Astronáutica: Perseverance y las presuntas fotos falsas

El pasado jueves 18 de febrero la nave que portaba al vehículo Perseverance llegó a Marte, y comenzó las maniobras de aproximación y aterrizaje. El Perseverance es un vehículo de ruedas, al estilo de otros anteriores que ya se han visto, pero mucho más sofisticado y grande (1.200 kilos en la Tierra), y que incorpora un dron complementario.

Vi la aproximación en directo que transmitía la NASA, y confieso que se me encogió el corazón mientras veía la telemetría de la nave llegando a la Tierra. Una telemetría que, no lo olvidemos, llegaba con aproximadamente media hora de retraso. Es decir: cuando la nave indicaba que algo había sucedido, ese algo había sucedido hacía media hora. Esto es consecuencia de la enorme distancia entre Marte y la Tierra.

Así que, cuando se confirmó el correcto aterrizaje de la Perseverance, en realidad llevaba una media hora en Marte. Fue un momento emocionante, y disfruté mucho con la transmisión, y con las conversaciones que se filtraban de los técnicos. Casi parecía una película en el momento clave.

Vehículo Perserverance.
Leer más “Astronáutica: Perseverance y las presuntas fotos falsas”

Fragmento de “La leyenda de Darwan”

Cuando publiqué la trilogía original de La leyenda de Darwan lo hice en una web de literatura llamada Entreescritores. Allí los tres libros quedaron en las tres primeras posiciones absolutas durante casi un año, con decenas de comentarios positivos. El primer libro todavía se encuentra allí junto a los comentarios.

El primer libro era el más corto de los tres. Una editorial dijo interesarse por publicar el libro, pero me pidió que lo ampliara. Yo lo hice encantado, entre otras cosas porque ya tenía la intención de ampliar ese primer libro. Luego la editorial se echó para atrás, pero el primer libro ya estaba ampliado.

Este que traigo aquí es uno de los capítulos adicionales de “La leyenda de Darwan I: Ragnarok”. Helen, una de las dos protagonistas de la saga junto a Sandra, una joven mujer de algo menos de treinta años, se encuentra en su despacho, tras encontrarse su ADN y sus recuerdos almacenados durante millones de años en un sistema informático muy sofisticado y no creado por humanos.

Otros miles de humanos han renacido mediante el mismo procedimiento, y ahora luchan por sobrevivir en un universo muy distinto. Son humanos normales, gente corriente que, no sabe por qué, fueron elegidos para ser salvaguardados en un futuro lejano…

El primer libro se puede descargar de forma gratuita de Lektu.

El mapa de la Galaxia durante los hechos de “La leyenda de Darwan”.
Leer más “Fragmento de “La leyenda de Darwan””

Alternativa a la materia oscura basada en la relatividad general

Recientemente la Agencia Espacial Europea (ESA) anunció que, mediante el telescopio Hubble, habían descubierto una galaxia en la que la mayor parte de la materia oscura había desaparecido de la misma. Yo entonces les pregunté cómo podía desaparecer algo que no se conoce, y cuya existencia y naturaleza no ha sido verificada.

Naturalmente no me contestaron. Debieron pensar, con razón, que se trataba de “otro de esos pesados, que se dedican a preguntar tonterías y cuestiones sin sentido”. Y es verdad: no tiene sentido. Tan poco sentido como todo lo que tenga que ver con la materia oscura.

Pero, dejando aparte mi pregunta absurda y merecedora de una paliza por parte de tres gorilas en un callejón oscuro, ¿podemos seguir insistiendo en la materia oscura? ¿O ha llegado la hora de buscar alternativas? Puede que haya una explicación real.

Si solo se tiene en cuenta la gravedad, las estrellas del borde exterior de las galaxias saldrían despedidas. Algo las retiene; una fuerza gravitatoria creada por un concepto llamado materia oscura. O una modificación de la teoría general de la relatividad.
Leer más “Alternativa a la materia oscura basada en la relatividad general”

Los LauKlars, sus costumbres y modo de vida

Los LauKlars son una especie majestuosa, poderosa y noble, que ha dominado la galaxia no solo gracias a sus capacidades mentales increíbles, sino también a su afán por la búsqueda de la paz y la concordia.

