Una pequeña reflexión para el 28/12

En este día de los Santos Inocentes, no debemos olvidar algo fundamental: la inocencia no salva vidas por sí sola; se requiere coraje, fortaleza, y pasión por un futuro mejor para todos. Seamos inocentes y honestos; pero no seamos incrédulos. El futuro no vendrá a buscarnos. Vayamos nosotros a buscarlo. Feliz 2019.

ir_a_marte

 

Anuncios