La mujer que no amaba a los ingenieros

Hoy vengo con una experiencia personal para reflexionar. Porque a veces pasan cosas en la vida que merecen ser pensadas.

Imagínense la escena, porque es de tragicomedia propia de los peores largometrajes de Hollywood.

Hace dos semanas recibo una llamada. Se trata de una mujer con la que he realizado varias colaboraciones en temas de ingeniería de software, y con la que me une una relación profesional sólida. Los dos somos de hablar directo y a la cara. Nos echamos los trastos por la cabeza si es necesario, y luego nos vamos a comer para hablar de trabajo y negocios. Me encanta; no se guarda nada, y yo no me guardo nada. Y por eso funciona.

cartel

Leer más “La mujer que no amaba a los ingenieros”

Camel y el camino del Rock Sinfónico

En España lo llamamos “Rock progresivo” aunque fuera se conocía como “Rock sinfónico” en sus muchas variantes. El Jazz rock era una variante del rock sinfónico, con un componente altamente experimental.

Pero, al final, de lo que se trataba era de llevar al límite una palabra:

Virtuosismo.

Un estilo musical que llegó y se fue demasiado rápido, porque comercialmente no era viable, y fue ahogado por nuevos sonidos mucho más directos y accesibles en los años ochenta. Pero los que vivimos esa época quedamos impregnados de ese sonido magistral y perfeccionista, y aún hoy sigue sonando en nuestras mentes. Un sonido que no usaba computadoras ni trucos ni caminos directos; solo unos intérpretes, unas composiciones, y una sola búsqueda: la de la perfección.

camel

Leer más “Camel y el camino del Rock Sinfónico”

La estrella de Kítezh (I)

Este es un nuevo relato por partes, que está relacionado con en este enlace. Doce años antes de esos hechos Sandra está sola, en el viejo bar de su amigo Peter, en San Francisco.

Esta es la historia del encuentro entre Sandra y Robert, del que ambos hablan y discuten en el libro “Las entrañas de Nidavellir”. Robert Bossard es el nieto de la antigua amiga de Sandra, Alice Bossard. Alice es coprotagonista con Sandra en “Las cenizas de Sangetall”.

¿Cuál fue el origen del enfrentamiento entre Sandra y Robert? ¿A qué se debe ese distanciamiento entre ambos? En este relato se conocen los detalles, mientras Sandra investiga la razón por la que Robert se encuentra en un lugar donde nunca debería de haber estado…

Dedico este relato a Tatiana, una maravillosa moscovita que marchó de Rusia para encontrar un nuevo camino. Finalmente pudo casarse y hallar la felicidad que tanto se merecía en algún lugar de Londres, donde aún continúa una vida llena de amor y esperanza. Pudo disfrutar de Barcelona y visitar los mejores lugares gracias al mejor guía disponible en la ciudad. Espero que seas feliz muchos años.

estrella

Leer más “La estrella de Kítezh (I)”

No estás sola; alguien te ama en la ciudad

La pieza musical de esta semana viene de la mano, y la voz, de Miguel Ríos, uno de los cantantes y compositores más conocidos en las décadas de los sesenta a los noventa del siglo XX, y también la primera década del siglo XXI.

Miguel Ríos es alma pura del rock & roll en España, y sus conciertos, sobre todo en las décadas de los ochenta y noventa, fueron realmente espectaculares. No olvidemos su álbum doble en directo “Rock & Ríos” que se convirtió en un superventas, con clásicos irrepetibles. Yo lo escuché hasta romper la aguja y rayar los discos de vinilo.

Pero hoy traigo una pieza de estudio que me parece maravillosa: “No estás sola”, del álbum “El rock de una noche de verano”. Esta pieza nos introduce al calor de una radio nocturna, donde la gente llamaba y explicaba sus miedos, sus temores, sus sueños.

Lo recuerdo muy bien: con la radio portátil, o con los auriculares, escuchábamos aquel programa donde, entre distintas piezas musicales, la gente llamaba para cualquier cosa. Para contar sus desamores, para pedir ayuda, para lanzar una voz desesperada a la noche. Una voz que buscaba respuestas en las ondas, y que encontraba en la radio un faro donde reflejar toda su vida.

radio_night

Leer más “No estás sola; alguien te ama en la ciudad”

Vera, por ti ganaría esta guerra yo solo

El pasado ocho de mayo se conmemoró el 75 aniversario del fin de la segunda guerra mundial, un evento atroz, monstruoso, que destruyó países completamente, y vio horrores a una escala como nunca se había visto. Hitler y Stalin en Europa, y el general Tojo en Japón, fueron tres individuos responsables de enormes matanzas y atrocidades, a veces contra sus propios pueblos.

