Dos ciegos que juegan a hacerse daño

Hoy miércoles toca música, y traigo un tema que me encanta de Joaquin Sabina, “Amor se llama el juego”, porque creo que su letra y su mensaje definen a la perfección lo que yo entiendo como el amor de pareja. Ese amor que lo envuelve todo en la vida, hasta que, un día, descubres que ya no envuelve nada, y que es solo una cáscara vacía.

El amor es un tema tremendamente complejo, y el de pareja lo suficientemente denso como para que haya renunciado a entenderlo. Puedo atreverme con la física cuántica o la energía oscura. En lo que refiere al amor, hace siglos que preferí dejar el tema de lado. Claro que mi opinión es solo eso: una opinión.

divorce

Dicen que el amor es eterno hasta que se acaba. Y yo estoy totalmente de acuerdo con esa afirmación. No soy para nada un experto en la materia, pero sí he visto a muchos amigos y conocidos que han pasado por el altar con la ilusión de compartir una vida, para luego romper su amor eterno al cabo de unos años. En muchos casos, con niños por medio. Sigo viendo casos en la actualidad. Es un reguero constante de amores perdidos y destrozados por las heridas del tiempo.

Lo que sí he tenido durante toda mi vida es una extraña capacidad para actuar como receptor de las penas, dolores y desgracias de personas que, sin duda, necesitaban hablar de sus sentimientos, de sus problemas, de su dolor. Siempre mujeres, porque los hombres parece que tenemos que dar una imagen de seres duros y fríos, cuando en realidad padecemos y sufrimos exactamente igual que las mujeres. Pero nos enseñan a mostrarnos fríos y distantes, como si eso fuese una gran cualidad.

En cualquier caso, esas conversaciones privadas que he tenido con algunas amigas, donde me han contado cosas que jamás contarían a sus parejas, me ha hecho ver y entender que el amor es una droga cuyos efectos inmediatos son totalmente cautivadores, pero, al paso de los años, se convierte en rutina, en frialdad, en monotonía. Llegan los niños, que contribuyen a crear más distancias, y el problema no son los niños por supuesto, sino la forma de gestionar la relación cuando ellos llegan. Algo que es más difícil de lo que parece, y que destruye muchas parejas.

Por eso no he creído nunca en el amor, o, por lo menos, siempre he creído que la amistad era más importante que el amor. He tenido buenas amigas con las que puedo mantener una conversación después de veinte años, algo que sería imposible con alguna de las parejas que han pasado por mi vida. Por eso considero la amistad un estadio superior de las relaciones humanas. Porque el amor difícilmente será eterno. Pero la amistad sí tiene ese don implícito en su nombre.

Una ventaja de haber visto sentimientos y emociones vivos y desnudos frente a mí, y de haber podido compartir ese dolor, es el de haber adaptado esas experiencias a mis personajes y novelas. No en vano algunos de esos personajes están llenos de las emociones y sentimientos que he podido observar en almas reales. Todo sea por dotar a las obras literarias del mejor realismo, especialmente en lo que acontece al amor. Un escritor debe emplear cada recurso a su alcance para dar vida a sus novelas. Lo que he perdido con el amor, lo he ganado con las letras.

Claro que todo esto no es más que mi opinión y mi reflexión. Y el amor es tan complejo y lleno de matices que casi cualquier opinión que se dé sobre esta materia se podrá aplicar a algunos casos, y no a otros. Esa es quizás la magia del amor. Es tan diverso como seres humanos hay en el planeta. Yo, por supuesto, prefiero mil amigas a una sola amante. Lo he tenido claro siempre. Y lo seguiré teniendo claro. Hasta el fin de mis días.

Anuncios

Autor: Fenrir

Escritor aficionado, me gusta la aviación, el cine, la cerveza, y una buena charla sobre cualquier cosa que ataña al ser humano.

3 comentarios en “Dos ciegos que juegan a hacerse daño”

    1. Ciertamente, creo que el secreto del amor es sobre todo ser grandes amigos. De este modo el amor tendrá una oportunidad. Un cordial saludo y gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.