimiento-empirico

Leer más “Conocimiento y mente racional”

Un mensaje, y un compromiso: el futuro de la Tierra

Hoy vengo realmente indignado, para qué negarlo, con un tema que tiene relación con mi profesión, y por una vez voy a hablar de mi trabajo sin que ello suponga publicidad. Porque hablaré de un producto comercial que estoy desarrollando, es cierto, pero lo ofrezco gratis a todos los lectores registrados del blog que lo deseen. De ese modo queda claro que mi intención no es publicitarme, sino denunciar un hecho curioso.

Y el asunto está relacionado con mi trabajo como informático. Como he comentado alguna vez, yo soy programador de ordenadores. Y una de las tareas a las que me dedico es a la programación de videojuegos. No es mi tarea principal, pero sí es un complemento. Además, es un complemento que me permite desarrollar mi creatividad y mi imaginación, del mismo modo que la literatura. Pero, en este caso, haciendo programas de entretenimiento para todas las edades.

three-kids
El futuro de la Tierra pasa por concienciar a las nuevas generaciones

Leer más “Un mensaje, y un compromiso: el futuro de la Tierra”

I touch the future. I teach (Christa McAuliffe)

Para la frase de la semana he querido traer a una mujer que actualmente está recibiendo un sentido y maravilloso homenaje en Estados Unidos. Esa mujer es Christa McAuliffe, profesora de secundaria, y astronauta del proyecto de transbordadores de la NASA.

McAuliffe era profesora de secundaria, lo que en mi país se conoce como “el instituto”, aunque este término ha ido cayendo en desuso. En cualquier caso, jóvenes entre los 13 y los 17 años aproximadamente, dependiendo un poco del país. Es una enseñanza que une los conocimientos básicos de la infancia, los expande, y dirige a los jóvenes a la universidad. Un tiempo donde los jóvenes cambian, y los profesores requieren ser profesores, psicólogos, padres, y a veces confidentes. Y sobrevivir a todo ello.

touch

Leer más “I touch the future. I teach (Christa McAuliffe)”

Unity: jugando a construir videojuegos

Uno de los artículos con más visitas y comentarios en La leyenda de Darwan no tiene nada que ver con la literatura o la ciencia, o con temas sociales. Es el único artículo donde me atreví a hablar de mi trabajo, y de la herramienta que uso para desarrollar mi actividad. En ese artículo doy una serie de consejos para quien quiera conocer los aspectos positivos y negativos de una conocida herramienta de desarrollo de videojuegos llamada Unity 3D, aunque ahora se llama simplemente Unity.

Pero hoy, aquí y ahora no he venido a hablar de mi libro, perdón, de mi trabajo, no les voy a aburrir con mi vida profesional que no tiene ningún interés; lo que sí les traigo es algo que creo les puede interesar, quizás para ustedes, quizás para sus hijos, sus hermanos, o cualquiera que quiera meterse en el mundo de la creatividad. Sin que tenga que haber un interés profesional, al menos durante los primeros pasos. Pero sí tiene un altísimo componente educacional. Y de eso quiero hablar aquí. Me estoy refiriendo a crear mundos de la nada. Mundos de fantasía, mundos diseñados y creados por nuestra imaginación. Es decir: videojuegos.

front


Leer más “Unity: jugando a construir videojuegos”

Cuando no crees que solo crees en lo que quieres creer

Hablaban el otro día en un diario de por qué no nos creemos lo que se nos dice cuando se nos dice algo que no queremos creer. Básicamente, los seres humanos tendemos a crear una serie de principios que modelan nuestra vida y nuestra personalidad, y que es fruto de las experiencias, la cultura, y la educación que hemos recibido.

Cuando no se enseña a desarrollar un espíritu crítico adecuado y adaptativo, tendemos a crear nuestro propio modelo crítico, en el que damos valor a aquello que nos hace sentir cómodos, o, como se dice ahora, “en nuestra área de confort”.

En los comentarios, mucha gente criticaba un estudio que quería demostrar que solo creemos aquello que queremos creer, con críticas que indicaban que el estudio solo quería hacernos creer en lo que el estudio quiere hacernos creer, demostrando, una vez más, que un estudio que quiere demostrarnos que creemos solo lo que queremos creer, lleva a muchos a no creer en ese estudio que precisamente pretende demostrar que solo creemos lo que queremos creer.

