La industria de lo políticamente correcto

Nota: artículo polémico y totalmente personal. Pero ya lo he dicho muchas veces: no baso mis textos de este blog en captar lectores o en mostrar una cara amable que intente quedar bien con todo el mundo, sino en explicar lo que siento, lo que veo, lo que observo. Naturalmente mis opiniones son opiniones personales, y respeto las de los demás como espero que se respeten las mías. Muchas gracias, y adelanto mis disculpas si alguien se siente ofendido.

¿Sabe usted que este blog es ecológicamente sostenible, y que es respetuoso con el medio ambiente? Por supuesto: aquí no tiramos los artículos a la basura; los procesamos y los pasamos por la trituradora de textos.

La leyenda de Darwan: el primer blog ecológico que respeta la norma ISO-555-313-287, norma que me acabo de inventar, y que hace que el argumento suene serio y profesional, y sobre todo, sostenible, sea lo que sea que signifique esa palabra realmente.

El negocio de lo sano y equilibrado con la naturaleza.

Existen dos industrias hoy día. Una es la industria tradicional. La que ensucia. La que destruye la naturaleza. La que arrasa con todo tipo de vida. Debemos oponernos a esa industria. Yo soy el primero que creo debemos cambiar el modelo industrial, para crear otro realmente sostenible y respetuoso con la naturaleza.

Mucha gente tiene una voluntad real y sana de conseguirlo. Mucha gente crea empresas, tiendas, negocios, que quieren crear otra forma de hacer negocios, de vender, de producir. Gente consciente del peligro de destruir la Tierra. Yo admiro a esas personas. Las necesitamos. A ellos, y a sus ideas. Debemos cuidar sus negocios, su trabajo, su estilo de vida.

Pero existe un lado oscuro en ese tipo de empresas. Y eso es lo que quiero tratar aquí. Existen personas que se quieren aprovechar de la buena voluntad de los demás, para crear negocios que se visten de “sostenibles” y “ecológicos” y “sanos”, y son simplemente palabras y manipulación. De eso va esta entrada.

ecologia
Crear empresas respetuosas con el planeta es importante, pero algunos intentan aprovechar esa preocupación para crear una industria paralela que nada tiene que ver con sostenibilidad

Esa a la que me refiero es la industria de lo políticamente correcto. Palabras que suenan a moderno, a futurista, a “buen rollo”, que invitan a imaginar gente en armonía con la naturaleza, en equilibrio, que no necesitan de la industria, ni de las farmacéuticas, y que saben perfectamente que las vacunas son peligrosas y generan autismo, y que el ser humano nunca llegó a la Luna. No solo eso; esperan un mundo nuevo ecológico y sostenible, pero no explican, ni por un instante, cómo lo van a llevar a cabo, porque no saben.

Y no lo saben porque no tienen conocimientos, ni capacidad, ni herramientas, ni criterio para poder tomar decisiones para crear un mundo mejor. Es todo un mundo de sueños y fantasías. Un mundo que ha creado una industria alternativa que genera millones de beneficios cada año con sus cantos de sirena de ese mundo mejor que nunca llegará.

Vivimos en un mundo de mentiras, ya lo sabemos. Ya sabemos que la industria tradicional, las farmacéuticas, los bancos, los gobiernos, los periódicos, nos engañan. En Estados Unidos la industria de las farmacéuticas provoca más daños y dolor que miles de enfermedades. Y eso está ahí, los datos están ahí. Solo quien puede pagarse un seguro muy caro puede tener acceso a ciertos tratamientos. Miles de personas se arruinan cuando tienen que pagar una operación compleja. Es un abuso intolerable.

children_environment_vector_2_0
Enseñemos a los niños normas ecológicas y de vida fundamentales para el futuro de la Tierra, pero basadas en la verdad, en la ciencia, y en conocimientos demostrados

¿La solución? Algunos intentan aprovecharse de esta situación. ¿Cómo? Creando un sinfín de empresas paralelas, que dicen que son y hacen lo que no hacen la industria tradicional, las farmacéuticas, los bancos, los gobiernos, los periódicos, y nos tren productos sanos, medicinas sanas, financiaciones sanas, y noticias sanas. Todo por un módico precio. Y sin ninguna prueba. Porque no es necesario. Coloque usted la palabra “ecológico, sostenible, y respetuoso con el medio ambiente” en cualquier negocio, y tendrá una miriada de personas bailando alrededor de su negocio. Gente que huye de los engaños de una industria, para darle el dinero a otra industria que les engaña igualmente.

