Si hoy cedes algo de libertad, mañana la perderás para siempre

Ya he hablado en otras ocasiones de que las redes sociales no me gustan. Tienen aspectos positivos, pero los negativos se están convirtiendo en un catalizador de los peores elementos de la humanidad. Y tengo un conflicto importante intentando valorar si los aspectos positivos implican razonar que merezca soportar los negativos.

Un ejemplo rápido: el domingo decidí cambiar el nombre de la página del Facebook de “La cocina de Sócrates” a “La leyenda de Darwan”, para homogeneizar los nombres. Para mi sorpresa, Facebook me ha negado esa posibilidad, porque puede ¿confundir? al lector.

atenea
El icono usado en Facebook representaba a Atenea, diosa de la sabiduría, y guía de mis pensamientos

Leer más “Si hoy cedes algo de libertad, mañana la perderás para siempre”