La industria de lo políticamente correcto

Nota: artículo polémico y totalmente personal. Pero ya lo he dicho muchas veces: no baso mis textos de este blog en captar lectores o en mostrar una cara amable que intente quedar bien con todo el mundo, sino en explicar lo que siento, lo que veo, lo que observo. Naturalmente mis opiniones son opiniones personales, y respeto las de los demás como espero que se respeten las mías. Muchas gracias, y adelanto mis disculpas si alguien se siente ofendido.

¿Sabe usted que este blog es ecológicamente sostenible, y que es respetuoso con el medio ambiente? Por supuesto: aquí no tiramos los artículos a la basura; los procesamos y los pasamos por la trituradora de textos.

La leyenda de Darwan: el primer blog ecológico que respeta la norma ISO-555-313-287, norma que me acabo de inventar, y que hace que el argumento suene serio y profesional, y sobre todo, sostenible, sea lo que sea que signifique esa palabra realmente.

El negocio de lo sano y equilibrado con la naturaleza.

Existen dos industrias hoy día. Una es la industria tradicional. La que ensucia. La que destruye la naturaleza. La que arrasa con todo tipo de vida. Debemos oponernos a esa industria. Yo soy el primero que creo debemos cambiar el modelo industrial, para crear otro realmente sostenible y respetuoso con la naturaleza.

Mucha gente tiene una voluntad real y sana de conseguirlo. Mucha gente crea empresas, tiendas, negocios, que quieren crear otra forma de hacer negocios, de vender, de producir. Gente consciente del peligro de destruir la Tierra. Yo admiro a esas personas. Las necesitamos. A ellos, y a sus ideas. Debemos cuidar sus negocios, su trabajo, su estilo de vida.

Pero existe un lado oscuro en ese tipo de empresas. Y eso es lo que quiero tratar aquí. Existen personas que se quieren aprovechar de la buena voluntad de los demás, para crear negocios que se visten de “sostenibles” y “ecológicos” y “sanos”, y son simplemente palabras y manipulación. De eso va esta entrada.

ecologia
Crear empresas respetuosas con el planeta es importante, pero algunos intentan aprovechar esa preocupación para crear una industria paralela que nada tiene que ver con sostenibilidad

Leer más “La industria de lo políticamente correcto”