El día que me expulsaron del instituto

En el mundo de los blogs el título es muy importante. Es la clave, la llave que abre la puerta de la curiosidad del lector. Un título efectista tiene, sin embargo, un peligro: si el contenido no entusiasma al lector, podríamos perderlo irremisiblemente y para siempre.

Por otro lado, mucha gente usa títulos que tienen luego unos contenidos que para nada corresponden con el contenido. Eso es incluso peor. La decepción es total. Poner imágenes en Youtube con chicas ligeras de ropa, por ejemplo. O hablar del nuevo tanque ruso y poner una imagen de algo que parece sacado de Star Wars. Manipulación y mentiras.

Pero, ¿y si el título cuenta la verdad, pero no toda la verdad? Por ejemplo, mucha gente, al leer el título de esta entrada, pensará:

“Mirad, el pesado ese de La leyenda de Darwan quiere darnos otra paliza sobre sus historias de juventud. Lástima que no le caiga un Boeing 747 sobre el hígado y lo reviente”.

Y ahí está la gracia. El título es cierto, me expulsaron del instituto. Pero no cuando era un adolescente. Lo cierto es que me expulsaron cuando tenía cuarenta (40) años. Y esta, señoras y señores, es la historia.

ingeniera_aeronautica
Shoushi Bakarian, una estudiante de ingeniería aeroespacial de la Universidad de Concordia, posa para una fotografía con un dispositivo de ventilación que rediseñó para Cessna Aircraft. Bakarian llegó de Siria en 2016. ¿A cuántos brillantes ingenieros estamos perdiendo por haber nacido en lugares donde no hay oportunidades?

Leer más “El día que me expulsaron del instituto”

Mamá: yo quiero ser piloto

Estaba el otro día en una playa de la Costa Dorada, en la provincia de Tarragona. Era de noche, y estaba todo muy animado, con restaurantes a todo tren y gente en la playa, la cual está perfectamente iluminada con el fin de evitar peligros.

En ese momento, apareció un helicóptero a baja altura, pasando muy lento. Posiblemente algún rescate, alguna búsqueda. De pronto, cien mil niños de entre dos y doce años aparecieron de no se sabe dónde, e invadieron la playa señalando el helicóptero.

¿Qué había ocurrido? Algo que lleva pasando desde que los hermanos Wright realizan su primer vuelo en 1903: que a muchos de nosotros, desde que somos unos pequeñajos, nos gustan los aviones, y los helicópteros. O, al menos, nos llaman la atención. Ya de mayores muchos pierden el interés claro, pero otros muchos, entre ellos yo, seguimos con nuestra pasión por la aeronáutica. Algunos de forma activa incluso.

mujeres_piloto
Chicas, ¿queréis ser piloto de líneas aéreas? Adelante y no dudéis, el cielo también es vuestro.

Leer más “Mamá: yo quiero ser piloto”