Escritores digitales. ¿Existen realmente más escritores ahora que antes?

Nota: yo me considero, como máximo, escritor de andar por casa. Ni he publicado, ni publicaré nunca un libro a través de una editorial, entre otras razones porque desayuno editores y meriendo correctores de estilo, y eso les provoca un pavor atávico hacia mí de dimensiones colosales, por lo que quedo al margen de esta polémica. Considere el lector que no soy autor literario, y tendrá una idea muy clara de mi persona.

Aclarado esto, vamos a hablar de eso que se ha llamado en llamar la “explosión digital” que conlleva el que se produzcan, presuntamente, más libros que nunca por más autores que nunca. ¿Es realmente así? ¿Hay más escritores que nunca? ¿Escriben más que nunca?

La navidad del escritor

Bien, como comparar es odioso, es lo primero que voy a hacer. Y lo voy a hacer con mi profesión. Soy programador (es decir, informático que hace programas), y entre otras cosas me dedico a hacer videojuegos. Crear un videojuego conlleva un trabajo, incluso el juego más sencillo requiere de preparación, técnica, conocimientos, y por supuesto, un nivel artístico mínimamente elevado para que ese videojuego se considere algo más que basura.

Muchos nos hemos bajado juegos en nuestro iPhone o nuestro Android que eran horribles, dantescos, y penosos. ¿Quién ha hecho ese juego? ¿Un programador de videojuegos? Definitivamente: NO. Lo ha hecho alguien con nociones, que ha tomado un ejemplo de un tutorial, lo ha adaptado, y lo ha subido a la tienda de Google o de Apple (o de Microsoft que os veo venir). Este señor, o señora, pensaba ganar billones con ese juego. En general, en el 99,9% de los casos, no va a ver ni un euro, y va a pasar a otra cosa.

Es lógico. Hacer un juego cuesta trabajo y lleva tiempo, y requiere conocimientos. Un buen videojuego no se hace en dos tardes, ni lo hace un iluminado que, de pronto, se cree Steve Jobs o Bill Gates. No. Un buen videojuego lo hace una persona con talento, muchas veces con otras personas de ayuda con igual talento (grafistas, músicos, otros programadores, etc).

¿Qué ocurre con la literatura? Pues es muy sencillo: ocurre exactamente lo mismo. Que un señor (o señora) escriban un libro y lo publiquen en cualquier plataforma no los hace escritores. Que sus amigotes voten y le pongan por las nubes no les hace escritores. Y que estén en Amazon o en cualquier tienda no los hace escritores. ¿Y qué les publique una editorial? Eso tampoco les hace escritores. Entonces ¿qué les hace escritores?

¡Ah! ¡Misterio de los misterios! ¿Cómo se generaban los escritores antes de Internet? ¿O es que no había y lo hemos soñado? No, no lo hemos soñado. Los escritores se generaban, y se generan, en base a tres elementos fundamentales:

  1. Trabajo
  2. Talento
  3. Constancia.

Veamos cada uno de ellos.

1. Trabajo.

Efectivamente. Llegas una tarde a casa y dices: “hoy cuando venía en el autobús he tenido una inspiración divina, y he decidido que, en vez de jugar a la Playstation, voy a ser un escritor famoso”. Esto, convéncete (porque hay gente que se cree que eso es suficiente), no es sinónimo de triunfo asegurado. Escribir un relato, una novela, un poema, como todo en la vida, no es rellenar unas docenas de hojas con texto. Tampoco apuntarse al curso de técnica literaria de turno te convierte en escritor. Es bueno, es importante, pero ojo, no vas a ser escritor cuando termine el curso. Vas a tener unas técnicas, y veremos cómo las aplicas. Debe trabajarse todo: desde algo tan básico como la ortografía, pasando por el estilo, la historia… En fin, esto daría para cien artículos.

2. Talento.

Escribir un libro no presupone talento. Yo puedo pintar cien cuadros, y os aseguro una cosa: hasta el camión de la basura va a rechazar llevárselos. El talento está o no está. Se puede mejorar, se puede aprender a afinarlo, etc. Pero si no tienes talento, dedícate a otra cosa. Por ejemplo, hazte informático, que es el nivel más bajo al que puede acceder un ser humano sin que lo confundan con una ameba.

3.- Constancia.

“Como tengo talento, las editoriales van a arrodillarse ante mí, y seré el puto amo del mundo” (risas retorcidas mientras acaricias el gatito que hay en tu regazo). No amigo. Has de trabajar. Y mucho. Hay mucha gente con talento, por supuesto, los suficientes como para aplastarte el cráneo gracias a su constancia. Gente que persevera, gente que es constante, que persigue un objetivo, que planifica una meta. Esa gente tiene una oportunidad de salir adelante. Es tremendamente difícil, pero si perseveráis, podréis conseguirlo. No como yo, que no me he comido un rosco en mi vida con la literatura. Pero aquí sigo, masoquista total de las letras (pégame con el libro, oh sí, sí, sigue dándome con la tapa).

Vosotros podéis hacerlo mucho mejor, y, con suerte, llevaros el premio de editar en unas condiciones un poco mejores que las empleadas por los esclavistas sumerios con sus prisioneros. La constancia lleva al éxito (a veces).

Conclusión (si es posible).

En conclusión, podemos decir que no. No hay tantos escritores (ni tantas editoriales, porque una editorial que no edita no es una editorial). El que una web se llene de libros no quiere decir que todo eso sea literatura. Y que se llene de nombres no significa que todos sean autores. Hay que separar el trigo de la paja, y hay que saber qué es literatura y qué no lo es. Yo no tengo ni la más puñetera idea, pero hay gente por ahí que sí lo sabe, y son, en última instancia, los que lo han de decir.

No tienen que ser expertos literatos; tiene que ser gente que está curtida en la lectura de libros y han aprendido a valorarlos correctamente y en su justa medida. Nada fácil por supuesto. Lo cual nos lleva a concluir que tampoco todo el que se considera crítico lo es, pero ese es otro tema que tocaremos otro día.

Así que, si quieres escribir, adelante. Recuerda las tres reglas, e intenta cumplir tu sueño. Y si te va mal, siempre podrás ser programador, para limpiar letrinas y echar carbón al fuego.

¿A qué esperas? ¿Qué haces leyendo este panfleto todavía? ¿No dije que la primera regla es el trabajo?

Autor: Fenrir

Amateur writer, I like aviation, movies, beer, and a good talk about anything that concerns the human being.

2 comentarios en “Escritores digitales. ¿Existen realmente más escritores ahora que antes?”

  1. Me encantó el artículo y me dio un poco de entusiasmo, me gusta escribir y con los cursos de marketing que hay en la vuelta todo parece tan lejano, tan surrealista, hay que conformarse con escribir para uno .
    Saludos!!!!!

    1. Hoy en día podemos llegar a bastante gente a pesar de disponer solo de nuestros propios medios. Sin cobrar claro, pero abre puertas. Si la ilusión es fuerte y la constancia no decrece puede conseguirse un éxito suficiente como para tener tu pequeño grupo de seguidores. Eso es mucho más de lo que podíamos conseguir antes. ¡Ánimo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.