El viaje a los infiernos de Elon Musk

Nuevo artículo de Elon Musk en La leyenda de Darwan, y de nuevo siento tener que ser duro con su actuación. Menos mal que no me conoce ni mi madre en Internet, porque si no sus fanáticos seguidores me harían trizas. Pero las cosas son como son, y están como están. Y siempre he hablado y dicho lo que pienso. Y he pagado el precio por ello.

Todo esto viene por esta noticia sobre una idea de Elon Musk de permitir que las masas sean quien digan qué medios de comunicación mienten y qué medios no, algo paradójico y curioso, cuando son las masas las primeras en dejarse engañar y ser manipuladas por esos medios.

También quiero hablar en el nombre de mujeres periodistas que están recibiendo terribles ataques de los fanáticos de Elon Musk, como puede verse en este enlace. Una situación vergonzosa que Elon Musk debería detener de inmediato, pero que, por alguna razón, no lo hace.

spacex_moon
La cápsula para llevar a dos turistas a la Luna en 2018. ¿Dónde está, señor Musk? ¿Y las pruebas? ¿Los tests? ¿Los ensayos? Todo humo. No hay nave. No hay turistas, solo palabras

Leer más “El viaje a los infiernos de Elon Musk”

Anuncios

Fragmento de “Yggdrasil”

El otro día, mi hermana me amenazó con que debía volver, en el Libro XIII, “Yggdrasil”, al estilo narrativo de “La leyenda de Darwan”, dejando de lado el modelo del Libro XII. Si no lo hacía, dejaría de invitarme a tomar café con croissants. Yo le dije lo de siempre: cada estilo, y cada libro, es una nueva aventura literaria que hay que explorar. Pero ella gusta de la acción, explosiones, y no del tono costumbrista del Libro XII.

Pero, al parecer, su impresión inicial sobre el Libro XII la tuvo cuando llevaba solo algo menos de la mitad del mismo. Ahora que lo está acabando parece estar más satisfecha. Y es normal; el libro es un “crescendo” constante, modelado así desde el principio. Aunque ella nunca sabrá que, de todos modos, “Yggdrasil” volvería a la esencia de La leyenda de Darwan.

Pero que nadie se lo diga. Peligra mi café, y eso es sagrado…

Fragmento de “Yggdrasil”.

portada_yggrasil

Leer más “Fragmento de “Yggdrasil””

Los dos lazos rotos en la teoría de cuerdas

La teoría de cuerdas ha sido la esperanza de la física teórica durante décadas. Desde la primera revolución, en los años ochenta, con las famosas cinco teorías, y la segunda revolución, en los noventa, en la que las cinco teorías se fusionaron en una teoría mayor, conocida como teoría M, la teoría de cuerdas, luego llamada supercuerdas, ha ido perdiendo impulso.

Enormes cantidades de recursos humanos y materiales no han trascendido de ideas complejas no verificables, falta de predicciones, y una crítica cada vez mayor de algunos físicos de renombre, como Lee Smolin, que hizo un análisis muy bueno hace años ya en “Las dudas de la física en el siglo XXI“, una lectura muy recomendable. Traigo también un vídeo de este excelente físico donde habla con gran detalle y de forma clara sobre el tema.

Leer más “Los dos lazos rotos en la teoría de cuerdas”

Nuevo fragmento de Yggdrasil

“Yggdrasil” será el Libro XIII de la Saga Aesir-Vanir. Otoño 2018. Tras una conversación con Pavlov, al día siguiente Helen visita el bar, que es en realidad una recreación de un antiguo local de la Tierra…

Helen entró en el bar. La decoración era realmente una simulación casi perfecta de cualquier tugurio de los años noventa del siglo XX, en alguno de los lugares más profundos y perdidos de Estados Unidos. Solo que Estados Unidos no era más que un recuerdo lejano, como lo era la civilización humana de esa época. Había, sin embargo, elementos europeos y orientales, para agradar a todo tipo de visitantes. Helen se sentó en una de las mesas más apartadas. Karl se acercó sonriente. Helen le miró sorprendida, y preguntó:

Whiskey

Leer más “Nuevo fragmento de Yggdrasil”

Pólvora: la droga de fuego

Estados Unidos lleva décadas inmersa en una eterna discusión sobre el control de las armas de fuego. Su segunda enmienda, escrita hace siglos, cuando los civiles debían defenderse ellos mismos porque no existían fuerzas del orden adecuadas para protegerlos, sirven hoy para pagar a un grupo de empresas, y a una organización, la NRA (Asociación Nacional del Rifle), que vive gracias a la sangre de miles de personas inocentes de su propio país, muchos de ellos niños.

Son esos inocentes, son esos niños, los que sostienen una industria sádica y cruel, sin que ni esas empresas, ni esa esa organización, sientan el más mínimo repudio por ello. Al fin y al cabo, ¿qué importan unas miles de muertes, cuando se puede obtener un estupendo beneficio con la vida de tus propios ciudadanos, de tus compatriotas, de esos que dices proteger?

ar-15
Fusil de asalto AR-15 calibre 5,56, versión civil del M16

Leer más “Pólvora: la droga de fuego”

La guerra fría y la historia detrás de “Firefox”

Hoy hablaré de un tema que siempre me ha gustado: la historia de la aviación militar y la guerra fría, en relación a una película que volví a ver el otro día, que estaban dando por casualidad en la tele: “Firefox”, de Clint Eastwood. La vi en su momento, y ya me pareció floja. La nueva visualización confirmó claramente aquel sentimiento. Pero no vengo tanto a hablar de la película, sino de lo que hay detrás de la misma.

