El día que me expulsaron del instituto

En el mundo de los blogs el título es muy importante. Es la clave, la llave que abre la puerta de la curiosidad del lector. Un título efectista tiene, sin embargo, un peligro: si el contenido no entusiasma al lector, podríamos perderlo irremisiblemente y para siempre.

Por otro lado, mucha gente usa títulos que tienen luego unos contenidos que para nada corresponden con el contenido. Eso es incluso peor. La decepción es total. Poner imágenes en Youtube con chicas ligeras de ropa, por ejemplo. O hablar del nuevo tanque ruso y poner una imagen de algo que parece sacado de Star Wars. Manipulación y mentiras.

Pero, ¿y si el título cuenta la verdad, pero no toda la verdad? Por ejemplo, mucha gente, al leer el título de esta entrada, pensará:

“Mirad, el pesado ese de La leyenda de Darwan quiere darnos otra paliza sobre sus historias de juventud. Lástima que no le caiga un Boeing 747 sobre el hígado y lo reviente”.

Y ahí está la gracia. El título es cierto, me expulsaron del instituto. Pero no cuando era un adolescente. Lo cierto es que me expulsaron cuando tenía cuarenta (40) años. Y esta, señoras y señores, es la historia.

ingeniera_aeronautica
Shoushi Bakarian, una estudiante de ingeniería aeroespacial de la Universidad de Concordia, posa para una fotografía con un dispositivo de ventilación que rediseñó para Cessna Aircraft. Bakarian llegó de Siria en 2016. ¿A cuántos brillantes ingenieros estamos perdiendo por haber nacido en lugares donde no hay oportunidades?

Leer más “El día que me expulsaron del instituto”

Mujeres y física, un camino al conocimiento

Estaba hace unos días preparando un artículo sobre mujeres y física. Básicamente, el artículo pretendía animar a las mujeres, sobre todo a las estudiantes de secundaria, a que estudien ciencias, y concretamente física, si ven que puede ser de su interés.

Muchas mujeres se ven apartadas de carreras científicas porque “la ciencia es para hombres, las letras para mujeres“. Este cántico desfasado sigue, sin embargo, estando muy presente hoy en día. Al parecer una mujer puede ser filóloga o abogada o profesora, pero, por algún extraño misterio, no puede estudiar física, química, matemáticas, y otras ciencias.

Tenía escritas algunas líneas y el planteamiento general, cuando el Instituto de Física Teórica va y publica un vídeo sobre mujeres y física, donde un grupo de mujeres, de todas las edades, explican por qué estudiaron física, qué les llamó de la materia, y qué sienten al haber estudiado esa carrera.

Ante tal vídeo me he visto clara y totalmente superado, y me he dicho a mí mismo: “amigo, has sido tocado y hundido. Así que toma una decisión difícil: el tiempo que ibas a escribir el artículo, dedícalo a la Playstation”.

Bueno, bromas aparte, el vídeo me ha parecido genial, y lo traigo aquí ahora. Solo una cosa:

Me dirijo a toooodas las chicas que quieren estudiar ciencias y les dicen que eso no es para ellas: hacedme caso, por una vez en la vida: al diablo con esas opiniones. Adelante con vuestros sueños. Preparaos bien, trabajad duro, y estudiad física. O la carrera que queráis. Pero llevad vuestros sueños adelante. Siempre. Sin miedos. Sin tapujos.

La física es una carrera genial, pero estudiad lo que os apetezca. No os cortéis, ni tengáis miedo, ni os reprimáis ni por un instante. La física es emocionante, mágica, y maravillosa. Pero, sea lo que sea, adelante. Siempre adelante. La ciencia os espera.

Os dejo con el vídeo. Es divertido, ameno, y constructivo.