Aprende a fracasar como escritor en solo siete pasos

No es fácil ser un escritor fracasado. Poca gente lo consigue, y requiere un esfuerzo y una dedicación constante. Yo triunfé como escritor fracasado gracias a un gran empeño, devoción por hacer las cosas del peor modo posible, y transmitir mis ideas y mi trabajo de forma absolutamente desquiciante. He fracasado en el mundo de la literatura gracias a mi esfuerzo continuo, y a muchos aspectos clave que ha de tener un buen escritor fracasado. Vamos a ver, de todos ellos, los siete puntos fundamentales del escritor fracasado, que has de trabajar incansablemente cada día:

mad-writer

1.- Escribe con faltas de ortografía y sin usar correctamente los signos de puntuación. Esa chusma de la Real Academia de la Lengua y todo eso de las normas de puntuación son cosas del pasado. Ahora se lleva escribir libremente. Puntos, comas, acentos, todo eso son tonterías. Si entiendes lo que pone ¿para qué me voy a molestar en poner puntos, o acentos, y esas idioteces? Tú te expresas libremente, como los pájaros, y no te sometes a absurdas normas. Y que a nadie se le ocurra corregirte, porque vas a montar un escándalo que va a temblar el planeta.

2.-Tú sabes que eres el mejor escritor. Tus historias son divertidas, amenas, candentes, profundas. Con personajes maravillosos, descripciones de una belleza griega, y que te envuelven de principio a fin. La humanidad esperaba un dios de la literatura como tú. No hagas caso de esos ineptos que te dicen que tus historias se han de trabajar, de mejorar, o que tus personajes son más planos que una tabla de planchar. Tú sabes que eres el mejor escritor desde Cervantes, y esos ignorantes no merecen que les prestes tu precioso y valioso tiempo. Vas con gafas oscuras y una gorra por la calle para que no te reconozcan y te asalten con tus libros para que se los dediques.

3.- Presenta tus libros con frases como “es una historia diferente”, “te atrapará desde el principio”, “no podrás dejar de leerlo”, o “una nueva forma de entender la literatura”. Claro que sí, tú sabes que cualquier mortal quedará embrujado solo leyendo tu primera línea, y pondrá una imagen de ti para adorarte. Las editoriales se pelearán por tus obras, y ya te ves firmando libros en El Corte Inglés para el día del libro.

4.- No hagas caso de esas estúpidas editoriales que, a pesar del punto 3, no han accedido a leer tu libro, o te han contestado alguna tontería como “no nos interesa su obra porque no entra dentro del marco de nuestra línea editorial”. ¿Cómo? ¡Pero si tu libro lo tiene todo! ¡Todo! Cabe en cualquier línea editorial, porque es divertido, ameno, con una pizca de sexo, una pizca de aventura, una pizca de romanticismo… El premio Cervantes y el Planeta te esperan. ¡Y lo sabes!

5.- No hagas caso de la gente que no pone “me gusta” o no comparte tus escritos, o tus sinopsis en Facebook. Son seres poco evolucionados, cercanos a los primates, incapaces de comprender tu altura como escritor y como ser humano. Tú sabes que estás escribiendo una obra que superará siglos de historia, y que se leerá junto a La odisea o a El Quijote, si bien tu obra tendrá preferencia. Esa gente no sabe nada de literatura, y el hecho de que no amases millones de “likes” es un problema de una sociedad todavía no preparada para entender tu genio y tu maestría como autor. ¡Pobres mortales!

6.- Maltrata a los lectores. Si algún lector te adula, no le digas nada. Ese lector está haciendo exactamente lo que tiene que hacer. Puede dar gracias a los dioses por haberte puesto en el camino de tu excelsa mente, y que pueda compartir el momento histórico en el que existes. Y si se atreve a criticarte, entonces, destrózalo como se merece. Lánzale todo tipo de improperios, y somételo hasta que se rebaje a tu poder, y se arrodille ante ti. Si no lo hace, olvida sus consejos y sus sugerencias: es pura envidia porque él es un pobre ignorante que no sabe ver la luz que emana de tus obras literarias. ¡Al Hades con todos ellos!

7.- No leas estos consejos. Tú lo sabes todo. ¿Por qué estás leyendo esto? Es más: ¿por qué lees? Esos idiotas que te dicen que, para escribir, primero hay que leer mucho, no saben que tú naciste sabiendo expresarte en cualquier modo y circunstancia. ¿Leer yo a otros? ¡Por favor! ¡Yo nací para ser leído, no para leer la inmundicia de los demás! Escribe, simplemente escribe. Y el mundo verá, tarde o temprano, a un nuevo líder literario. ¿Has escrito ya el discurso para el premio Nobel de literatura? ¿A qué esperas?
Sigue estos consejos, amigo mío, y fracasa como escritor de una forma profesional y definitiva, con todas las garantías. Yo ya lo hice. ¿A qué esperas tú?

 

Anuncios

7 comentarios en “Aprende a fracasar como escritor en solo siete pasos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s