Imposibles ficticios. Hoy: sexo en la tercera fase

Abrimos con esta entrada una nueva categoría en La leyenda de Darwan. Esta categoría contendrá artículos relacionados con el mundo de la ciencia ficción, explicando tecnologías, hechos, personajes, sucesos, y otros elementos del cine y las novelas de ciencia ficción, que sean imposibles de llevar a cabo en el mundo real, o que en todo caso se estiman como materialmente imposibles.

En esta primera entrada hablaremos de sexo interespecies. Ya sabe: el capitán Kirk, al mando de la intrépida nave USS Enterprise, se dirige a donde ningún hombre, ni mujer, han llegado jamás. Esa era la frase introductoria en cada capítulo de la saga en los años sesenta. Luego, en la “Nueva Generación”, con el capitán Jean-Luc Picard, volvimos a recorrer la galaxia en la nueva Enterprise.

SX940_
El famoso señor Spock (izquierda) es un híbrido, medio humano, medio vulcaniano

Algo común a ambas series, que luego se repite en otras del mismo universo de Star Trek, es que la nave se dirija a un planeta, y este esté poblado por extraterrestres que se parecen sospechamente a seres humanos, con algún toque estético aquí o allá. Pero su complexión es prácticamente la misma. ¿Qué posibilidades hay de que algo así ocurra? Básicamente, cero. Sí, podemos entender ciertas similitudes gracias a la convergencia evolutiva, un tema que traté en este enlace. Pero ¿que seamos iguales?

Es evidente que los presupuestos ajustados de la televisón de los años sesenta y ochenta no son los actuales. Grandes cadenas como Netflix y HBO gastan millones en cada serie, pero entonces había que aprovechar cada centavo. Por eso los extraterrestres eran básicamente personas con pequeños maquillajes, a veces incluso sin ellos.

De acuerdo, lo entiendo. Pero, ¿y el sexo? El capitán Kirk es un hombre frío y duro, muy acorde con la idea de la época en que se rodó la serie. Llega a un planeta, y es recibido por una extraterrestre, que curiosamente es rubia, de ojos verdes, y mejillas sonrosadas, aparte de medir un metro ochenta y disponer de una figura al estilo la Venus de Velázquez. ¿De dónde ha salido esa extraterrestre? De la imaginación de los guionistas por supuesto. Un ser así en la realidad es técnicamente imposible.

No solo eso; la extraterrestre se encapricha del capitán, cómo no, y ambos mantienen un idilio sexual. No se ve en la serie claro, hay niños presentes, pero queda claro que ha habido un “encuentro en la tercera fase”, o en la cuarta, o en la quinta. ¿Es posible algo así en el mundo real?

No. En primer lugar, en un hipotético planeta extraterrestre no tendría por qué haber dos sexos. El sexo es algo que se desarrolló en la Tierra mucho después del origen de la vida. Y, aunque fuese así, esos organismos desde luego no serían compatibles para el intercambio de relaciones sexuales. De hecho, lo que sí se podría considerar es la zoofilia. Se entiende por esta práctica la actividad sexual con animales. ¿Sería entonces esa relación sexual del capitán Kirk con la poderosa gobernadora de un imperio extraterrestre un acto de zoofilia? Desde el punto de vista puramente técnico y biológico, se debería considerar así, ya que la zoofilia es la actividad sexual del ser humano con animales. ¿Son los extraterrestres animales? Lo que está claro es que no son humanos, por lo que quizás habría que inventar el término “xenofilia”, es decir, amor por seres de otros mundos.

Commander_Worf
Worf es un klingon que mantiene una relación con una mediohumana, con la que tiene un hijo semiklingon

Yo entiendo al capitán Kirk. Llegas a un planeta lejano, y te recibe una extraterrestre rubia de ojos verdes con un maquillaje que curiosamente parece sacado de Hollywood, como las que aparecen en las series, y yo puedo asegurar que también defendería la fusión de especies, el intercambio cultural, las relaciones interplanetarias, y cualquier otro tipo de contacto posible con esa extraterrestre. Atención, siempre por el bien de la Tierra y la paz galáctica por supuesto, que nadie se confunda. Estoy dispuesto a sacrificarme por la humanidad si es preciso.

