Cosmología: cuando un titular tendencioso guarda un tesoro

Cada semana podemos encontrar, sobre todo en las redes sociales, fantásticas noticias sobre increíbles descubrimientos en el campo de la ciencia. Descubrimientos que dejarán obsoletas las ideas que hasta ahora teníamos sobre distintas materias, como el universo, la vida, etc. Son noticias que aparecen con titulares sonoros como “Einstein estaba equivocado”, “Una nueva idea en física deja obsoleta toda la mecánica cuántica” o “increíble avance permitirá la inmortalidad en cincuenta años”.

Luego, se entra en el detalle de la noticia, y poco o nada se encuentra de ese titular. Es el famoso “clickbait”, término inglés para indicar un titular que lo que pretende es enganchar al lector para que haga click en el enlace, y traerlo a la página, aumentando las visitas y los ingresos publicitarios. Muchas de esas páginas ponen cuatro notas sobre la noticia, y luego se ve que están repletas de publicidad, mucha de ella engañosa o con noticias falsas. Una publicidad que analiza la ip del lector, y si el lector está en Madrid, la noticia dirá “Este juego está arrasando en Madrid”. Si el lector está en Sevilla dirá lo mismo pero de Sevilla.

Lo más triste de este escenario es que revistas científicas importantes, como American Scientific, se apunten a esta estrategia. En un mundo donde la ciencia se está convirtiendo en una carrera por obtener ingresos rápidos para mantener las revistas del sector mediante publicidad y trucos como el clickbait, los científicos serios y rigurosos tienen muy pocas posibilidades de hacer carrera. Si una investigación requiere de diez años, los inversores quieren que en un año ya haya resultados directos. La ciencia no funciona así. Los avances científicos no se aceleran por mucha publicidad que se introduzca en una web. La ciencia está siendo vendida a un modelo de negocio rápido y completamente basado en titulares espectaculares y en trucos de circo baratos.

Y, lo más curioso, es que la noticia llamativa guarda otra, de carácter impresionante, de la que nadie habla. Vamos a verlo.

colision_estrellas_neutrones

Leer más “Cosmología: cuando un titular tendencioso guarda un tesoro”

Anuncios

LQG y comunicaciones hiperlumínicas (parte II)

Después de la primera parte, vamos con la segunda parte del artículo, donde desarrollaremos un concepto de transmisor hiperlumínico. Naturalmente, estos conceptos que expongo aquí son teóricos y conceptuales, pero están basados en los conocimientos actuales sobre la naturaleza de la gravedad y de las ondas gravitatorias. Hay que especular, y luego hay que verificar las hipótesis. Pero sin hipótesis no hay teorías. Debe quedar muy claro, eso sí, una cosa: yo no soy físico, de hecho soy de letras, pero eso no significa que no pueda imaginar cosas, y probablemente equivocarme muchas veces. Pero lo hago con entusiasmo y con dedicación.

Eso sí, tampoco acato el inmovilismo de muchos físicos ante nuevas ideas. A veces creo, cuando he hablado con algún doctor en física, que están atrapados en sus propias teorías, y enredados en una madeja de conceptos de la que temen salir. Otros físicos deberán romper esa madeja y abrir nuevos caminos. Y yo seré muy feliz si llego a verlo algún día, en los días que me quedan en este mundo. Naturalmente, mis opiniones aquí vertidas son solo mías, y a ellas me debo, sin que nadie deba, en ningún momento, prestar más atención ni importancia que la de una reflexión en voz alta.

Empecemos pues, dando un pequeño rodeo para introducir este asunto: la unificación.

gravedad_0
La masa curva el espacio-tiempo (Albert Einstein)

Leer más “LQG y comunicaciones hiperlumínicas (parte II)”

Lisa Pathfinder, y el dominio de la Cuarta Fuerza (2)

Nota: para acceder a la primera parte de este artículo, pulse o piense en este enlace.

En esta segunda parte, vamos a abrir el interior de la sonda LISA Pathfinder, para entender qué hay en su interior, y vamos a pensar en lo que podría suponer poder controlar la gravedad. Dicho así suena a ciencia ficción, y lo es. Pero, sin embargo, no está todo perdido en cuanto a dominar la cuarta fuerza del universo.

Nos queda un largo recorrido todavía para conocer los muchos secretos que aún guarda la naturaleza. Nuevas fuerzas, nuevas dimensiones, y, sobre todo, un nuevo paradigma de la física, que englobe a la actual, y la expanda para cubrir aspectos que actualmente son debatidos de forma constante en los foros de la física teórica.

La Tierra curva el espacio-tiempo a su alrededor
La Tierra curva el espacio-tiempo a su alrededor

Leer más “Lisa Pathfinder, y el dominio de la Cuarta Fuerza (2)”

Lisa Pathfinder, y el dominio de la Cuarta Fuerza

La fuerza más débil del universo será la que dé el mayor impulso a la humanidad (Yvette Fontenot. Del libro “Las entrañas de Nidavellir”).

Primera parte: la gravedad

Recientemente, la E.S.A. (Agencia Espacial Europea) ha lanzado al espacio una sonda que es sin duda bastante especial. Conocida como LISA Pathfinder, su objetivo es detectar un fenómeno que fue postulado por la teoría general de la relatividad de Einstein: las ondas gravitatorias. Con una energía muy inferior a las ondas electromagnéticas, su presencia y análisis nos permitiría estudiar el mismo origen del universo, cuando se produjo el big bang, y también, nos permitiría, como ya hacen las frecuencias electromagnéticas, analizar fenómenos estelares donde están implicadas masas enormes, y en sucesos tremendamente poderosos, como, por ejemplo, la explosión de una supernova.

Es importante recalcar que esta sonda es solo un ejercicio experimental, un banco de pruebas, para un proyecto mucho más ambicioso que vendrá más adelante, y que permitirá colocar tres sondas en el espacio. Midiendo sus distancias mediante láser con una precisión sin precedentes, estas sondas serían capaces, en teoría, de detectar una onda gravitatoria alterando la masa de sus instrumentos de detección. Algo que se viene intentando en la Tierra desde hace treinta años, sin resultados aparentes.

LISA Pathfinder

La sonda espacial LISA Pathfinder se separa de su módulo de propulsión, al llegar a su órbita de destino, situada en el punto de Lagrange L1

Leer más “Lisa Pathfinder, y el dominio de la Cuarta Fuerza”