Viajando en gigantescas naves de decenas de kilómetros, han salvado de la destrucción a miles de especies, y han mediado en conflictos entre mundos que parecían irresolubles. Ello les ha dado un halo de seres inmortales y similares a los dioses, aunque son ciertamente mortales, y dejaron sus creencias místicas miles de años atrás.

Descendientes de antiguas aves de la Tierra, sin embargo los LauKlars poco tienen que ver con aquellas especies. Son capaces de volar, y no necesitan manos, ya que su segundo cerebro evolutivo les llevó a poder manejar materia y energía con una precisión imposible de conseguir con objetos materiales. Ello les ha permitido desarrollar tecnologías que se acercan a los límites físicos de lo posible.

Veremos ahora algunos datos generales sobre esta increíble especie, y sus aspectos principales.

Leer más “Los LauKlars, sus costumbres y modo de vida”

Lectura de verano: “Generaciones cuánticas” de Helge Kragh

El otro día tuve la idea de meterme en el cuarto de los trastos. Un lugar inhóspito y oscuro, poblado por seres mágicos, bellas hadas poderosas, y monstruosos seres del Hades. Estuve rebuscando entre las masas de material diverso un material concreto, cuando apareció una tapa de un libro bien conocida.

Resultó ser “Generaciones cuánticas”, de Helge Kragh, catedrático de historia de la ciencia en la Aarhus University (Dinamarca). Este es un libro maravilloso e increíble que me capturó desde el primer instante cuando lo leí, y ahora en una segunda lectura, y que saqué de aquel universo de mi cuarto de los trastos antes de que fuera devorado por algún dragón. Y ha sido mi lectura de este verano. Les contaré mi impresión sobre esta gran obra.

generaciones_cuanticas

Leer más “Lectura de verano: “Generaciones cuánticas” de Helge Kragh”

Ingeniería molecular para la próxima pandemia

Nota muy importante: lo que viene a continuación es un modelo hipotético futuro que se basa en investigaciones actuales sobre la actividad de nanomáquinas, y dos modelos especulativos propios de ataque al virus, uno pasivo y otro activo. Debe quedar claro que todo esto es claramente especulativo, y que gran parte de este artículo es original y una reflexión sobre posibles formas de combatir virus en el futuro.

No soy médico, ni soy virólogo, por lo tanto, estas ideas deben tenerse en cuenta como lo que son: especulaciones sin ninguna base científica actual y, básicamente, una ciencia ficción que podría quizás ser realidad un día. Sí soy escritor de ciencia ficción aficionado. Y uso esa experiencia para imaginar potenciales soluciones futuras. Si se anima a leer este texto, tenga esto en cuenta por favor. Muchas gracias.

Ya he hablado varias veces de lo que se podría haber hecho para evitar la pandemia del Covid-19. No lo digo yo claro, simplemente he referido lo que muchos expertos virólogos y epidemiólogos habían avisado por activa y por pasiva: que una pandemia no era un asunto de si era posible, sino de cuándo iba a ocurrir.

Bien, la pandemia está aquí, y se habla de investigación en virología para evitar futuras pandemias. Pero, afortunadamente, en el futuro no solo los virólogos van a aportar soluciones, sino que otros profesionales se van a apuntar a esta lucha.

En un mundo cada vez más conectado en proyectos interdisciplinares, aparece un nuevo actor para luchar contra futuras pandemias: los ingenieros moleculares.

nanobots
Se especula que los nanobots podrían destruir células cancerígenas. Pero su actividad contra los virus podría ser decisiva en una futura pandemia.

Leer más “Ingeniería molecular para la próxima pandemia”

Mujeres y física, un camino al conocimiento

Estaba hace unos días preparando un artículo sobre mujeres y física. Básicamente, el artículo pretendía animar a las mujeres, sobre todo a las estudiantes de secundaria, a que estudien ciencias, y concretamente física, si ven que puede ser de su interés.

Muchas mujeres se ven apartadas de carreras científicas porque “la ciencia es para hombres, las letras para mujeres“. Este cántico desfasado sigue, sin embargo, estando muy presente hoy en día. Al parecer una mujer puede ser filóloga o abogada o profesora, pero, por algún extraño misterio, no puede estudiar física, química, matemáticas, y otras ciencias.

Tenía escritas algunas líneas y el planteamiento general, cuando el Instituto de Física Teórica va y publica un vídeo sobre mujeres y física, donde un grupo de mujeres, de todas las edades, explican por qué estudiaron física, qué les llamó de la materia, y qué sienten al haber estudiado esa carrera.

