La verdadera igualdad del ser humano

Es curioso cómo el ser humano, cuando define a unos individuos por encima de otros por razón de sexo, color, credo, o raza, siempre cumple una constante: él, o ella, están, por supuesto en el bando correcto. Nunca se suele oír algo como: “los de color A son inferiores al color B… Y yo soy del color B”. No, siempre se es del color A. O comentarios como “la raza A es superior a la raza B, y yo he tenido la mala suerte de pertenecer a la raza B”. O incluso “La religión A es verdadera, y la B es falsa. Y yo profeso la religión B”.

No. Quienes buscan diferentes raciales, culturales, o de cualquier otro tipo, siempre son, casualmente, los que están en el mejor bando. Con la mejor religión, con el color de piel adecuado, o con la ideología correcta, siendo todas las demás inferiores o falsas.

Quizás va siendo hora de que nos demos cuenta de que hombres y mujeres, de todas las razas, credos, y condiciones, somos iguales. Por supuesto, un extremista siempre será un extremista. Sea blanco, negro, hombre, mujer, cristiano, judío, o musulmán. El ser humano ha de definirse por la igualdad, la solidaridad, y por disfrutar de las mismas condiciones para desarrollarse como ser humano. Mientras las sociedades en su conjunto no alcancen esa condición, esa meta, seremos lo que queramos ser, pero, de ningún modo, una civilización avanzada. Seguiremos atrapados en nuestras ideas tribales, en nuestros miedos, en nuestras fobias, y en nuestro odio a todo cuanto no sea lo que somos nosotros.

Todo ser humano, sin excepción, tiene los mismos derechos, y los mismos deberes. Todo ser humano tiene una vida preciosa, que no tiene precio, que no puede ser comprada, o vendida, ni mucho menos despreciada. Esa es la única realidad que ha de prevalecer.
Cualquier idea que ponga a un ser humano por encima de otro solo pretende una cosa: conseguir que unos prevalezcan sobre otros, mantenerse en el poder, y querer demostrar que el mundo es como es porque es el estado natural de las cosas. Solo terminando con esas ideas podremos, algún día, obtener la libertad como civilización, y avanzar a un nivel nuevo de igualdad entre los hombres y mujeres de la Tierra. Ojalá podamos verlo algún día.

avatar4_400x400

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s