Civilization VI, construyendo tu propia historia

Llega la navidad, y el genial Civilization VI, maravilloso juego de estrategia del que hablaré ahora, ya está en todas las plataformas, incluyendo las consolas Nintendo Switch, Xbox One, y PS4, además de PC y Mac por supuesto. Y en perfecto español, o castellano, como usted prefiera. ¿Qué significa eso? Significa que nadie se va a librar de su ración de Civilization. ¡Estamos rodeados! Ahora ya no hay escapatoria para la princesa, digo para los jugadores.

Porque, aparte de que mi vida se ha basado principalmente en perder horas y horas con esta saga y ampliar mi fama como psicópata antisocial, también significa que ahora usted, o su familia, pueden hacer lo mismo: pasar incontables horas disfrutando de este juego, mientras crean su propia civilización, y la llevan desde la edad de piedra hasta un futuro lleno de promesas y esperanzas. O, como suele ocurrir también, ser destruido por alguna civilización vecina, sea del juego o de algún amigo en online.

En cualquier caso, la diversión, y el aprendizaje, están garantizados. Un juego que aúna diversión con cultura, donde los jóvenes pueden aprender los secretos de la gestión, y a conocer culturas de todo el mundo.

pericles
Podemos jugar con distintos pueblos, como los griegos, comandados por Pericles. Cada pueblo tiene una serie de ventajas específicas.

Por cierto, en este juego de civilizaciones hay también guerra. Tenga en cuenta que el juego es para mayores de 12 años. Y a los 12 años los jóvenes ya saben, o deberían saber, que no todo es fiesta y alegría en el mundo. La guerra forma parte de la historia, y, si se quiere aprender historia, hay que conocer la naturaleza de la guerra. Por lo tanto, este juego es recomendable también para los jóvenes. No solo recomendable; en mi opinión, altamente recomendable.

Pero vamos con los detalles, y a explicar por qué “Civilization” es tan grande y tan popular. Si no me cree, existe una página de fanáticos del juego con miles y miles de seguidores. Yo estoy apuntado a esa página desde que la abrieron hace veinte años.

Pero vamos a centrarnos. Llega la época la navidad, que significa regalos, y un regalo muy habitual es el de los videojuegos. Sí, es cierto, hay mucha gente que no juega a videojuegos, pero las ventas son enormes cada año, así que es evidente que el éxito está ahí, y las empresas y tiendas lo saben. Sin embargo, para muchos padres, los videojuegos son un elemento preocupante, por sus elementos violentos, y por la prensa que suelen tener como elementos dañinos en el  desarrollo de chicos y jóvenes.

Los videojuegos que contienen un marcado carácter educativo son muy interesantes y estimulantes para jóvenes, y, por supuesto, para adultos. Y CIV6 es el juego por turnos por antonomasia, dejando aparte el ajedrez claro. De hecho, quien diseñó el ajedrez soñaba con crear Civilization en el fondo de su corazón. Pero la tecnología era la que era en aquellos tiempos. Hoy día podemos disfrutar de ambos.

civ
Civilization VI

Civilization: mis recuerdos

Empecé a jugar a la versión 2 de Civilization recién traído de importación, allá por 1996. El vendedor me lo recomendó como un excelente juego de estrategia histórica. Esas dos palabras juntas eran demasiado irresistibles para mí, así que, sabiendo que aquel vendedor era de confianza, me llevé el juego bajo el brazo. Lo instalé, y… desde entonces, nunca, jamás, ha salido del disco duro de mi ordenador. Confieso que pasé una noche entera sin dormir jugando a este juego el primer fin de semana, claro que como vivía solo no importaba demasiado.

El juego desde entonces ha evolucionado mucho, y han aparecido nuevas versiones, pero la esencia continúa. Aquel juego era la versión 2, y actualmente está a la venta la versión 6, o con números romanos, la “VI”. pero el juego sigue siendo Civilization. Mejorado, con muchas más opciones, pero es “Civilization” en estado puro.

Vale, de acuerdo, ya le he contado mi aburrida vida al amable lector. Pero ¿qué es Civilization VI?

Civilization VI: un recorrido por la historia de la humanidad

Civilization VI (CIV6) es un sofisticado y muy adictivo juego de estrategia y por turnos que consiste, basicamente, en llevar a una civilización desde la edad de piedra hasta un futuro en el que la humanidad parte a las estrellas. A partir de esa idea, comenzamos con un pequeño grupo de colonos y un grupo de guerreros que defienden a los colonos, fundamos una primera ciudad, la capital de lo que será nuestra nación, y, a partir de ahí, comienza todo. Por todo quiero decir, hacer que esa civilización se desarrolle de forma próspera y pueda alcanzar sus metas.

