Otro caso de “no teletransporte cuántico”

Siempre digo que hay formas muy diversas de mostrar las noticias. En la actualidad, esa forma tiene un objetivo muy claro: conseguir los famosos “me gusta” de la noticia, y el clásico “compartir”. La obsesión llega a páginas incluso de gran calado y seriedad. Cuando no te ponen un banner que ocupa casi toda la pantalla para que te suscribas a su web.

Yo como soy tonto no hago esas cosas, ni aquí ni en el Facebook. Eso significa que estoy perdiendo algunos seguidores. Pero los que me siguen lo hacen porque tienen interés en seguirme, y en el momento en que deciden marchar, les agradezco su interés, y espero que sigan adelante en el mundo de la ciencia y el pensamiento. Nunca, jamás, se me ha ocurrido pedirle a nadie que se quede conmigo si no ha querido. Creo que cada persona debe decidir sin influencias externas con quién debe estar.

En general, las noticias de este estilo tienen unas pocas líneas, quizás dos o tres párrafos. Imposible escribir más, porque entonces no lo leerá casi nadie. Si empiezas a profundizar en un tema, la gran mayoría de los lectores huirá de tu página. Lo que se hace es poner una noticia corta, y luego, un sinfín de entradas diversas: cómo adelgazar en dos semanas. La mujer del cuñado del vecino de la actriz tal fotografiada en top less en alguna isla. El asesino del hacha vuelve a actuar, vea en exclusiva los cadáveres mutilados. La gente no puede dejar de ver este bonito vídeo de gatitos mientras saltan en un sofá. ¿Quiere ganar millones invirtiendo 20 euros? Nosotros le decimos cómo. Etc etc.

Si usted es de los que gustan de leer algo más que una línea introductoria y es amante de la ciencia, este enlace adjunto podría interesarle. Explica el “teletransporte cuántico” de un electrón, en un experimento que lo demuestra como real.

Vamos a ver: sabíamos que los electrones, como todas las partículas subatómicas, se comportan según las leyes de la mecánica cuántica. Y esto que se ha observado NO es, repito, no es teletransporte cuántico. Se trata del conocido fenómeno de la función de onda probabilística de una partícula, que se encuentra en una posición y velocidad indeterminados, y que, cuando se observa, tiene una probabilidad determinada de aparecer en un punto del espacio.

Este es el famoso principio de incertidumbre de Heinserberg. Y, de hecho, el electrón podría aparecer incluso en el otro lado del universo. La probabilidad es muy baja, pero mayor de cero. No se ha teletransportado; simplemente la función de onda nos ha dado una posición probabilística.

Por lo demás, el experimento en sí es muy interesante, porque demuestra empíricamente este hecho. Genial, una gran noticia. Pero por favor, que no lo llamen teletransporte, incluso si es para conseguir lectores. Porque no lo es. Simplemente.

beammeup

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s