Pero es que el asunto no queda ahí. Además, ¡tienen hijos! ¡Viva la biología! Esto ya es llegar demasiado lejos. El mismo señor Spock es mitad humano y mitad vulcaniano. Señores guionistas: comprendo que es una serie de ciencia ficción, y que el argumento de que un humano y un extraterrestre tengan hijos biológicos es interesante, no cabe ninguna duda. Ahora bien, es totalmente imposible, repito, imposible, que algo así pudiera suceder.

¿Por qué? La obtención de vástagos requiere de dos organismos sexualmente compatibles, y esto se da entre seres de la misma especie solamente, por razones obvias. Tenemos también cruces de especies que son cercanas, pero es imposible que un gato y un perro pudieran tener descendencia por mucho que quisieran. No vale el truco del laboratorio, estamos hablando de un proceso natural. En un laboratorio se podrían combinar cromosomas de distintas especies, hasta cierto punto, y tener así un nuevo ser creado a partir de otros. Pero aquí hablamos de procesos naturales.

La combinación genética es lo que se pretende con los dinosaurios, y con los mamuts, en este caso con la ayuda de elefantas, que son primas cercanas. Pero, ¿de forma biológica mediante copulación? Habría que empezar viendo si los extraterrestres copulan o se reproducen sexualmente mediante otras técnicas, como los peces en el mar, o bien si son asexuales, o cualquier otra posibilidad dentro de la gama biológica que podamos imaginar. Pero el señor Spock es fruto de la imaginación de los guionistas, nunca de un proceso biológico real. Por lo tanto, deberemos descartar el sexo espacial con extraterrestres, al menos en esas condiciones.

women-of-star-trek
Mujeres con las que el capitán Kirk tiene “encuentros” en la tercera fase en Star Trek: ¿cuáles son humanas, y cuales aparentan ser extraterrestres? Imposible decirlo en casi todos los casos.

Para que quede claro que no solo hablo de mujeres extraterrestres, diré que, sobre todo en la nueva generación, que es una serie de finales de los ochenta y principios de los noventa, las mujeres de la nave también tienen “contacto” con hombres de otros planetas. Vosotras también tenéis todo el derecho a “encuentros en la tercera fase”, faltaría más, estamos en un mundo que debe caminar hacia la igualdad, y siempre lo he defendido y defenderé. Y bien guapos que son algunos extraterrestres.

Captain_Kirk_Kiss
El capitán Kirk estableciendo relaciones diplomáticas con una extraterrestre

¿Y el tema LGTB? Obviamente por razones históricas ha habido mucha controversia con este tema, pero en “la nueva generación” ya se ven casos de homosexualidad, ahora mismo recuerdo dos capítulos, uno en esa serie, otro en “Espacio profundo nueve”. En este último caso la historia además es realmente bella, cuando una oficial de la estación se reencuentra con una mujer que había sido su amor pasado, y ambas han de dejar esos sentimientos de lado por razones que se explican en el capítulo. En la última película, “Sulu”, un oficial del puente del Enterprise, es claramente homosexual. De hecho el actor que encarnaba a ese personaje en los sesenta es homosexual. 

Pero el tema LGTB es un asunto real, y de mucha actualidad, mientras que el sexo con extraterrestres, si alguna vez llegásemos a contactar con especies de otros planetas, se hace completamente imposible, desde un punto de vista reproductivo. E insisto, en función de su aspecto y comportamiento quién sabe lo que podría llegar a ocurrir, el ser humano es muy imaginativo con respecto al sexo, puede que los extraterrestres también lo sean. Todo es Hollywood, y sin duda el hecho de que pueda haber relaciones con extraterrestres es un elemento muy común en Star Trek.

Pero no llegará una extraterrestre con aspecto de modelo de pasarela, o un joven de aspecto atlético, de tipo Hollywood, en su nave espacial, listos para conquistar nuestros corazones, y nosotros el suyo. Quizás, simplemente, porque ellos, y ellas, no tengan corazón. Desde un punto de vista biológico, claro. El espiritual, ese ya es otro cantar.

En la próxima entrada hablaremos también de Star Trek y del “teletransporte”. ¡Felices romances marcianos!


 

Anuncios

Autor: Fenrir

Escritor aficionado, me gusta la aviación, el cine, la cerveza, y una buena charla sobre cualquier cosa que ataña al ser humano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.