¿Qué metas? Hay muchas posibles, y varias formas de ganar, y nosotros elegiremos cómo queremos gobernar. Podemos ser un pueblo pacífico y dialogante, o un pueblo conquistador, o un pueblo tranquilo pero al que no le gusta que le molesten. Podemos crear un imperio gigantesco, o un pequeño país sencillo y coquetón. Podemos comerciar con otras naciones, y podemos establecer alianzas, o, si se portan mal, la guerra. Entiéndase que nosotros también podemos portarnos “mal” y empezar la guerra. Ahora bien, comprobaremos que, a veces, declarar la guerra es algo que debemos hacer, si hemos prometido defender a otra nación, o tenemos una alianza que no queremos que se rompa. Aquí empezamos a ver que gobernar no es tan sencillo como dar discursos. Gobernar un país requiere tomar decisiones, y a veces decisiones que no nos van a gustar, pero que son necesarias para sobrevivir. Todo eso queda implícito en el juego.

Por ejemplo, el polémico tema de las escisiones de territorios de un país sobre otro, o la toma de un territorio por parte de otra nación. ¿Cómo actuar si nos quitan una ciudad? ¿Y si esa ciudad o ese territorio decide unirse a otra nación? ¿Les dejamos porque somos buena gente, y perdemos esos recursos? ¿O usamos la negociación, y si esta fracasa, la fuerza? Si somos buena gente, ¿qué ocurre con el resto de la nación si se pierden recursos críticos? ¿Los buscamos en otro sitio, si es que podemos?

Todo eso queda reflejado en el juego. Y ahí está la magia de Civilization: nos plantea situaciones que se dan en el mundo real, y tenemos que responder como queramos. De forma pacífica, de una forma más agresiva, o bombardeando con armamento nuclear todo lo que se mueve. Ja ja, sí, se puede ser muy agresivo. Pero otras naciones nos van a parar los pies muy rápidamente, no digo ya si usamos armas nucleares. El juego no censura nada, lo cual me parece un acierto total. Si nos atacan, otras naciones podrán salir a nuestro favor (otras se aliarán con el atacante). Si atacamos, recibiremos sanciones de las Naciones Unidas. Podemos acatarlas, o hacer como hacen algunos países, hacernos los locos y seguir a lo nuestro.

Porque de eso se trata. De ir de “buen rollo”, de algo medio, o directamente de dictador conquistador sin escrúpulos. Yo suelo jugar a ir de “buen rollo”. Pero esa es otra cualidad del juego. ¿Por qué no ser un maldito fanático religioso, o un dictador sanguinario, y jugar a conquistarlo todo a base de guerras y bombas? El juego lo permite.

Eso sí, si somos agresivos, otras naciones lo serán con nosotros. Pero, por muy buenos modales que tengamos, debemos saber que casi siempre nos cruzaremos con alguna guerra, porque siempre hay alguien, alguna otra civilización, que se dedica a querer conquistarlo todo. Esa es la grandeza del juego Civilization: nos muestra la realidad de una forma divertida, creativa y educativa.

civilopedia.jpg
La Civilopedia es un elemento clásico del juego, que contiene toda la extensa información sobre el mismo. Leerlo además entretiene, especialmente la historia de los pueblos y sus líderes.

En mi caso, no soy agresivo generalmente. Pero tampoco soy tonto. Guío a mi nación de forma pacífica, establezco acuerdos comerciales, ayudo a otros países, y en general busco el consenso entre naciones. Pero, mientras tanto, mantengo un ejército moderno y poderoso. No es grande; pero sí está bien equipado y completo. Cuando alguien se anima a invadirme, o a robarme territorio, amablemente le enseño mis tanques, mis cruceros y mis bombarderos, y le digo: “¡Uy, mira lo que tengo aquí! ¡Están deseando conocer tu capital… y dejarla más plana que una tabla de planchar”. Muchas naciones entonces sonríen, dicen, “hey amigo, lo de invadirte era solo una broma”, yo sonrío, y aquí no ha pasado nada.

Eso se llama disuasión. Y todas las naciones, en el mundo real, juegan a eso cada día. El juego se limita a reflejar la realidad de una forma brillante.

