Oumuamua, cuando el sueño de la ficción produce monstruos

Este miércoles musical lo dedico a esa nave espacial extraterrestre que parecen haber encontrado unos científicos de la universidad de Harvard. Me refiero al comentado caso de la “nave” Oumuamua, un objecto celeste detectado en 2017, con una larga forma de cigarro, y cuyo comportamiento ha especulado todo tipo de teorías, y exacerbado la imaginación de mucha gente.

Ahora este equipo de Harvard dice que, como no puede explicar el comportamiento de este objeto en su paso por el sistema solar, debe ser una nave extraterrestre. Recuerdo que en los años cincuenta se decía que Venus, un planeta poblado de nubes, debía tener dinosaurios. Tenía más calor que la Tierra al estar más cerca, tenía grandes nubes, que se imaginaban eran de agua. Se imaginaban grandes lluvias, con lo que habría grandes bosques. Como habría grandes bosques, habría mucha vida. Como los dinosaurios habían vivido en un clima húmedo y cálido, la conclusión lógica era que el planeta estaba poblado por dinosaurios.

Oumuamua
¡Que vienen los marcianos!

Leer más “Oumuamua, cuando el sueño de la ficción produce monstruos”

Anuncios

En memoria de las almas perdidas

Nota: una de las peculiaridades de los blogs es que los autores de los mismos no tenemos que tamizar las palabras, ni intentar quedar bien con nadie. Las palabras surgen espontáneas, y se vuelcan en el papel como se sienten. Y uno de mis objetivos es denunciar los hechos como yo los veo. Sin duda, habrá muchos matices que destacar. Pero cuando veo cómo crecen ciertas actitudes e ideas extremistas y represivas de nuevo en el mundo, me preocupo. Y me preocupo mucho. Porque la caja de Pandora puede abrirse fácilmente. Pero luego cerrarla cuesta muchos años, mucho dolor, vidas, y muerte.

Hoy quisiera dejar de lado el humor, la música, e incluso las letras. Y traer aquí una reflexión. Que no será fácil. Ni cómoda. Ni será trending topic en la redes. Pero que es importante no olvidar. Es importante recordar el pasado doloroso. Porque las risas del hoy serán el llanto del mañana si no hacemos algo pronto.

Vivimos tiempos difíciles. Los rumores de un nuevo fascismo recorren Europa y el mundo. Por todas partes de nuevo se alzan voces proclamando la supremacía de las razas superiores, destinadas a controlar el mundo frente a los pueblos inferiores, que deben ser sometidos, perseguidos, torturados, devueltos a sus países, para que sigan siendo bombardeados. El Ángel de la Muerte sonríe de nuevo. Y la humanidad se acerca de nuevo al abismo.

Toda civilización y toda era de luz tiene su némesis. Los abuelos y los padres que vivieron la guerra civil y la segunda guerra mundial han muerto, y las nuevas generaciones no conocen del dolor de la guerra, del hambre, del sufrimiento, y de la miseria. Los pueblos de occidente han vivido en los restos de la sangre que muchos hombres y mujeres tuvieron que derramar para conseguir una paz precaria, difícil, compleja. Pero real y tangible. Ahora esa precaria paz, ese complejo equilibrio, empieza de nuevo a resquebrajarse. Y observamos cómo las banderas orgullosas de antiguos poderes absolutos se alzan de nuevo, proclamando las mismas premisas que se gritaron y se cantaron en Nuremberg durante los años treinta del siglo XX.

nuremberg
Nuremberg, Alemania. !934.

Leer más “En memoria de las almas perdidas”

Starship Troopers y el devenir de Donald Trump

La ciencia ficción es un género denostado e ignorado en muchas ocasiones, debido a la falsa creencia de que trata sobre héroes galácticos, bellas princesas en ropa interior, y poderosos malvados con poderes oscuros. Pero esos elementos, tal cual se describen, no pertenecen única y exclusivamente al género de la ciencia ficción. Esos elementos los hemos visto innumerables veces en películas de fantasía, en viejas películas del oeste americano, y en otras muchas situaciones. Un guión se puede adaptar a un contexto y a una época, pero eso no define la obra literaria o la película; solo define el guión.

Más allá de arquetipos, y para demostrar que la ciencia ficción es un género grandioso, impresionante, y capaz de hablarnos del presente y futuro de la humanidad, les invito a leer las obras de escritores como Arthur C. Clarke, Ray Bradbury, Isaac Asimov (mi padre intelectual), y muchos otros, aquí puede ver una pequeña muestra.

starship_trooopers
Los protagonistas de “Starship Troopers”

Leer más “Starship Troopers y el devenir de Donald Trump”

Literatura: hablemos de los buenos y los malos

La literatura ha evolucionado mucho a lo largo de los siglos, y lo ha hecho conjuntamente con la evolución de las sociedades. Así pues, en la Edad Media teníamos al clásico héroe, que era guapo y fuerte e iba en caballo, y salvaba a la desvalida princesa que siempre estaba raptada por un dragón, o por el malo de turno, que invariablemente también era un hombre.

