Viajando al reino de los lectores ingleses

Hoy me va a permitir el amable lector, si no es mucha molestia, que transmita aquí mi alegría por ver cómo se acerca el momento de publicar la primera parte de “La leyenda de Darwan” en inglés, en la tienda de Amazon. Siempre he estado convencido de que el inglés es un medio ideal para llegar a millones de lectores amantes de la ciencia ficción y la fantasía, y con la traducción podré tener acceso a ese mercado. No en vano gran parte de los mayores escritores de ciencia ficción son ingleses. Eso sí, escribiré con pseudónimo, con un nombre cuyo apellido es un homenaje a una dama muy querida por mí.

darwan1-vert-eng-text
The Legend of Darwan

Leer más “Viajando al reino de los lectores ingleses”

Anuncios

Fragmento de “Ángeles de Helheim”

Rachel, la cuñada de Vasyl Pavlov, se encuentra trabajando junto a Irina en un punto perdido de Venezuela, descodificando una información relacionada con el asesinato de su hermana, que era a su vez la esposa de Pavlov. Este y su compañero de armas, Guillermo, acuden a un sórdido antro que Guillermo sabe puede ser de su interés. Vasyl no se encuentra muy entusiasmado con la idea, pero comprende que es mejor acompañar a Guillermo para olvidar todo lo que está viviendo, y para controlar a su impetuoso compañero.

—Ponme otra copa, por favor —rogó Guillermo. La camarera del peor tugurio de contactos que había podido encontrar en la zona sonrió diciendo:
—Otra copa para mi soldadito. ¡Qué guapo eres!
—No es nada comparado con la profundidad de tu mirada, preciosa. —Ella sonrió mientras servía la copa. A su lado, Pavlov se llevó las manos a la cara.
—¿Tienes que ser tan patético? —preguntó Pavlov.
—¿Qué te pasa Vasyl? Solo estoy siendo amable con esta bella señorita. —Ella, que había oído el comentario de Pavlov, le espetó:
—¿Y a ti qué te pasa? ¿Siempre estás tan amargado? —Pavlov no respondió, pero sí Guillermo.
—No le hagas caso. No has visto nada en realidad. Hoy le pillas de buen humor. —Ella torció el gesto, y tras unos instantes, volviendo la vista a Guillermo, le dijo sonriente:
—Bueno, lo que le pase a ese tonto no es nuestro problema. Tu amigo se puede perder donde quiera. Pero tú y yo podríamos hablar de tus grandes batallitas luego, y, si quieres, montamos una pequeña guerra nuclear en mi casa… —Guillermo rió, y contestó:
—No sé si podré; esta bestia que está a mi lado no quiere que vaya correteando por ahí.
—¿Quién es, tu ángel de la guarda? —preguntó ella con sorna.
—Es un ángel, pero no lleva alas del cielo, te lo aseguro. —La camarera miró a Pavlov con desprecio, y se alejó sonriente hacia otro cliente.
—No sé cómo aguantas esto —le comentó Pavlov.
—¿Por qué? Es muy simpática. Y muy guapa.
—Con eso que le has dado de propina, hasta yo podría llegar a ser simpático.
—Lo dudo. Pero alegra esa cara hombre. Llega la caballería.
—¿De qué hablas ahora? —Guillermo señaló con el dedo. Pavlov vio que por la puerta entraba Irina. Varios hombres se giraron para verla. No era nada habitual que una mujer entrase allá. Aunque tampoco era demasiado infrecuente. La mayoría de veces, sin embargo, se trataba de mujeres que iban a buscar a sus maridos descarriados, para tratar de llevarlos al redil, o para pegarles un tiro con un arma. En este caso, la situación era distinta.
—Vaya, aquí estáis, como bien supuso Rachel —comentó sentándose en la barra al lado de Pavlov. La camarera se acercó con cara de pocos amigos, y le dijo:
—¿Qué quiere, señora?
—Señorita, si no te importa. Ponme una cerveza. —La camarera sacó una cerveza, y la colocó de un golpe en la barra.
—¿Quiere vaso, o le dejo la botella? ¿O se la tiro por la cabeza, “señorita”?
—Deja la botella, y piérdete —le respondió Irina mientras tomaba un trago. La camarera se fue echando humo. Guillermo se dirigió a ella:
—Oye Irina, no me estropees el plan para esta noche. La tengo a punto.
—¿Ese es tu plan? ¿Y por cuánto te sale? Qué triste.
—¿Y qué quieres? En medio de este país perdido, sin conocer a nadie, solo y abandonado, y con la única compañía de Pavlov. ¿No te parece que es para desesperarse?
—Seguramente. Y mucho. Pero ahora no hay tiempo de eso. Tenemos que hablar, Pavlov. Hay novedades. Novedades importantes.

portada_angeles

 

Literatura de mortales e inmortales

El otro día hablaba de escritores mortales e inmortales. Hoy lo haré sobre sus personajes, que también pueden, y son, mortales o inmortales según sus actos y su historia. Mortales escribiendo sobre inmortales, e inmortales que narran la vida de mortales. Esas son las paradojas de la historia de un escritor.

Un lector me comentaba que mis textos tienen siempre una visión estratégica de los sucesos que se dan. Dicho de otro modo, que la historia que se narra la viven los responsables máximos de los sucesos acaecidos. Generales, almirantes, presidentes, grandes líderes de dos o más bandos buscando el poder y la gloria. Es decir, los hombres y mujeres inmortales, en el sentido de que suelen ser los que pasan a la historia de los hechos y los mitos.

Helen Parker. Yggdrasil.

