La última carta de Julia

Ocho de la tarde. Salí de aquella maldita oficina, por fin. Era un viernes más, de un mes más, de aquel absurdo invierno. A mis treinta y pocos, y con un divorcio todavía caliente en mi mente y en mi cartera, no tenía motivos para pensar que aquella noche fuese a ser especial. Pero lo fue.

Esta es mi historia, para que conste en acta. Si es que alguien la lee algún día. Y cree que la vida es solo aquello que se ve. Que se siente. Y que se toca.

Leer más “La última carta de Julia”

Vacaciones y nuevo libro en Amazon

Nota anexa: durante unos días el libro estará disponible gratis en Lektu.

Voy a tomarme, por fin, unos días de descanso, pero antes de despedirme quisiera comentarles que ya está disponible en Amazon la versión Kindle de “La estrella de Kítezh” para aquellos que gusten de leerlo en el famoso lector. La segunda semana de agosto saldrá en otros formatos y en papel.

“La estrella de Kítezh”, obra ambientada en 2141, explica el origen de la tensa y difícil situación que Robert y Sandra viven luego en la novela “Las entrañas de Nidavellir“, todo ello en medio de un proyecto con una sola finalidad: obtener de un golpe una solución para un conflicto entre dos países en lucha: Rusia y China.

Thriller, acción, política, romance, biotecnología, y conspiraciones en una novela que, no voy a negarlo, tiene cierta inspiración en los hechos acaecidos en el mundo con la pandemia del SARS-CoV-2. Un relato largo, o una novela corta, como ustedes prefieran, tiene un poco de ambas cosas. Y con una reflexión: los límites de la guerra, cuando se ha perdido la confianza en una victoria, y se desea traspasar toda línea ética y moral para cambiar el destino.

Agradezco a todos los lectores que han mostrado interés en esta obra,  y si se animan a leerla espero que sea de su agrado. Muchas gracias.

portada_sandra_kitezh

“Te esperaré al anochecer” gratis ahora en el blog

Estamos en época de vacaciones, en la que las lecturas ligeras suelen agradecerse para la playa, o en esos momentos en los que estamos descansando. En todo caso, las lecturas de relatos cortos son muy populares, y además son el medio de muchas personas para aficionarse por la lectura. Porque empezar por un libro de 500 páginas puede ser duro, por lo que, ¿por qué no leer relatos cortos, que vayan animando a ese nuevo lector al mundo de las letras?

Con esa finalidad he subido al blog, ahora en formato pdf, “Te esperaré al anochecer“, un relato que escribí hace un año, y que ha tenido una sorprendente lista de lectores en Lektu, a los cuales agradezco su interés. Un texto que se sigue descargando actualmente en esa página, al menos dos o tres veces por semana, que puede parecer poco, pero es constante y continuo. Teniendo en cuenta que en Lektu hay miles de libros, es todo un honor y un placer.

“Te esperaré al anochecer” es un relato corto de corte romántico y fantástico, que se me ocurrió en la época en la que Amazon hacía una publicidad casi obsesiva de su producto Alexa, ya saben, ese aparatito al que se le preguntan cosas y responde de forma obediente. Yo personalmente no creo que nunca me ponga uno de esos cacharros en casa, todas estas cosas de la tecnología moderna me repelen. Pero pensé que un relato inspirado en ese aparato en una fantasía podría ser divertida de escribir, y de leer.

Este texto está dedicado a Ana, una chica con la que nos comunicábamos por la noche encendiendo y apagando nuestros dormitorios, que se encontraban en dos edificios a unos doscientos metros, y con el que teníamos una visión en línea recta. Fue la que me regaló el libro “Un mago de Terramar” de Úrsula K. Le Guin, un libro maravilloso y lleno de vida y poder, como lo era ella. Nunca olvidaré aquel regalo. Ni a ella.

Sin más, les dejo con el relato, que pueden leer ahora también en el blog en formato pdf, y descargarlo si lo desean. El texto incorpora además un texto más corto y antiguo. Espero que les guste. Muchas gracias.

te_esperare_al_amanecer

 

“Te esperaré al anochecer” disponible en Lektu

Tengo que decirte que mi vida ha cambiado completamente desde que nos vimos aquella noche mágica. Sí, sé que suena a tópico, a lo de siempre. Sé que estuve casado antes, y que mi vida fue un completo tedio, más aburrido que encender la televisión esperando que algo, o alguien, te cambie la vida de algún modo.

Pero tu aparición logró eso, y mucho más. Aquel viernes mágico, riendo, hablando, mirando las estrellas con mi viejo telescopio, y jugando con las olas del mar, comprendí que la magia no es esperar que ocurra un milagro; la magia es dejarse llevar por el milagro de tu mirada azul y limpia, como el mar que besaste aquella noche.

Esta noche te esperaré otra vez. Te esperaré al anochecer. Porque quiero volver a compartir contigo las estrellas. La vida comienza para muchos cuando sale el Sol. Para mí empieza cuando se pone. Porque es entonces, y solo entonces, cuando siento que estás cerca.

Vuelve. Seamos, de nuevo, un corazón en busca de estrellas…

portada_te_esperare