Pero no fueron los únicos. Todos cometieron barbaridades y crueldades, también los aliados. Y no es de extrañar; la guerra, cuando nace, se alimenta de todo cuanto toca. Es como un virus, pero con una diferencia: no le basta con matar; necesita crear el caos y el dolor allá por donde pasa. Por eso confundir la lucha contra un virus con una guerra es de una ingenuidad impresionante. El virus puede ser controlado. La guerra no solo no es controlada, sino que es alimentada por aquellos que terminan padeciéndola.

vera_lynn
Vera Lynn con algunos soldados durante una visita.

Leer más “Vera, por ti ganaría esta guerra yo solo”

Conocimiento y mente racional

Nota: llevaba unos días sin consultar las estadísticas. Suelo hacerlo cada dos, tres días. Pero ayer se sobrepasaron las 350 lecturas de artículos en un solo día, muchos de esos artículos relacionados con temas de filosofía y humanidades. A primera hora de la mañana ya se llevan 130 lecturas también sobre todo en humanidades.

Para un blog sencillo y sin eco como este, es todo un logro. Y es por ustedes. Así que, desde el fondo de mi corazón: muchas gracias.

Generalizaciones y determinismo intelectual.

Aunque generalizar es muy problemático, nos vemos obligados a hacerlo para poder definir normas, estilos y diseños en el universo en el que vivimos. A veces las generalizaciones son muy crueles, cuando tratan al individuo, pero incluso así nos dan una guía del comportamiento del ser humano. “Las rubias son tontas”. “las mujeres no saben conducir”. “Los japoneses tienen peor vista que los occidentales” (esto se decía en los años 30 del siglo XX).

Estas generalizaciones son absurdas y estériles, y nos determinan a seguir estereotipos, porque las mujeres, sean rubias o morenas o pelirrojas, nunca son tontas. Son mujeres, y son seres humanos, y lo que estamos haciendo es menospreciar algo de ellas por un tinte machista que se nos ha enseñado e inculcado en una sociedad que enseña que las rubias son guapas y tontas, y las morenas feas e inteligentes. Los tópicos poblacionales son igualmente absurdos. Yo he vivido en Andalucía, en Cataluña, en Madrid, y en otras zonas de España y del mundo. Y en todas partes he encontrado de todo, como no podía ser de otra forma.

conocimiento-empirico

Leer más “Conocimiento y mente racional”

Fragmento de “Las entrañas de Nidavellir II: Promakhos”

Aunque la saga está terminada, eso no significa necesariamente que no pueda crear más material entorno al universo de la misma. Pequeños relatos en dos, tres partes, que amplíen ciertos aspectos que no se tocan en la saga, y que simplemente se mencionan.

Uno de esos relatos que estoy empezando a preparar es la historia del primer encuentro entre Sandra y Robert, que ambos mencionan en el libro “Las entrañas de Nidavellir”. Ellos se conocieron años atrás, y luego se separaron por circunstancias que precisamente se conocen, y ellos comentan, en este fragmento de la segunda parte de “Nidavellir”.

Mi intención es seguir escribiendo, e incluso preparando unos vídeos que tengo en mente, pero que requieren de una cierta elaboración. Vamos a ver si puedo al menos ir robando unos minutos al día y a mi vida para ello. Al fin y al cabo este blog es mi vía de escape de este mundo loco y absurdo en el que vivimos. Y, si no tenemos al menos una vía de escape, ¿qué nos queda? 

Grecia. Año 480 antes de Cristo. Yvette y Sandra han encontrado por fin a Robert, que se encuentra en perfectas condiciones. Está escondido en una tienda, no muy lejos de la frontera con el imperio Aqueménida. Atenas sigue humeando todavía tras el saqueo de las tropas del emperador Jerjes I, y la batalla de Salamina ha sido un completo éxito para los trirremes griegos. Fuera, la reina Artemisia ha llevado a Sandra e Yvette hasta un lugar seguro, y la propia reina ha partido de nuevo, sin que Jerjes sepa lo que ha estado haciendo.

Es entonces cuando Sandra entra en la tienda, donde se encuentra Robert. Sandra no consigue procesar lo que siente en esos momentos. Y tiene que hablar con él. Necesita hablar con él. Es muy posible que nunca vuelvan a verse, y necesita aclarar lo sucedido entre ambos años atrás…

las_entranas_de_nidavellir

Leer más “Fragmento de “Las entrañas de Nidavellir II: Promakhos””