Ante tal vídeo me he visto clara y totalmente superado, y me he dicho a mí mismo: “amigo, has sido tocado y hundido. Así que toma una decisión difícil: el tiempo que ibas a escribir el artículo, dedícalo a la Playstation”.

Bueno, bromas aparte, el vídeo me ha parecido genial, y lo traigo aquí ahora. Solo una cosa:

Me dirijo a toooodas las chicas que quieren estudiar ciencias y les dicen que eso no es para ellas: hacedme caso, por una vez en la vida: al diablo con esas opiniones. Adelante con vuestros sueños. Preparaos bien, trabajad duro, y estudiad física. O la carrera que queráis. Pero llevad vuestros sueños adelante. Siempre. Sin miedos. Sin tapujos.

La física es una carrera genial, pero estudiad lo que os apetezca. No os cortéis, ni tengáis miedo, ni os reprimáis ni por un instante. La física es emocionante, mágica, y maravillosa. Pero, sea lo que sea, adelante. Siempre adelante. La ciencia os espera.

Os dejo con el vídeo. Es divertido, ameno, y constructivo.

Física a la escala de Planck

Nota: no soy físico. De hecho soy hombre de letras en un amplio sentido del término. Por eso este contenido, como todos los demás relacionados con el conocimiento de la naturaleza, deben ser tenidos en cuenta como simples especulaciones y reflexiones personales. Muchas gracias.

Uno de los diversos motivos del fracaso de la teoría de cuerdas, entre otros muchos, es el de trabajar en la escala de Planck. La idea que subyace a la propia naturaleza de esta teoría es que el universo está compuesto por, precisamente, diez dimensiones físicas, y una dimensión temporal. Y que su estructura básica son un tipo de cuerdas que vibran, y que solo son accesibles a la escala de Planck. Pero, ¿qué es la escala de Planck? Ahora vamos a verlo.

calabi-spin
Modelo de Calabi-Yau, una estructura matemática que corresponde con un modelo de universo de diez dimensiones, siete de ellas plegadas sobre sí mismas a la escala de Planck.

Leer más “Física a la escala de Planck”

Oppenheimer y el peso de la historia

La frase de la semana nos la trae Robert Oppenheimer, un nombre quizás no demasiado popular, aunque fue el padre tecnológico de la bomba atómica. No el padre teórico, porque otros ya habían teorizado con la idea de la fisión nuclear y probado que era posible. Oppenheimer lo llevó a la realidad, y creó las dos primeras bombas atómicas: Little Boy, basada en uranio, y Fat Man, basada en el plutonio.

La primera fue lanzada sobre Hiroshima, y la segunda sobre Nagasaki, con las consecuencias que todos conocemos, o que deberíamos conocer. Porque no debemos olvidar ese horror nunca.

Como nota curiosa, solemos hablar de “bombas atómicas”, pero en términos técnicos, una bomba atómica es aquella basada en la reacción de átomos, es decir, las convencionales. Estas bombas de uranio y plutonio deberían ser llamadas “bombas nucleares”. Pero bueno, este es un pequeño detalle.

La frase que nos dice Oppenheimer, fue pronunciada ante la comprensión final de lo que había creado: un verdadero monstruo destructor de mundos, literalmente. Pero la frase, a fuer de ser sinceros, no es de Oppenheimer. Él la cita en referencia a un antiguo libro sagrado Hindú, el Bhagavad-Gita, como bien se comenta en la increíble película “Octubre rojo”. La frase es:

“Me he convertido en la muerte, el destructor de mundos”.

Oppenheimer luego fue acusado de ser comunista, en esa época de los cincuenta y sesenta del siglo XX en Estados Unidos, donde un senador llamado McCarthy acusó de ser comunistas a una gran cantidad de artistas y científicos, destrozando la vida de muchas personas. Ese fenómeno, una mancha negra en la historia de Estados Unidos, se conoce como Macartismo. Oppenheimer nunca fue comunista, ni se probó nada de lo que se le acusó, como ocurrió con otros miles de falsos acusados.

me-he-convertido-en-la-muerte-el-destructor-de-mundos-robert-oppenheimer-191551

Leer más “Oppenheimer y el peso de la historia”