El destino final de la Vía Láctea y Andrómeda

Una de las grandes maravillas de la ciencia moderna es su capacidad de predecir acontecimientos futuros. Desde los eclipses en la antigüedad, el paso de los cometas, los movimientos de los planetas, y, en el caso que nos ocupa, el fin de nuestra galaxia.

Porque un día, si todo se produce como parece que va a ocurrir, nuestra galaxia, la Vía Láctea, desaparecerá en una colosal colisión contra otra galaxia: M31, también conocida como Andrómeda. De hecho, en la trilogía de Leyenda de Darwan la acción transcurre en una galaxia completamente distinta a la nuestra, y, sin embargo, la Tierra está en ella. ¿Cómo es eso posible? Vamos a verlo en la imagen preparada por la NASA, en una simulación de lo que va a ocurrir en los próximos 2000 a 6000 millones de años.

Proceso de fusión vía Láctea y Andrómeda
Proceso de fusión vía Láctea y Andrómeda

Proceso de aproximación y fusión.

La imagen superior izquierda muestra una imagen casi real. Es como se ve hoy la galaxia de Andrómeda a ojo desnudo. Hay que tener en cuenta la bajísima luminosidad actual de Andrómeda. Es esa pequeña mancha casi blanca que se ve hacia el centro izquierda de la imagen. Por supuesto, la gran mancha vertical del lado derecho es la Vía Láctea, o, más concretamente, el brazo de nuestra galaxia que es visible en lugares con buena oscuridad y cielos claros y limpios. Es el llamado Brazo de Orión.

La segunda y tercera imágenes, yendo de izquierda a derecha y de arriba a abajo, muestran cómo se verá Andrómeda en su aproximación a nuestra galaxia dentro de mil quinientos y dos mil quinientos millones de años, según la simulación de la NASA. Puede comprobarse que Andrómeda va ocupando cada vez más espacio de la bóveda celeste, hasta ser perfectamente visible en gran parte del cielo. Hay que tener en cuenta que se ha calculado una velocidad relativa de aproximación a nuestra galaxia de unos 300 kilómetros por segundo. Ese dato está basado en el corrimiento de la luz emitida por Andrómeda, y es aproximado, pero, como siempre en ciencia, aunque es un cálculo no del todo definitivo, parece bastante cercano al real. Tengamos en cuenta la premisa básica: en ciencia, casi nada es totalmente cierto, ni existen las verdades absolutas.

La cuarta, quinta y sexta imágenes muestran la colisión de Andrómeda con nuestra galaxia. No se trata de una colisión como la de dos cuerpos sólidos. Las galaxias son básicamente vacío con estrellas, planetas y otros cuerpos menores, gas en forma de hidrógeno y hélio, nubes de elementos pesados como carbono y otros, pequeños cuerpos celestes (asteroides, cometas, etc), y, por supuesto, una enorme cantidad de materia oscura.

Precisamente esa materia oscura, junto con la gravedad producida por la materia bariónica (la materia ordinaria), son las causantes de que ambas galaxias interactúen gravitatoriamente, deformando ambas galaxias, desgajando sus brazos, y convirtiendo a las dos galaxias espirales en una estructura desordenada. Luego, más adelante, la fusión de las dos galaxias formará una nueva galaxia más grande, que contendrá la mayor parte de la materia bariónica y materia oscura de ambas. Este proceso generará una nueva galaxia espiral, que es el escenario donde se desenvuelve La leyenda de Darwan. Las dos últimas imágenes muestran el resultado final de la fusión de las dos galaxias.

Los datos precisos de la fusión de ambas galaxias son complejos como es natural, estamos hablando de estructuras extremadamente complejas en los que la gravedad juega un papel fundamental. Teniendo en cuenta el gran desconocimiento que hay todavía sobre la materia oscura es posible que haya diferencias en detalles sobre en el proceso real. Tengamos en cuenta que las galaxias están formadas en un 21% de materia oscura. Partiendo de la base de que no sabemos lo que es la materia oscura, queda claro que faltan todavía aspectos por conocer. Por eso la ciencia debe seguir trabajando, y se están haciendo progresos importantes. Una herramienta clave es el LHC (Large Hadron Collider), que ya está suministrando información importante, y que se espera sirva para responder a esta pregunta: ¿qué es la materia oscura? ¿Y la energía oscura?

Objecto NGC4676, dos galaxias en proceso de fusión. Imagen: NASA.

De todas formas, volviendo a nuestra fusión, una cosa está clara: ambas galaxias se encontrarán y fusionarán, eso es un dato contrastado. Y, en ese momento, nuestra galaxia habrá desaparecido, fusionada con Andrómeda. ¿Es esto un caso raro? Ni mucho menos. En la imagen superior podéis ver una imagen de dos galaxias fusionándose. No es que sea algo muy común, pero sucede. Y sin duda es un proceso complejo, increíble, y maravilloso. Como todo lo que se refiere al universo. La naturaleza no es estática, ni tampoco el universo sobre nuestras cabezas. Parece estático porque vivimos un instante de tiempo. Y somos, en realidad, un instante ínfimo de tiempo. Pero no importa, porque ese instante nos permite disfrutar de maravillas como la fusión de galaxias, y otras grandes historias que nos ofrece el universo. Sin duda merece la pena vivir por ello.


La materia oscura es un elemento fundamental en el universo. Tienes más datos en este enlace de la Wikipedia. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.