“Firefox” es una película de 1982, ambientada en los sucesos que durante casi cincuenta años mantuvo en vilo al mundo con lo que se denominó “la guerra fría”, un conflicto entre Estados Unidos y la extinta Unión Soviética, en el que ambas superpotencias jugaron a un peligroso juego de ajedrez, cuyo tablero era el mundo primero, y el espacio después. Una época que se está olvidando con demasiada rapidez, ahogada en un mundo fácil donde no hay amigos claros, y, todavía mucho peor, no hay enemigos definidos. Y nada es peor para una civilización que un enemigo que no se ve, ni se siente, y que es como una sombra que está en todas partes, y en ninguna.

firefox_movie

Leer más “La guerra fría y la historia detrás de “Firefox””

Sigo adelante, a pesar de todo

Advertencia para el lector: esta es una nota de reflexión personal, sin contenido más allá de mis pensamientos e ideas sobre el blog y sobre la vida.

Falta poco para que este blog llegue a los seiscientos artículos, y a las 30.000 visitas. También puedo constatar que el número de visitantes ha ido creciendo paulatinamente, y de hecho a finales de julio había tenido tantas visitas como todo el año 2016.

Muchos de los que vienen son turistas ocasionales, navegantes de Internet que visitan la página para una sola lectura, y ya no vuelven. Pero otros muchos, cada vez más, veo que se animan a leer otros artículos relacionados con el tema que les interesa. Otros son lectores habituales, que gustan de pasarse por aquí de vez en cuando. Todos ellos contribuyen a que la existencia de este blog merezca la pena, y me animan a seguir escribiendo. Por todo ello, y a todos ellos, solo puedo decir dos palabras: muchas gracias.

amelia_earhart2
“Nunca interrumpas a alguien que está haciendo lo que dijiste no era posible” Amelia Earhart.

Soy consciente también de que la variedad de temas puedan confundir a unos, porque tan pronto hablo de cómo escribir una novela como de física cuántica. Esta dualidad sobre temas no la he adquirido yo, por supuesto. Se la debo a alguien. Concretamente, a mi padre espiritual y mi guía como ser humano. Ese alguien es Isaac Asimov, un hombre que gustaba de tocar todo tipo de temas, y que tiene varios miles de artículos de todo tipo. Por no hablar de sus impresionantes logros como escritor de ciencia ficción.

Yo no le llego ni a la suela del zapato, pero eso no significa que no me esmere en seguir su camino, su senda, sus enseñanzas, su estilo. Creando mi modelo, por supuesto, pero inspirándome siempre en mi gran maestro, en el hombre que hizo que dejara un mundo perdido en la nada, y me llevara por el camino del aprendizaje, y del conocimiento.

Porque yo era, como se dice popularmente, un “bala perdida” de joven. Sin destino, sin metas, fui al ejército como voluntario, firmé unos papeles para una unidad especial en la que me dijeron que me convertiría en un héroe y que viviría grandes aventuras, y yo me lo creí, porque no tenía criterio para reflexionar ni para pensar. Aquello me llevó a sucesos que marcaron mi vida, y salí de allí, también como se dice popularmente, “escaldado” y salvándome de tener problemas muy graves “por los pelos”.

nelson-mandela

Este blog, y estos libros que he escrito, y esta saga que espero terminar, son mi vida. Sí, tengo un trabajo, incluso un proyecto personal dentro de mi terreno, la informática, que es de lo que vivo. Pero este blog, estos escritos, estos libros, y estos lectores, son mi vida. A ellos me debo, y ellos son el motivo último de mi existencia. Por eso, porque están ahí esos lectores, yo me siento realizado, como escritor, y como persona.

He estado a punto de perder la vida tres veces, por circunstancias completamente distintas en cada caso. Sin embargo, parece que en ninguno de esos casos era mi hora. Algunos me dicen que es por decisión divina, que yo me iré cuando me toque. Yo no tengo esa fe, pero tampoco me voy a quejar de seguir en este mundo. Espero poder terminar los cuatro libros que me quedan, y dejar la saga completada y terminada. Ese es mi sueño, que espero poder completar.

Otro elemento fundamental de mi vida es la aviación. No soy piloto, pero sí vuelo en simuladores de vuelo avanzados, y he tenido el honor de poder enseñar a algunos pilotos a aprender a amar la aviación. Pero ese tiempo pasó, y ahora la aviación sigue siendo mi pasión, pero de un modo más tranquilo y personal. Eso sí, una vez pude probar las mieles de lo que es volar en un reactor, pero eso es algo que explicaré otro día si a alguien le puede interesar. No es algo de lo que me guste hablar, no por el hecho en sí, sino por las circunstancias que rodeaban aquellos tiempos difíciles, en los que dejé una parte importante de mi vida, y perdí lo que daba sentido a esa vida. En aquellos tiempos me pusieron un mote curioso, que luego usé durante unos años, pero que prefiero no recordar ahora.

Por lo demás, se acercan las navidades, y tengo una pequeña broma pensada para el 28 de diciembre, precisamente relacionada con la aviación. Algo inocente y divertido, y que esconderá una crítica a ciertas ideas de ciertas personas que quieren ver conspiraciones en todas partes. Algo relacionado con los “chemtrails”. Espero que sirva para sacar una sonrisa al lector.

Y por cierto, aunque les felicitaré la navidad como se merecen, ya de entrada espero que este 2018 sea un gran año para todos. Para mí lo ha sido este 2017. Sobre todo porque sigo vivo. Y cuando la vida es lo que te queda por perder, uno aprende a valorarla como se merece.

Viva. Vivamos. Seamos conscientes de que estamos vivos. Y vivamos esa vida plenamente. Ese es el motivo que debe movernos hoy, mañana, en 2018, y durante toda nuestra vida. Luego podemos buscar otros argumentos. Pero no olvidemos ese primero. Merece la pena. Se lo aseguro.

Muchas gracias a todos, y un abrazo.