Las posibilidades son casi infinitas, y podemos elegir una de las muchas naciones que nos propone el juego. Cada nación parte con aspectos distintos y alguna ventaja propia de esa nación, lo que hace que jugar con diferentes países sea una experiencia distinta. Esas cualidades son atributos típicos de cada nación, y les dotará de capacidades extra en el desarrollo comercial, cultural, religioso, científico, de ingeniería, militar, o una combinación de todos ellos. El número de contendientes y el tamaño del mapa, así como el desarrollo y velocidad del juego son configurables. Al final, hay tantas combinaciones como jugadores puedan jugarlo.

Un aspecto fundamental es el árbol de la investigación. ¿Investigo temas científicos principalmente? ¿Humanísticos? ¿Militares? ¿Una combinación? ¿A qué le doy prioridad? Ojo con descuidar la parte militar. Por muy pacifistas que seamos, si no tenemos un ejército, o es antiguo, otras naciones dirán “mira, tenemos aquí a un pardillo al que podemos explotar”. Y nos invadirán sin remedio.

Podemos establecer acuerdos militares de defensa, públicos o privados, pero esas otras naciones querrán que nos gastemos el dinero en un ejército propio. No vendrán a salvarnos y arriesgar sus unidades si nosotros no ponemos de nuestra parte. Así que, pacifismo todo el que usted quiera, pero salvar el cuello también.

civilization_vi-5023683
Civilization VI en PS4/Xbox One

Elementos educativos de Civilization VI

¿Qué puede aportar Civilization VI como herramienta educativa? Un sinfín de cosas. Puede enseñar a gestionar recursos, dinero, y progreso. Puede enseñar que no podemos agradar a todos, porque, indefectiblemente, si hacemos una alianza con la nación A, y ésta es enemiga de la nación B, significará que esa nación B no nos verá con buenos ojos. Si establecemos la alianza con la nación B, será la nación A la que nos vea con malos ojos. Y, si no establecemos alianzas, ambas pasarán de nosotros, o nos considerarán una amenaza. Un dilema que es la vida real en sí misma. Esto me parece genial para que los jóvenes aprendan que no existen decisiones perfectas; cada decisión tiene consecuencias.

Civilization VI es para de todas las edades a partir de los 12 años. Y a esa edad este juego puede enseñar a esos jóvenes historia y organización. Historia, porque vemos cómo las sociedades van avanzando mediante el desarrollo de nueva ciencia y tecnologías. Y organización porque, o hacemos las cosas bien, o nuestra nación pasará a ser una provincia de otra.

civ-vi-tecnologia-1024x576
Fragmento del árbol tecnológico; también tenemos el árbol de principios, que podemos dirigir hacia una amable democracia, o a la más corrupta dictadura. Cada opción tiene consecuencias por supuesto.

Resumen: como la política misma.

Sin duda, este aspecto del juego, el educativo, es el que más me gustaría remarcar de Civilization VI. Es un juego donde se puede aprender que gestionar una nación no es de ningún modo fácil ni sencillo, y que intervienen un sinfín de variables. Queremos hacer las cosas bien, pero eso no va a evitar nuestra derrota. No solo debemos hacerlas bien; debemos planificarlas bien, tener claras nuestras metas, y llevarlas a cabo con total eficacia y perseverancia.

Siempre se ha hablado del ajedrez como una herramienta excelente para los jóvenes, y estoy de acuerdo, en mi colegio me enseñaron a jugar con siete años, y me fue muy útil no solo como diversión, sino como herramienta para aprender estrategia. Creo que Civilization VI tiene mucho de esos elementos, y, aunque es para una edad más adulta, creo que puede ser un excelente regalo para cualquiera, y una excelente herramienta educativa para todos.

Sin duda, un juego al que seguiré jugando los próximos doscientos cincuenta años. Por lo menos.


Autor: Fenrir

Amateur writer, I like aviation, movies, beer, and a good talk about anything that concerns the human being.

4 comentarios en “Civilization VI, construyendo tu propia historia”

  1. No somos muy jugones, pero sí que conocemos gente que se pasan horas y más horas jugando al “Civilization” y corroboramos lo que comentar en esta entrada, es un gran juego, adictivo y además “como la vida misma”. Muy buena entrada!

    HemosVisto!

  2. Yo juego al V, unas 1800 horas según mi pagina steam, y comprendo exactamente lo que dices…el placer de empezar una partida que va a durar 3000 años, de no saber que te va a deparar el destino y como lo vas a enfrentar, empezar nuevos juegos (retos) y al cabo de poco volver a empezar una partida de Civilization, porque ningún otro me hace sentir como ese…maravilloso juego

    1. Sin duda, esa es la magia del juego, cada partida tiene su propia personalidad, su estilo, retos que cambian a largo plazo según las decisiones iniciales. Eso es lo grande del juego. ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .