Dermocom, comunicaciones a flor de piel

Vivimos nuestras vidas integrados con los móviles (o celulares, como los llaman en América). Forman parte de nuestra actividad diaria. Todo pasa por ellos: fotos personales, agendas, contactos, juegos, conferencias, videoconferencias, redes sociales, lugares que visitamos, el tiempo que estamos en esos lugares, y por supuesto con quién estamos… Casi todos nuestros secretos se encuentran almacenados en los móviles.

En las calles, en los bares, en los automóviles, incluso circulando (ya hay más muertos por usar el móvil conduciendo que por otras causas), el móvil es omnipresente. Los hay de todos los precios, formas y colores, e incluso los móviles más sencillos son realmente potentes comparados con aquellos fósiles de hace diez años.

Existen ahora dos caminos para el móvil: o hacerlo desaparecer, lo cual es inconcebible en esta sociedad hiperconectada, que no hipercomunicada, ojo, son cosas distintas. O integrarlo completamente. Este es el objetivo de este artículo. ver cómo se puede llevar a cabo esa integración.

binary-958956_960_720

Leer más “Dermocom, comunicaciones a flor de piel”

Anuncios