De bloguers, aviones y obsesiones

El Bloguero-youtuber sujetó al lector en una silla. Atado con cuerdas, en aquel sótano inmundo, el lector de blogs mostraba varios golpes en su rostro y pecho.

—¿Por qué no te suscribiste en el blog cuando salió la ventanita para ello? —Preguntó el bloguero, mientras movía suavemente una barra de hierro en las manos. El lector contestó entre sollozos:
—No… no sabía que había artículos tan buenos y tan… formativos.
—¿Y mis vídeos de Youtube? ¡Lo primero que indico es que se le dé al botón de suscripción, y a la campanita! ¿Es que me tomas por estúpido?
—Yo… yo iba a darle a la campanita, pero mi mujer me llamó para ir al Mercadona a comprar, y se me olvidó.


El bloguero miró con desdén al lector, y golpeó con la barra en las rodillas al lector, que emitió un gutural sonido de dolor y llanto…

Este fragmento podría ser una representación, un poco exagerada quizás, de la obsesión maniaco-compulsiva de algunos blogueros y youtubers por atraer visitas a sus contenidos. Existen literalmente millones de blogs en el mundo, también youtubers, todos compitiendo entre sí para conseguir atraer al despistado lector para que se suscriba en su blog o en su canal de Youtube.

Este lector de blogs se ha atrevido a ignorar nuestra petición de suscribirse. Deberá pagar por ello.
Continuar leyendo «De bloguers, aviones y obsesiones»

Blogueros: el síndrome BES (Bloguer Exhaustion Syndrome)

Se habla mucho, y con razón, del síndrome del «burnout» en los blogueros, o sea, entusiastas que se dedican a tener una página web donde hablar de cualquier cosa que les interese, sea papiroflexia, cocina, maternidad, o mecánica cuántica.

Todo cabe en los blogs, y hay blogs que son verdaderas joyas por sus contenidos, que ofrecen de forma gratuita y altruista. No aparecen en la tele ni en entrevistas, pero los lectores saben que allí hay material de primera.

Pero eso tiene un precio, y es que el bloguero, que es un ser humano aunque muchos crean que estas cosas se escriben solas, puede agotarse mentalmente. Y ahí aparece el «síndrome del burnout», que es un anglicismo para decir: «estoy hasta el gorro del maldito blog». O quizás simple y llanamente: «no puedo más». Vamos a analizar este síndrome a continuación, y ver naturaleza, origen, y posibles soluciones.

musas-uno-1
Las musas inspiran a los creadores, pero ellas solas no se bastan para mantener un blog

Continuar leyendo «Blogueros: el síndrome BES (Bloguer Exhaustion Syndrome)»