Recordemos que, cuando Cervantes escribió el Quijote, lo hizo en un contexto. Ese contexto era la inmensa cantidad de libros de caballería que se publicaban en aquellos años, y que inflexiblemente mostraban a héroes absurdos y ridículos en mil gestas heroicas. Cervantes escribió “El Quijote” precisamente para burlarse de esos libros de caballería, y escribir la que probablemente sea la parodia más famosa del mundo, la del ingenioso hidalgo y caballero Don Quijote de la Mancha.

También la literatura griega estaba llena de grandes héroes y dioses, personajes adecuados a su estilo, pero alejados de la realidad cotidiana de las vidas de los lectores mortales. Precisamente eso es lo que atraía a tantos a leer obras como la Odisea de Homero. De todo eso quiero hablar hoy aquí.

odiseo
La Odisea encarna sin duda al héroe por excelencia: Odiseo o Ulises

Leer más “Literatura: hablemos de los buenos y los malos”

“Das Boot” y la Batalla del Atlántico

Hace tiempo que no hablo de cine. Así que vamos a intentar enmendar esa situación con un título que, personalmente, considero una obra maestra de 1981: Das Boot (en alemán, “El submarino”). Una película del director Wolfang Petersen, que dirigió la que, personalmente, es su mejor película junto a “En la linea de fuego”.

Podría escribir un libro sobre el mundo de los sumergibles alemanes en la segunda guerra mundial, un tema que me ha apasionado desde niño. No en vano mi padre, que era ingeniero naval, hizo que me enamorara del mundo de los barcos en todas sus vertientes. Luego le traicioné pasándome a la aviación, pero esa es otra historia. Y los sumergibles y submarinos son sin duda mundos de acero con mil historias que contar.

das-boot-movie-poster

Leer más ““Das Boot” y la Batalla del Atlántico”

El legado de “El Señor de los Anillos”

Miércoles. Es decir, música.

Suelo decir, y es cierto, que son escritores como Isaac Asimov o Arthur C. Clarke los que más me han influido en mi vida a la hora de imaginar historias. Pero estoy siendo injusto, cuando no introduzco el nombre de un hombre muy especial, un mago de las letras: J.R.R. Tolkien. El padre de “El Señor de los Anillos” o “El Hobbit”, creo que supera todos los sueños de lo que un escritor puede llegar a crear con una simple pluma.

Porque no nos podemos llevar a engaño; hay grandes escritores, y no a todo el mundo le gustará la obra de Tolkien. Es normal. Pero nadie puede negar, ni por un instante, su magnificencia, su visión gigantesca de un universo casi infinito, y su capacidad para crear mundos inagotables, que son tan reales como lo es el Sol al amanecer. Un Sol que brilla con una luz interminable, que pervivirá siglos. El nuevo Homero del siglo XX.

el_senor_de_los_anillos

Leer más “El legado de “El Señor de los Anillos””

De médicos y de rusos

Estos días no estoy escribiendo en el blog todo lo que quisiera, primero para no marear demasiado a los lectores, y también porque ando ocupado con temas laborales. Estoy colaborando con una empresa de neurociencia, y participando en conversaciones con una doctora en neurocirugía, con el fin de desarrollar programas de realidad virtual para la ayuda de pacientes con enfermedades neurológicas diversas. Esta doctora a sus casi treinta años tiene ya una brillante carrera en una importante institución médica universitaria estadounidense.

Hace no mucho me explicaba trabajos que ha realizado con la NASA para diseñar modelos de operaciones de cirugía en gravedad cero, para los futuros vuelos a Marte. Ni qué decir tiene que yo escucho entusiasmado sus explicaciones. No daré datos ni nombres de empresas ni productos por supuesto, porque no es el fin de este blog hacer publicidad, sí contar cosas que creo pueden ser de interés del lector. Por ello quizás explique algunos detalles de este proyecto.

La otra razón para no escribir lo que quisiera es que estoy con los capítulos finales de “Sandra: relatos perdidos”, es decir, con el Libro XII. Agradecer a aquellas personas que van leyendo los relatos su interés en los mismos, es un placer ver que puedan ser del interés de ustedes. Estos últimos relatos especialmente requieren de un trabajo importante, por cuanto quiero dejar la historia bien terminada y encajada con el resto de la saga, y si además los textos son entretenidos para el lector, todavía mejor.

Y eso es todo. Ahora que les he mareado con mi vida, les dejo el que creo es una excelente composición musical: la banda sonora original de la película “The hunt for the Red October”. Un gran largometraje de los años ochenta, en los tiempos de la guerra fría, en un juego del gato y el ratón que jugaban las armadas soviética y estadounidense. Hubo muchas anécdotas reales de aquellos tiempos. Ya hablaré un día de algunas de ellas.

La música por supuesto está basada en el himno ruso, como bien me recuerda un amigo cada vez que lo comento, pero es una versión creada especialmente para la película.

Pongan la música un poco alta si pueden (sin molestar a los vecinos), la mano en el pecho, e imaginen el poder soviet marchando orgulloso por Siberia, y conquistando el mundo para mayor gloria de los pueblos soviéticos. ¿No dan ganas de invadir algo? Claro que sí. Los himnos quieren inspirar sentimientos de poder y de gloria. Y lo consiguen, sin ninguna duda. Nasdrovia!