Starship Troopers y el devenir de Donald Trump

La ciencia ficción es un género denostado e ignorado en muchas ocasiones, debido a la falsa creencia de que trata sobre héroes galácticos, bellas princesas en ropa interior, y poderosos malvados con poderes oscuros. Pero esos elementos, tal cual se describen, no pertenecen única y exclusivamente al género de la ciencia ficción. Esos elementos los hemos visto innumerables veces en películas de fantasía, en viejas películas del oeste americano, y en otras muchas situaciones. Un guión se puede adaptar a un contexto y a una época, pero eso no define la obra literaria o la película; solo define el guión.

Más allá de arquetipos, y para demostrar que la ciencia ficción es un género grandioso, impresionante, y capaz de hablarnos del presente y futuro de la humanidad, les invito a leer las obras de escritores como Arthur C. Clarke, Ray Bradbury, Isaac Asimov (mi padre intelectual), y muchos otros, aquí puede ver una pequeña muestra.

starship_trooopers
Los protagonistas de “Starship Troopers”

En este contexto, una película que ha sido muy atacada, y que sin embargo a mí me parece impresionante, es “Starship Troopers” de Paul Verhoeven. Es ciencia ficción sí, pero es una auténtica, disparatada, alocada, y divertida parodia de la doble moral estadounidense del siglo XX y XXI. Y, como buen cine futurista, nos habla de una sociedad completamente fascista y centrada en la guerra y en las armas, donde los dirigentes son fanáticos completamente centrados en el poder y en la gloria. Un gobierno que solo piensa en la patria, el control, y el individuo como unidad fundamental que debe superar mil pruebas para ser aceptado en la sociedad. Esta película nos está mostrando el mundo de Donald Trump, el Tea Party, y la extrema derecha estadounidense. El cine, una vez más, predijo un futuro que ya está aquí, con nosotros.

El guión de la película no tiene nada de especial, es cierto. Una guerra con unos bichos extraterrestres, esa es la excusa. Los bichos podrían ser, según el patrón de Donald Trump, cualquier país que se oponga a su liderazgo y a sus ideas.

Pero es que cuando una película es una parodia, lo que trata es de reflejar un modelo de sociedad y una forma de pensamiento. El pensamiento único, que se basa en algo muy simple: “o estás conmigo, o estás contra mí”. Donald Trump, en ese sentido, es el ejemplo perfecto del modelo de sociedad que puede verse en la película: una sociedad completamente orientada a destacar el poder de un gobierno totalitario y absoluto, donde el individuo es solo una pieza que debe servir fiel y ciegamente a ese gobierno hasta el final. Quienes no lo consiguen, quienes no superan la prueba, no pueden obtener el título de ciudadanos, y quedan marginados y olvidados. Son los parias de la sociedad, individuos que no pudieron entrar en el paraíso único del poder absoluto.

starship_troopers2
Starship Troopers

Esa es la América de Donald Trump. Un hombre que, mediante su cortísima y patética visión, su incapacidad absoluta, y su gigantesco ego y megalomanía, está destruyendo Estados Unidos desde dentro, para alegría y felicidad de Rusia y China, que están viendo cómo pueden por fin situarse en una posición donde el poder estadounidense ceda, y dé paso a un nuevo sistema totalitario, brutal y represivo, donde el individuo terminará siendo una simple cifra estadística. Ese es el modelo que Rusia y China están imponiendo en sus países, y que luego quieren aplicar al planeta entero. En ese sentido, Donald Trump no es más que un títere que está siendo empleado para sus propósitos. Un títere que dejará a Estados Unidos como una fuerza menor.

Sin embargo, muchos estadounidenses están dándose cuenta de esto, y quieren reaccionar. Lo que a mí personalmente me asombra es que no estén reaccionando más rápidamente, mientras ven cómo su país se cae a pedazos por las maniobras absurdas de su líder absoluto, y por la presión del resto del mundo, especialmente de China y Rusia. ¿Dejarán los estadounidenses que su país se hunda como lo hicieron los emperadores romanos durante el siglo IV?

Yo no soy un gran devoto de imperios, al contrario. Pero tenemos que tener en cuenta que, a lo largo de la historia, siempre ha habido una fuerza superior en el terreno militar y económico, que ha impuesto su poder. Y yo siempre digo que prefiero ser invadido por la Cocacola y el cine de Hollywood que por las botas militares de chinos y rusos. Porque tras esas botas llegará una represión brutal que asolará la Tierra del polo norte al polo sur, y el mundo conocerá un terror como no se ha visto desde los tiempos de la segunda guerra mundial y el nazismo.

El extremismo de Donald Trump debe ser cortado de raíz. Trump debe ser despojado ya del poder, y devuelto a su mundo de fantasía, donde todo es blanco y negro. Y debe tomar el control del país un hombre, no estaría mal que fuese una mujer por fin, y si además es negra incluso mejor, y que sea del partido que sea, aunque yo tengo mi democrática preferencia claro, pero que tenga la decencia de gobernar por los intereses de Estados Unidos, por supuesto, pero entendiendo que ser una superpotencia no implica aplastar y gobernar con despotismo absoluto, como está haciendo Donald Trump.

El mundo de Starship Troopers es el mundo que quiere crear Donald Trump en sus fantasías de niño mimado y consentido. Ese mundo no existirá jamás. Pero su comportamiento sí abre la puerta a que otros traigan al mundo ese universo que se muestra en la película. Y es ahí donde deberemos empezar a preocuparnos muy seriamente por el futuro de la especie humana.

En definitiva, Starship Troopers es esa película que tiene una primera visión de cine absurdo y sin sentido, y que parece sin duda para chavales de quince años en el cine un domingo por la tarde, no lo niego. Pero que guarda en su interior una parodia absoluta, divertida y certera del mundo de la doble moral de Estados Unidos, y de la patética visión de su patético líder, Donald Trump. Solo espero que el país reaccione por fin, y todo vuelva al statu quo anterior a la llegada de ese hombre absurdo y sin sentido. Por el bien de los americanos. Y por el bien de todos los pueblos de la Tierra.


Nota: hablo de la primera película. El resto son completamente descartables.

 

Anuncios

3 comentarios en “Starship Troopers y el devenir de Donald Trump”

    1. Sin duda, pero es que este es peor incluso que otros que han pasado recientemente, que eran torpes, pero este Trump se cree inteligente. Y no hay nada más peligroso que un loco ignorante con poder que se cree el nuevo genio de la humanidad. En fin, esperemos que pronto desaparezca, un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.