Configurando los próximos pasos del blog

Llega junio, de un año como es el 2020 que sin duda pasará a la historia. La razón la sabe todo el mundo: fue el año en que se acabó de escribir la saga Aesir-Vanir de La leyenda de Darwan.

Bueno, hablando en serio, el motivo es el virus, que nos ha mareado a todos y ha traído mucho dolor a demasiadas familias. Vamos a ver si se va superando este asunto, aunque no debemos bajar la guardia ni un instante, porque el virus sigue y seguirá ahí fuera. Las pérdidas humanas, esas, por desgracia, solo pueden llorarse, y lamentarse. Buscar responsables también, pero nadie traerá de vuelta a esos seres queridos.

En cuanto al blog, sigue adelante, y tengo muchos planes. De momento les dejo con los datos que me ha pasado Google sobre cómo ha funcionado la página este mes de mayo.

google_search_mayo

Leer más “Configurando los próximos pasos del blog”

El blog cuando ya no existe bloguero: destino y final

Vivimos en una sociedad que nos enseña desde pequeños, demasiadas veces, que somos inmortales. Que no hay peligro, que todo está bien, y que todo va a ser eterno. Pasamos muchas veces nuestra juventud pensando que no va a acabar nunca, aunque sepamos que así es, y vivimos incluso los cuarenta y cincuenta con aquello de “persona de edad media”.

Pero la realidad se impone, y hemos de entender que, en cualquier momento, podemos dejar este mundo. Ese es un tema que se trata poco, o nada, en las sociedades occidentales actuales. Es un tabú, y se esconde como si fuese algo malo, algo a evitar.

Cuando llega un momento en el que tenemos que enfrentarnos a esa realidad, muchos no están preparados, y vienen entonces los nervios, la tensión, el sufrimiento. Porque morir siempre es desagradable, siempre es terrible, pero siempre estará ahí ese momento, que llegará tarde o temprano. Aceptarlo o no es algo secundario ante la realidad. Entonces, ¿qué hacer con nuestro legado? ¿Con nuestro trabajo literario, con nuestros ensayos y escritos?

fenrir
Fenrir, el monstruo-lobo que devorará el universo en el Ragnarok; hasta los vikingos eran conscientes de que todo tiene un final.

Leer más “El blog cuando ya no existe bloguero: destino y final”

El top ten de La leyenda de Darwan

Mientras termino de preparar el texto y el vídeo del nuevo artículo, que se centra en la exploración de Marte y todo lo derivado de ese arriesgado y durísimo viaje, me gustaría traer aquí los diez artículos más leídos en el blog.

Con un aumento del 26.000 visitas en 2018 frente a 46.000 este año, en números redondos, no sé sinceramente si el año que viene podré ni siquiera igualar esta cifra, que me parece excepcional. Téngase en cuenta que este blog habla de mis libros, que obviamente no tienen prácticamente repercusión social, y de ciencia, literatura y artes, además de filosofía, que siguen sin tener prácticamente repercusión social. Aquí no hay líos amorosos, ni enredos, ni escándalos sexuales, ni entradas o vídeos con medias verdades para atraer lectores.

El precio a pagar por la verdad es el silencio. La recompensa: ustedes. Quienes me siguen son personas con un nivel intelectual muy alto. Y, si piensan que esto es una forma de encandilarles, les animo a que vean unos los blogs de los otros. Verán que en todos los casos son personas con blogs llenos de letras, de ciencia, de literatura, de vida. No cambio estos lectores por nada en el mundo. Por todo ello, muchas gracias por estar ahí.

Y, sin más, les dejo el “top ten” de estos años, con artículos que han acumulado la mayor cantidad de visitas. No saldrá en la radio ni en podcasts, pero ustedes lo han hecho posible. Y eso es lo que me anima a seguir adelante.

hipatia

Leer más “El top ten de La leyenda de Darwan”

Nota de servicio en La leyenda de Darwan

Hola a todos los humanos y entidades conscientes de otras dimensiones que leen y siguen este pequeño blog en Internet. Hoy me gustaría agradecer, ahora que se acercan las navidades, el creciente interés que está página despierta en los lectores.

Estamos cerca de los quinientos seguidores del blog, que personalmente me parece una cifra seria para un blog dedicado a la literatura y las ciencias sin apoyos externos, ni marketing, ni SEOs, ni atomizadores cuánticos que lo apoyen.

Por otro lado, hemos superado las mil entradas del blog, y hemos alcanzado los cien mi visitantes. Además, el blog está a punto de contener un millón (1.000.000) de palabras escritas. Cómo se nota que no tengo hijos. Al menos reconocidos. Los artículos de filosofía, literatura y humanidades en general son de los más leídos, lo cual es realmente reconfortante, porque se demuestra el interés en esta importante materia. Pero los de ciencia no se quedan atrás.

Como pueden ver en el gráfico, el aumento en 2019 ha sido muy importante. Agradezco los apoyos externos de otros blogueros que han compartido material a través del portal Bloguers.net, al que también agradezco su apoyo.

estadis
Datos del año 2019 a fecha 28/11.