Una muestra tomada directamente de la calle.

Vamos ahora con algunas imágenes y fotos que he tomado estos días.

Empecemos por el “Ceto”. Por supuesto viene de “Cetosis”, y tenga usted en cuenta que, en realidad, la cetosis es una situación anómala del organismo, con la que no debe emplearse si no es bajo una supervisión médica. O sea, “de cero a ceto” es cómo ponerse enfermo de una forma sana y saludable.

¿Ayuno intermitente y dieta cetogénica? Por favor, no hagan estas cosas, se lo ruego. Vayan a un nutricionista, no se jueguen la salud con estas cosas.

ceto

 

El siguiente ejemplo, tomado en un paseo hace unos días:

t1
Nutrición evolutiva, para que se convierta usted en dinosaurio, o vaya a saber qué

Ya lo ve. Tienen un bar de “Nutrición evolutiva”. ¿Qué es “nutrición evolutiva”? Supongo que es algún tipo de menú que te transforma de mono en ser humano, y de ser humano en ameba, porque otra cosa sino no me entra en la cabeza.

Y ahora, disfruten, otra foto de otro paseo:

t2
Esta me habría venido bien de joven

“Psico danza integrativa”. Esta me habría venido bien a mí de joven para animarme un poco más con las chicas cuando me gustaba alguna, ya que era demasiado tímido. Si hubiese bailado con ellas en danzas integrativas quizás le habría pedido a alguna si quería que la invitase a cenar. Lástima, la chica que me gustaba se casó hace 40 años con otro y tiene seis niños y dos perros. Qué pena no haber hecho danza integrativa.

Vamos con la última. Aquí tuve que controlar la risa, la gente me miraba como si fuese un psicópata (lo soy, pero no lo comente por ahí por favor). Vamos con la foto:

t3
Me hacen un masaje de estos y no me reconoce ni la portera

Masaje metamórfico. Esto es que te hacen un masaje, y cuando empiezas eres humano, y al terminar te puedes haber convertido en elefante, diplodocus, o velocirraptor, o quizás en un lindo gatito ronroneador. Voy a ir a que me hagan un masaje metamórfico, a ver si me cambian, me quitan 50 años de encima y además hacen que me parezca a Robert Redford en sus mejores tiempos. En cuanto a las madres embarazadas, seguro que el niño nace siendo un Einstein o un Mozart o una Madame Curie. Garantizado.

Hay muchas más barbaridades similares, pero creo que la idea está clara: todo este buenismo de un mundo mejor, más justo y más ecológico e igualitario, es aprovechado por todo tipo de empresas, negocios, y oportunistas, porque es lo que son, oportunistas, para llenarnos la cabeza de palabras absurdas y sin sentido, y sacarnos el dinero del bolsillo, que, casualmente, es lo único que realmente les interesa.

20756_la-playa

El que quiere montar un negocio real, de masajes, de relajación, de danza, un restaurante de alimentos ecológicos, no usa toda esa terminología. Explica las cosas claras, sencillas, y directas, y no le da vueltas a las cosas cien veces. Un masajista profesional, sea de relajación, sea terapéutico, le dirá que hace masajes, que tiene el título correspondiente (muy importante), y le pasará la lista de precios. Luego usted acepta o no, pero no le marean con verborrea absurda y sin sentido.

Espero que nadie se sienta ofendido, pero creo que este lenguaje manipulador se ha de denunciar, porque intenta engañar a la gente, y a veces lo consigue. Hablemos claro, y digamos las cosas como son. No pongamos palabras que parecen sacadas de El Señor de los Anillos para vestir nuestro negocio. Si usted tiene un negocio que ayuda a la gente, y es usted bueno y capaz, la gente lo verá sin necesidad de engaños y manipulaciones. Con el tiempo saldrá ganando, y la gente lo agradecerá. Muchas gracias.


 

Autor: Fenrir

Amateur writer, I like aviation, movies, beer, and a good talk about anything that concerns the human being.