Leer más “Literatura de mortales e inmortales”

La mortalidad de los inmortales

Hablando con mi hermana, le comentaba el viejo chascarrillo que dice que, para convertirse en un escritor inmortal, primero debes morirte, y así podrás disfrutar del éxito que siempre estuviste esperando en vida.

Y es verdad que, en más casos de lo que podríamos esperar, escritores, y otros artistas, y también otras personas que han tenido una actividad importante en la vida en forma de contribución a la humanidad, son reconocidos solamente tras la muerte. “Qué gran artista ha perdido el mundo” se dice, mientras en vida fue ignorado.

Es algo eterno, e inmortal, en el ser humano. La necesidad de perpetuarse en el tiempo se consigue mediante las obras, porque el cuerpo desaparece para siempre. Pero, abriendo un libro de un antiguo escritor ya desaparecido, lo traemos de vuelta. Nos habla, nos enseña, y nos guía en sus enseñanzas, en sus logros, en sus miedos, y en sus sueños.

Al fin y al cabo, los muchos miles (miles) de escritores que constantemente aparecen en las redes sociales presentando su magnífico libro, irrepetible y que no podrás dejar de leer, con una historia diferente que te atrapará de principio a fin, no esperan otra cosa más que la inmortalidad. La inmortalidad y un reconocimiento que, en la inmensa mayoría de los casos, nunca llegará.

nine_worlds_yggdrasil
Yggdrasil, el árbol que une los nueve reinos del universo en la mitología nórdica

Leer más “La mortalidad de los inmortales”

“Escritores: doce consejos a olvidar, y tres historias desesperadas” gratis en Amazon

Desde hoy (viernes 20 de octubre) y hasta el domingo, está disponible para descarga gratuita la versión ebook de “Escritores: doce consejos a olvidar, y tres historias desesperadas”. Se trata de una recopilación de los textos sobre literatura que más han interesado a los lectores, más tres relatos relacionados con el mundo de la literatura.

En este libro puede tenerlos a mano en un solo documento, lo cual siempre es una comodidad para llevar en el lector de libros, si usted gusta de estos dispositivos. Yo siempre lo digo: no elija entre papel y electrónico: use el que quiera, o use ambos, porque ambos tienen sus ventajas y desventajas.

Yo ahora tengo que empezar el decimotercer libro de la saga, pero por temas profesionales y personales no he podido. Comenzar a escribir un nuevo libro es una ceremonia, y requiere de un estado mental que yo ahora mismo no poseo. Pero no importa, los libros que faltan de la saga ya están escritos. Solo espero poder vivir lo suficiente para poder transcribirlos a un medio de lectura. Pero eso, como ocurre con el futuro, es un misterio.

De momento, la saga está completa en gran parte, y eso ya es una gran alegría y fuente de satisfacción para mí. No quería marchar de este mundo sin dejar al menos una parte de la saga Aesir-Vanir terminada. Ahora están terminadas dos partes de las tres. ¿Es suficiente? No, pero tampoco está nada mal.

Como siempre, gracias a todos los lectores por sus comentarios y opiniones. Son la savia que hace vivir a un escritor. Un abrazo.

12 consejos

El éxito del fracaso, un éxito asegurado

Hoy estoy vago, más incluso de lo habitual. Estaba repasando los artículos de este año más leídos. Por cierto, hace un mes que hemos superado las lecturas de todo el año pasado, así que no puedo más que agradecer a los lectores su interés por esta página. Si ahora me invitan a una cerveza y olivas mi felicidad será total.

Es broma. Pueden saltarse las olivas. En cualquier caso, como hoy no estoy inspirado, creo que es bueno recordar ese texto, que habla de cómo fracasar como escritor. Yo, como experto en fracasar como escritor y como persona, puedo dar fe que fracasar es un trabajo duro, que requiere constancia y dedicación.

Este texto se basa en mis tiempos cuando aún estaba metido en grupos de literatura de Facebook, de los que ya me he borrado, en un ejercicio de limpieza mental que me era muy necesario.

Puede leer el lector el artículo en este enlace. Fracase en la vida de vez en cuando. Es bueno para darnos cuenta de que el fracaso enseña muchas cosas, generalmente más que el éxito. Fracase; dese de bruces contra el suelo y la realidad, y habrá dado el primer paso para el éxito. El segundo paso lo explicaré cuando yo mismo lo haya averiguado. Feliz semana.

snoopy_escritor

 

Fisiología y propiedades de los “Escritores Astérix”

Muchos de los amables lectores que puedan estar leyendo este texto, habrán oído, o también leído, alguna de las historias de Astérix, el famoso galo que, junto con su amigo Obélix, resistían en un pueblo galo la invasión del Imperio Romano, en el año 50 a.C. Muchos crecimos leyendo aquellos maravillosos libritos, que además de ser tremendamente entretenidos, nos introducían en la historia antigua de Roma y de la vida de los pueblos de aquellos tiempos. Con abundantes anacronismos por supuesto, pero eso le daba un toque surrealista divertido y muy ocurrente.

¿Qué tiene esto que ver con los escritores? Es más: ¿qué es un “escritor Astérix? En aquellos libros, un pequeño pueblo resistía a Roma gracias a una pócima mágica del druida del pueblo. Gracias a eso, siempre conseguían seguir siendo un pueblo rodeado, pero libre.

De algún modo, los escritores Astérix son ese tipo de creador que resiste incansable las enormes dificultades de escribir cuando editoriales y la mayoría de lectores le ignoran. Pero atención, con un secreto: tienen una pócima mágica: sus libros. ¿Y qué poder tiene esta pócima mágica de estos escritores? Que atrapan a un pequeño, pero extremadamente fiel, grupo de lectores. Vamos a verlo.

albaflorio

Leer más “Fisiología y propiedades de los “Escritores Astérix””