2001: una odisea del espacio

En esta ocasión voy a hablar de la película que, sin ninguna duda, más ha influido en mi vida: 2001, una odisea del espacio, del director Stanley Kubrick, sobre un relato corto de Arthur C. Clarke: “El centinela”.

2001 es una cinta de 1968 que, básicamente, lo que hace es narrar la historia de la humanidad, aunque definitivamente, explicar qué es esta película se torna realmente complicado. Pero su impacto en mí fue como un huracán. Corría el verano de 1970, cuando me invitaron a verla, asegurándome que, dada mi pasión por la ciencia ficción, me iba a gustar. También me advirtieron que la cinta era rara, compleja, difícil, oscura… Cualquier término que implique confusión es válido. Yo por supuesto dije que sí de inmediato. Cualquier cosa que huela a ciencia ficción es materia de interés para mí.

2001odiseadelespacio

Ya el inicio de la película, con aquella imagen de la Tierra, la Luna y el Sol me transformó. Con la música de “Así habló Zaratrusta” el corazón se me encogió. El resto de la película, con los antepasados del ser humano (no monos como muchos creen, los monos son contemporáneos nuestros), las escenas de la nave y la estación espacial, el viaje a la Luna, la nave Discovery destino Júpiter, y la escena final, todo ello se quedó para siempre clavado en mi mente. Fue algo maravilloso, increíble, como una revelación. Y mi vida cambió para siempre. Puedo decirlo con placer, y con orgullo. Fue como entrar en otra dimensión.

2001spacestation

Sé que a mucha gente no le gusta esta película, o no le dice nada. Lo comprendo perfectamente, entiendo que no es una película para todo el mundo. Sé que es lenta, algo caótica, con poca conversación, y desde luego, no es Star Wars, ni lo pretende. 2001 es una introspección en la historia del ser humano, y mezcla filosofía con mística, con el concepto de qué es Dios, tal como cada uno lo entiende, y del futuro de la humanidad, protagonizada por “escalas”. Cada vez que el ser humano toca el monolito, pasa a una escala nueva, hasta convertirse en un ser superior. Eso es así hasta la escena final, donde el ser humano trasciende el espacio y el tiempo, y se convierte en parte del universo, representado por el embrión que viaja hasta la Tierra. Magistral.

2001navediscovery

No volví a ver la película hasta bastantes años más tarde. Entonces no existía Internet ni Youtube, y el recuerdo de la película fue cultivándose en mi mente como un viejo vino se cultiva en su cuba. Cuando volví a verla por fin, en los ochenta, volví a maravillarme.

Luego compré el DVD, en 2001 precisamente, y me dispuse a verla en casa como en un acto ceremonial. A mi mujer le dije que iba a contemplar una obra maestra del cine, y que estuviese preparada. Lo estaba: se quedó dormida a los cinco minutos de comenzar. Ya digo que la película no es para todo el mundo, y lo entiendo.

2001-una-odisea-en-el-espacio-007

A nivel técnico, la película sigue siendo también magistral. Los actores disfrazados de prehomínidos eran bailarines capaces de comportarse como los antepasados del ser humano hace siete millones de años en sus gestos y movimientos. Las naves espaciales, diseños de entonces de la NASA, siguen teniendo un aspecto impresionante, aunque obviamente hay elementos que se notan antiguos. La nave Discovery es una obra de arte de la ingeniería. Y, por supuesto, HAL 9000, la computadora que se rebela contra la tripulación, que nos habla de los peligros de la inteligencia artificial, aunque hay una razón para su comportamiento. HAL por cierto es cada una de las letras de IBM con un carácter menos. La propia IBM fue la encargada de preparar toda la parte técnica, pero como la computadora era “mala”, no querían que su nombre se mezclara en el desarrollo de la acción.

hal2001

Existe otra película más moderna, “2010” de 1984, continuación de 2001, que no está mal, pero ni se le acerca a la primera. Pero no es que sea mala, simplemente no le llega a la altura.

2001: una odisea del espacio, sigue siendo una obra maestra, y lo será siempre. Fotografía, sonido, guión, música, todo está a la altura de una de las más grandes obras de la ciencia ficción y del cine en general. Una película que me marcó, y que ha sido la base sobre la que ha girado mi vida en cuanto a filosofía se refiere, y en cuanto a proyección imaginativa para mis trabajos relacionados con la ciencia ficción.

Y ahora os dejo, escribiendo esto me ha entrado un impulso irresistible de poner el Blu-Ray de la película y volver a verla. Una vez más viajaré más allá de Júpiter y de las estrellas. Nos vemos en la próxima entrada.


Más información de la película en la Wikipedia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s