Cuando la especulación nos lleva al ridículo

En la primera mitad del siglo XX se especuló qué podría haber en la superficie de Venus. No se podía ver nada, excepto una capa de nubes. Y se comenzó a especular.
 
Venus era cálido. Venus tenía enormes nubes, naturalmente de agua, por lo que debía de haber grandes lluvias. Venus tenía gran cantidad de terreno seco en el interior, probablemente lleno por lo tanto de exuberante vegetación. Venus tendría entonces animales como los que tuvo la Tierra en en Jurásico, triásico y cretáceo, donde la temperatura era superior y las lluvias abundantes. En conclusión, Venus debía tener dinosaurios.
 
Observación: no veo nada. Conclusión: dinosaurios.
 
Debemos aprender a especular, pero debemos aprender sobre todo a crear teorías científicas sólidas, basadas en datos y en hechos, que permitan extrapolar conclusiones lógicas. Sino, no seremos tan distintos de los adivinos o los místicos que explican el universo a base de cuentos e imaginación.
 
Buen fin de semana.
dawn_of_the_jurassic_period__by_plioart-d6r2eu3
Escena del jurásico
Anuncios