Blogueros: el síndrome BES (Bloguer Exhaustion Syndrome)

Se habla mucho, y con razón, del síndrome del “burnout” en los blogueros, o sea, entusiastas que se dedican a tener una página web donde hablar de cualquier cosa que les interese, sea papiroflexia, cocina, maternidad, o mecánica cuántica.

Todo cabe en los blogs, y hay blogs que son verdaderas joyas por sus contenidos, que ofrecen de forma gratuita y altruista. No aparecen en la tele ni en entrevistas, pero los lectores saben que allí hay material de primera.

Pero eso tiene un precio, y es que el bloguero, que es un ser humano aunque muchos crean que estas cosas se escriben solas, puede agotarse mentalmente. Y ahí aparece el “síndrome del burnout”, que es un anglicismo para decir: “estoy hasta el gorro del maldito blog”. O quizás simple y llanamente: “no puedo más”. Vamos a analizar este síndrome a continuación, y ver naturaleza, origen, y posibles soluciones.

musas-uno-1
Las musas inspiran a los creadores, pero ellas solas no se bastan para mantener un blog

Leer más “Blogueros: el síndrome BES (Bloguer Exhaustion Syndrome)”

Cómo perder dinero con tu blog en diez minutos

Bueno, el título es una broma claro, pero de eso va: todo el mundo me dice cómo he de ganar dinero con el blog. Sin embargo, yo, loco de mí, en una incomprensible sinrazón y locura, he querido crear un blog para perder dinero. ¡Blasfemia! ¡Cómo se te ocurre!

¡Pierda dinero con su blog fácilmente y sin esfuerzo!

Y lo he logrado. De hecho, el  blog ya no tiene ni publicidad. Y eso lo pago yo de mi bolsillo. ¿Por qué? Porque quiero que la gente disfrute del blog, no de los anuncios.

Pero vamos a hablar en serio ahora de esto.

Este mundo de las redes sociales tiene cada vez más una función de comunicación para negocios, incluso cuando hablamos de particulares, y menos de red social propiamente dicha, que es para lo que nacieron. Recibo cantidad de información a menudo con sugerencias, ideas, y formas de “monetizar el blog” mediante las redes sociales.

Pues mire usted, yo respeto profundamente a quienes quieren monetizar su blog, su web, su tienda. Pero yo no voy a monetizar nada. Y, peor aún, recientemente borré la cuenta de Twitter, y creé una nueva, porque esa antigua cuenta había quedado demasiado dispersa en demasiados aspectos, y no me gustaba. Quiero tener las redes sociales enfocadas, en su mayor parte, a mis libros y mis artículos, sin perderme en otras cosas, ni dispersarme, algo que me pasa a menudo.

pazyamor

Leer más “Cómo perder dinero con tu blog en diez minutos”

Blogs de maternidad: un fenómeno al alza

Si llego a saberlo… Tendría que haber creado este blog con menos tonterías de física o filosofía, y haberlo dirigido a asuntos relacionados con la infancia, la lactancia, el cambio de pañales, la educación infantil, las relaciones sexuales tras el parto… Ahora tendría diez mil seguidores, y haría anuncios con los que ganaría millones.

Bueno, bromas aparte, esta entrada es un poco especial, porque quiere ser un pequeño homenaje a esos padres y madres que sufren, pero también disfrutan, de su vida familiar con sus hijos. Especialmente a la madre, porque inevitablemente es la que lleva a la criatura nueve meses en el vientre, y luego tiene que lidiar con mil cambios hormonales, psicológicos y fisiológicos. Y eso me recuerda a una amiga, que tras tener el segundo me confesó: “se me ha puesto un culo que no pasa por la puerta”. Historia real y viva de la vida, la intrahistoria de la que hablaba Unamuno.

Es una experiencia muy dura sin duda, pero que es evidente tiene también aspectos positivos. Yo no tengo hijos, y a veces me dicen que, por ello, no puedo saber lo que es criar un hijo. Puede que no haya criado a un hijo, pero eso no me incapacita para entender y sentir lo que muchos padres y madres viven a diario con sus hijos. Y fui hijo, por cierto. Y de los difíciles. Se lo puedo asegurar al cien por cien.

He conocido a varios padres y madres en esos momentos más duros con la relación alrededor de sus hijos, y también por supuesto de sus parejas. ¿El último caso? Esta semana. No con una madre, sino con una abuela, que ayuda a su hija con una niña de unos dos años, y un niño recién nacido. ¿Y qué me dice esa señora?

blogs_padres

Leer más “Blogs de maternidad: un fenómeno al alza”