Deberíamos ser cuidadosos con todo lo que escuchamos y leemos, y no creer cosas por el simple hecho de que concuerdan con nuestras ideas, y eliminar aquellas que no lo hacen. Disponer de un espíritu crítico, saber elegir fuentes, y eliminar aquellas que son tóxicas y manipuladoras, es algo sin duda complejo y difícil.

Porque cada fuente tiene sus propios intereses, pero es evidente que algunos tienen tendencias políticas, pero otros tienen tendencias sociales, que pretenden cambiar a la opinión pública mediante la manipulación directa y la mentira. Hay mucha gente ganando dinero ahora mismo con la mentira.

Y ese es, sin ninguna duda, el problema principal a tratar en estas sociedades modernas e hipercomunicadas. Y créame cuando le digo que este problema cambia poderes constantemente. No lo digo yo; lo dice la historia, que tiene ejemplos claros y concisos.

confianza

Dos sencillas luces en el camino

El ser humano no ha tenido grandes oportunidades de recibir educación a lo largo de la historia. Siempre fueron pocos los elegidos, y la mayor parte de la humanidad vivía en completa ignorancia.

Hoy eso ha mejorado, pero bien sabemos que queda un gran camino por delante. Por otro lado, también observamos que muchos jóvenes no se interesan por la ciencia, por la cultura, por el arte. Por el conocimiento en general. ¿Por qué?

En mi opinión, es el sistema. Yo, por ejemplo, sufrí situaciones difíciles durante mi juventud, hasta el punto de negarme a todo, enfrentarme a todo, y discutirlo todo. No era un problema de capacidad; no era falta de interés. Era, simplemente, una falta de motivación por aprender. Sin embargo, aquello que me interesaba, especialmente la astronomía, era mi pasión.

Todo aquello cambió con un libro y una serie: el libro fue “Nueva guía de la ciencia” de Isaac Asimov. La serie fue “Cosmos” de Carl Sagan. Ambas obras me transformaron completamente. A partir de entonces comencé un largo y difícil camino para poder sacar mi vida adelante. ¿Qué había ocurrido? Había ocurrido que había encontrado dos grandes maestros del conocimiento, que además eran maestros en transmitir ese conocimiento con arte, con pasion, con dulzura, envolviéndote en sus conocimientos, en sus datos, en sus sueños.

Hoy muchos jóvenes viven situaciones similares. Lamentablemente, muchos de ellos no encontrarán su libro y su serie que les dé una oportunidad. Las escuelas no son lugares donde se aprende a aprender. Solo se dan datos y más datos, sin pasión, sin calor, sin amor. Aprender es belleza. Aprender es pasión. Aprender es un sueño. Y quien practica la enseñanza debe entender este principio básico. Solo así podrá transmitir conocimiento real a los jóvenes.

Un libro. Y una serie de ciencia. Dos elementos tan sencilos, y tan complejos, cambiaron una vida, la mía, y muchas vidas. Porque muchos ingenieros y físicos de la NASA, del MIT, y del CERN, declaran haberse sentido motivados a ser lo que son gracias a estos materiales. ¿Dónde están hoy los sueños del conocimiento? ¿Dónde está hoy la aventura del saber? Hay que buscarlas. En cualquier esquina, de cualquier lugar…

nueva_guia_de_la_ciencia_asimov

La visión de la educación según Asimov

Supongo que más o menos todos estaremos de acuerdo en que Isaac Asimov fue uno de los hombres más importantes del siglo XX, en lo que se refiere a su visión del futuro en una infinidad de aspectos de la cultura y la tecnología humanas, pero también en todo lo relacionado con sus muy variadas visiones del mundo antiguo, incluyendo sus libros de historia, de divulgación científica, y, en general, del saber humano en general. Somos varias las generaciones que le debemos mucho de lo que somos a Asimov. Personalmente tengo una deuda eterna con él, y sentí su muerte como la de alguien cercano.

Por eso me gustaría traer aquí una entrevista que demuestra, una vez más, su capacidad de prever el futuro de forma brillante y clara. Incluso cuando el entrevistador saca a la luz el clásico “las máquinas van a acabar con la humanidad” él demuestra precisamente lo contrario. Recordemos que esta visión de la educación de Asimov es ciertamente de carácter sofista, donde la educación debe alejarse del grupo, y concentrarse en obtener lo mejor de cada individuo. Sin duda, un visionario.