9 comentarios en “La industria de lo políticamente correcto”

  1. Totalmentente de acuerdo. Hay mucho “vivo” que quiere aprovechar y mucho ingenuo que se cree cualquier cosa con tal de no pensar por sí mismo o de informarse antes fuera de su burbuja. Una vez hablando con una persona funcionalmente inteligente, leída y en fin de los que no se muestran como ingenuas precisamente.. me estaba convenciendo de que había un “algo” que permite la comunicación a una velocidad más rápida que la luz , una red de “algos” (ansibles, supuse yo) la cual comunica de forma instantánea y que con ello es que se comunican con seres superiores, entre planetas. Pero lo que describió no eran dispositivos si no hilos (como de fibra óptica, supuse) 😲 bueno el caso era que me invitaba a una charla carísima para que lo pudiera entender mejor y me paso varios videos de youtube para que entrara en materia. Esa persona no es especialmente adinerada pero se ve que su hobby son este tipo de cosas. Bueno para terminar el cuento, mi respuesta fue que yo ya conocía a Jane (de Saga de Ender) y que si quería se lo pasaba. Cuando vio que eran libros de ciencia ficción fue el fin de la incipiente amistad. Jejeje asi me va en la vida 😊 haciendo amigos.

    1. Así que algo que permite velocidades superiores a la de la luz, tengo una conferencia en Ivoox sobre el tema, pero no creo que sea lo mismo je je… Un día una mujer me habló de cómo la cuántica iba a solucionar el mundo, pero que sabía que yo sabía del tema. Le di un libro de física cuántica, me lo devolvió horrorizada. Para ella la cuántica era cualquier cosa menos física. En fin, como decía Don Quijote, “cosas raras viéredes amigo Sancho”. Un abrazo.

      1. “la cuántica era cualquier cosa menos física” 😊 las creencias son una cosa seria, y a veces es más fácil creer lo que te digan que verlo tu mismo, pero bueno… Conozco, de pasadita, que existe la propiedad superlumínica y los dispositivos ansibles que usa la ciencia ficción buscaré tu conferencia en Ivoox. Un abrazo 🐾

  2. como siempre, un placer!!! què si provoca seguir la conversaciòn 🙂 pienso que desde los inicios invesibles de nuestra pre-historia, siempre existian los vivos, y los tontos manipulados por los vivos; los oportunistas e ignorantes, que dejaban que los engañen. la ignorancia no es solamente la ausencia de la informaciòn accesible — ahora es bien dificil apelar que la gente no sabe, ante todo, es la incapacidad de manejar la informaciòn que està al alcance de todos. en la politica tambièn es igual: veo mi querida y muy sufrida Rusia dònde la gente esta manipulada por las ideas de conspiraciòn lo que usan oportunistas, a lo grande, de manera muy muy desacarada, pero la gran mayoria cae. en la industria de salud y la belleza, està peor que nunca– las personas llevan su dinero a los oportunistas sin si quiera intentar a pensar: què diablos es nutriciòn evolutiva o botox!! natural o la plazmaterapia para una vida eterna??? es tan facil tomar un par de horas y buscar en el Internet libros sobre biofisiologia para estudiantes y ya nunca màs habrà nadie que te podrìa confundir con la dieta, tratamiento o cuqalquier otra cosa. pero no, eso no sucede, los engañados son engañados porque no tienen opciòn: ellos no tiene la capacidad del pensamiento crìtico. son las secuelas de la educaciòn deficiente que estas personas ya no peuden corregir por si mismo. yo intentaba hablar con personas asì, no, no razonan, no pueden. parecerìa que no quieren pero simplemente no pueden. gracias por tocar temas tan interesantes!!

    1. Efectivamente, la base del problema es la educación, o mejor, la falta de educación y formación crítica de las personas, que lleva a que puedan ser manipuladas y tratadas con ideas absurdas. Esto conecta con lo que comentaba de los libros, de ahí la vital necesidad de enseñar a amar la lectura, pues abre muchas puertas a preguntas y mentes críticas. Un placer tenerla por aquí, muchas gracias.

  3. Buen día, tu tema me recordó algo de lo que siempre hacemos burla aquí en mi casa (vivimos en el norte de México), hoy en día aquí en nuestra ciudad nos quieren vender las cosas como “Artesanales” pan artesanal, hamburguesa artesanal, comida artesanal, vestidos artesanales y dios dirá que mas cosas artesanales dicen y la otra es orgánico, fruta orgánica, miles de productos orgánicos, una mentira en la mayoría de los casos, como lo mencionas solo es para cobrar mas y lucrar mejor con el producto, excelente tema, saludos.

    1. Ciertamente todo se viste ahora con un manto de ecologismo que oculta un negocio gigantesco, y eso es otra forma de engaño que hay que denunciar. Un cordial saludo y gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.