Cuando la realidad supera a la ciencia ficción

Suele decirse, por parte del algunos lectores que no han leído ciencia ficción, que este género trata de naves espaciales, rayos poderosos, planetas que explotan, y héroes guapos con tecnologías muy modernas que rescatan a atractivas chicas jóvenes y desvalidas, que curiosamente casi siempre van en ropa interior.

Afortunadamente, aunque pueda haber un subgénero en la ciencia ficción con esa temática, lo cierto es que algunas de las más grandes obras que ha dado la literatura, y el cine, son del género de ciencia ficción. Pongo un ejemplo muy rápido: 2001. Pongo otro: Solaris. Pongo una saga: la trilogía de La Fundación de Asimov. Entre muchísimas otras.

Desde Julio Verne, pasando por Isaac Asimov, Arthur C. Clarke, y muchos otros, la ciencia ficción es un camino de exploración del pasado, presente, y futuro de la humanidad. Esa exploración del ser humano, y de las sociedades humanas, se traslada a mundos y civilizaciones imaginarios, donde se resumen los conflictos del ser humano, se analizan, y se proyectan. Son muchos los libros de ciencia ficción, y también el cine, que nos han traído un futuro que luego se ha hecho presente.

Terra_Prime_logo
Terra Prime, organización racista y xenófoba, con un mensaje calcado al de Donald Trump

Leer más “Cuando la realidad supera a la ciencia ficción”

Anuncios

Único testigo, cuando vives entre mundos

Hay actores que trabajan bien en su papel. Algunos quedan encasillados en personajes. Y algunos viven de un solo personaje toda la vida. Eso no es malo, en absoluto. Pero siempre he admirado a aquellos actores que pueden cambiar el registro de un papel al siguiente. Actores y actrices que se transforman, y que en una película igual están rodando una comedia o un drama, haciendo de un personaje poderoso, y luego actúan como un pobre vagabundo ignorante.

¿Ejemplos? Voy a poner alguno:

unicotestigo
Escena de “Único testigo”

Leer más “Único testigo, cuando vives entre mundos”

Pagar por la cultura ¿tiene sentido?

Hace unos días, en una de esas reuniones prenavideñas en las que se habla de los tópicos navideños, salieron los clásicos comentarios sobre qué comprar en navidad. Yo comenté que opté por una suscripción para ver películas de una conocida empresa, ya que están poniendo las series y películas de Star Trek. Las tengo casi todas, pero verlas en alta definición y con la comodidad de no tener que ir cambiando de discos es algo que, a mi edad y en mi estado, se agradece.

Fue entonces cuando se cruzaron miradas entre los contertulios. Finalmente, uno de ellos preguntó: “¿tú pagas por ver películas?” Le contesté: “sí. Y por la música que escucho. Y los juegos que compro, aunque sean simuladores de vuelo”.

arnold
El amigo Arnold.

Leer más “Pagar por la cultura ¿tiene sentido?”