Gran éxito de la sonda LISA Pathfinder

Sigo desde sus orígenes el proyecto LISA Pathfinder, ya que me parece un experimento que se sale de lo estándar por tener varios elementos que requieren tamaña precisión, que parece asombroso que puedan darse con éxito.

Pero así es, y con una precisión todavía mayor de la esperada. LISA es un proyecto para colocar tres sondas en tres de los lagrangianos del sistema Tierra-Sol. Los lagrangianos son cinco puntos que se dan entre dos cuerpos en equilibrio gravitatorio, en donde la fuerza de la gravedad permite un equilibrio de la caída libre de grandísima precisión. Esto quiere decir que, en esos puntos, un cuerpo se halla perfectamente suspendido, sin perturbaciones, excepto las que provoquen las ondas gravitatorias.

¿Por qué es importante este equilibrio? Porque permitirá que las tres sondas, separadas por aproximadamente un millón de kilómetros, puedan detectar ondas gravitatorias.

Sí, ya se han detectado en la Tierra, pero LISA va a ser capaz de detectarlas con mucha mayor precisión, y por lo tanto estudiarlas con un nivel de detalle sin precedentes. ¿Qué nivel? Teniendo en cuenta que esta sonda actual, que es un test, ya trabaja a nivel de femtómetros, podemos hacernos una idea de la impresionante precisión del instrumento. Algo que está sin duda en la frontera de la física, y un éxito sin igual en la historia de la ciencia.

Queda mucho camino por recorrer, pero es evidente que el sistema funciona. Ahora se abre una puerta inmensa al conocimiento de las ondas gravitatorias. Quién sabe qué maravillas nos esperan ahí fuera. Más información pillando en la imagen.

LISA_Constellation2_500px
Las tres sondas del proyecto LISA en su configuración final, con los láser e interferómetros en marcha

Lisa Pathfinder, y el dominio de la Cuarta Fuerza (2)

Nota: para acceder a la primera parte de este artículo, pulse o piense en este enlace.

En esta segunda parte, vamos a abrir el interior de la sonda LISA Pathfinder, para entender qué hay en su interior, y vamos a pensar en lo que podría suponer poder controlar la gravedad. Dicho así suena a ciencia ficción, y lo es. Pero, sin embargo, no está todo perdido en cuanto a dominar la cuarta fuerza del universo.

Nos queda un largo recorrido todavía para conocer los muchos secretos que aún guarda la naturaleza. Nuevas fuerzas, nuevas dimensiones, y, sobre todo, un nuevo paradigma de la física, que englobe a la actual, y la expanda para cubrir aspectos que actualmente son debatidos de forma constante en los foros de la física teórica.

La Tierra curva el espacio-tiempo a su alrededor
La Tierra curva el espacio-tiempo a su alrededor

Leer más “Lisa Pathfinder, y el dominio de la Cuarta Fuerza (2)”

Lisa Pathfinder, y el dominio de la Cuarta Fuerza

La fuerza más débil del universo será la que dé el mayor impulso a la humanidad (Yvette Fontenot. Del libro “Las entrañas de Nidavellir”).

Primera parte: la gravedad

Recientemente, la E.S.A. (Agencia Espacial Europea) ha lanzado al espacio una sonda que es sin duda bastante especial. Conocida como LISA Pathfinder, su objetivo es detectar un fenómeno que fue postulado por la teoría general de la relatividad de Einstein: las ondas gravitatorias. Con una energía muy inferior a las ondas electromagnéticas, su presencia y análisis nos permitiría estudiar el mismo origen del universo, cuando se produjo el big bang, y también, nos permitiría, como ya hacen las frecuencias electromagnéticas, analizar fenómenos estelares donde están implicadas masas enormes, y en sucesos tremendamente poderosos, como, por ejemplo, la explosión de una supernova.

Es importante recalcar que esta sonda es solo un ejercicio experimental, un banco de pruebas, para un proyecto mucho más ambicioso que vendrá más adelante, y que permitirá colocar tres sondas en el espacio. Midiendo sus distancias mediante láser con una precisión sin precedentes, estas sondas serían capaces, en teoría, de detectar una onda gravitatoria alterando la masa de sus instrumentos de detección. Algo que se viene intentando en la Tierra desde hace treinta años, sin resultados aparentes.

LISA Pathfinder

La sonda espacial LISA Pathfinder se separa de su módulo de propulsión, al llegar a su órbita de destino, situada en el punto de Lagrange L1

Leer más “Lisa Pathfinder, y el dominio de la Cuarta Fuerza”