George Harrison, el beatle espiritual

Es miércoles, hora de traer algo de música a esta nave espacial que es La leyenda de Darwan.

Los de mi generación crecimos con sonidos eléctricos, acústicos, y, por encima de todo, analógicos. Micrófonos con cables gordísimos, amplificadores de válvulas que si se te caían en un pie te lo destrozaban, altavoces más altos que un jugador de basket, baterías de madera y tela, órganos Hammond con un ventilador dando vueltas (el famoso wah-wah), y, sobre todo, guitarras. Muchas guitarras y bajos.

También crecimos con un concierto en la memoria: el concierto de Bangladesh, nación que acababa de nacer en aquel momento tras una guerra con Pakistán, y que sufría una hambruna terrible. George Harrison, amante de toda la cultura oriental, especialmente de la India, organizó el que sería el primer concierto benéfico de la época en 1971. Llamó a varios músicos importantes de entonces, y preparó un concierto multitudinario, que dio lugar a un disco de tres LPs. El dinero fue a parar íntegramente a una asociación para ayudar a Bangladesh, lo que hoy conocemos como una ONG. Entonces no éramos tan modernos. Aunque sí más jóvenes. Y soñadores.

En este vídeo puede verse a George Harrison interpretando “While my guitar gently weeps” (mientras mi guitarra llora), canción de su creación que nació en el impresionante “white LP” de The Beatles, y que aquí interpreta junto a Eric Clapton. Por cierto, Eric Clapton es, para muchos, el guitarrista más grande de la historia. No sabría decirlo, porque hay muchos estilos y grandes guitarristas en la historia, pero es un monstruo de la música, eso sin duda.

Y por cierto, el de la batería es, por supuesto, Ringo Starr, batería de The Beatles. John Lennon y Paul McCartney no estuvieron presentes. Sí estaba presente Billy Preston con su órgano Hammond, y Bob Dylan, entre otros.

Música sin electrónica, sin rayos láser, sin efectos especiales. Solo música. Era increíble lo que aquellos chicos podían hacer. Años maravillosos que quedarán en nuestra memoria para siempre. Nunca te olvidaremos George. Qué grande fuiste.

Anuncios