Y, para terminar, el año que viene, 2020, será la fecha, si no explota nada, en la que terminaré mi proyecto de la saga Aesir-Vanir, que empecé a modelar hace solamente cincuenta años, en 1970. El libro “La leyenda de Darwan IV: Idafeld” cerrará la historia de las dos líneas de evolución de la humanidad que he venido describiendo en los quince libros de la saga. Una fecha muy importante para mí, porque puede que mi trabajo sea modesto y anónimo, pero es el trabajo de toda una vida de sueños e ilusiones.

Por todo ello, agradecer a todos su presencia, su apoyo, sus “me gusta”, sus comentarios, y su interés. Navegar por las redes sociales y encontrarte comentarios diciendo “ese blog tiene contenidos muy interesantes” es un lujo que jamás pensé podría vivir.

Por todo ello, a todos ustedes, muchas gracias por su apoyo. Seguimos adelante. Hasta las estrellas, y más allá.

Yolande_idafeld
Fragmento de “La leyenda de Darwan IV: Idafeld”

 

Blogueros: el síndrome BES (Bloguer Exhaustion Syndrome)

Se habla mucho, y con razón, del síndrome del “burnout” en los blogueros, o sea, entusiastas que se dedican a tener una página web donde hablar de cualquier cosa que les interese, sea papiroflexia, cocina, maternidad, o mecánica cuántica.

Todo cabe en los blogs, y hay blogs que son verdaderas joyas por sus contenidos, que ofrecen de forma gratuita y altruista. No aparecen en la tele ni en entrevistas, pero los lectores saben que allí hay material de primera.

Pero eso tiene un precio, y es que el bloguero, que es un ser humano aunque muchos crean que estas cosas se escriben solas, puede agotarse mentalmente. Y ahí aparece el “síndrome del burnout”, que es un anglicismo para decir: “estoy hasta el gorro del maldito blog”. O quizás simple y llanamente: “no puedo más”. Vamos a analizar este síndrome a continuación, y ver naturaleza, origen, y posibles soluciones.

musas-uno-1
Las musas inspiran a los creadores, pero ellas solas no se bastan para mantener un blog

Leer más “Blogueros: el síndrome BES (Bloguer Exhaustion Syndrome)”

Cómo perder dinero con tu blog en diez minutos

Bueno, el título es una broma claro, pero de eso va: todo el mundo me dice cómo he de ganar dinero con el blog. Sin embargo, yo, loco de mí, en una incomprensible sinrazón y locura, he querido crear un blog para perder dinero. ¡Blasfemia! ¡Cómo se te ocurre!

¡Pierda dinero con su blog fácilmente y sin esfuerzo!

Y lo he logrado. De hecho, el  blog ya no tiene ni publicidad. Y eso lo pago yo de mi bolsillo. ¿Por qué? Porque quiero que la gente disfrute del blog, no de los anuncios.

Pero vamos a hablar en serio ahora de esto.

Este mundo de las redes sociales tiene cada vez más una función de comunicación para negocios, incluso cuando hablamos de particulares, y menos de red social propiamente dicha, que es para lo que nacieron. Recibo cantidad de información a menudo con sugerencias, ideas, y formas de “monetizar el blog” mediante las redes sociales.

Pues mire usted, yo respeto profundamente a quienes quieren monetizar su blog, su web, su tienda. Pero yo no voy a monetizar nada. Y, peor aún, recientemente borré la cuenta de Twitter, y creé una nueva, porque esa antigua cuenta había quedado demasiado dispersa en demasiados aspectos, y no me gustaba. Quiero tener las redes sociales enfocadas, en su mayor parte, a mis libros y mis artículos, sin perderme en otras cosas, ni dispersarme, algo que me pasa a menudo.

pazyamor

Leer más “Cómo perder dinero con tu blog en diez minutos”

Blogs de maternidad: un fenómeno al alza

Si llego a saberlo… Tendría que haber creado este blog con menos tonterías de física o filosofía, y haberlo dirigido a asuntos relacionados con la infancia, la lactancia, el cambio de pañales, la educación infantil, las relaciones sexuales tras el parto… Ahora tendría diez mil seguidores, y haría anuncios con los que ganaría millones.

Bueno, bromas aparte, esta entrada es un poco especial, porque quiere ser un pequeño homenaje a esos padres y madres que sufren, pero también disfrutan, de su vida familiar con sus hijos. Especialmente a la madre, porque inevitablemente es la que lleva a la criatura nueve meses en el vientre, y luego tiene que lidiar con mil cambios hormonales, psicológicos y fisiológicos. Y eso me recuerda a una amiga, que tras tener el segundo me confesó: “se me ha puesto un culo que no pasa por la puerta”. Historia real y viva de la vida, la intrahistoria de la que hablaba Unamuno.

Es una experiencia muy dura sin duda, pero que es evidente tiene también aspectos positivos. Yo no tengo hijos, y a veces me dicen que, por ello, no puedo saber lo que es criar un hijo. Puede que no haya criado a un hijo, pero eso no me incapacita para entender y sentir lo que muchos padres y madres viven a diario con sus hijos. Y fui hijo, por cierto. Y de los difíciles. Se lo puedo asegurar al cien por cien.

He conocido a varios padres y madres en esos momentos más duros con la relación alrededor de sus hijos, y también por supuesto de sus parejas. ¿El último caso? Esta semana. No con una madre, sino con una abuela, que ayuda a su hija con una niña de unos dos años, y un niño recién nacido. ¿Y qué me dice esa señora?

blogs_padres

Leer más “Blogs de maternidad: un fenómeno al alza”