“Darkest Hour”, un grande del cine histórico

Llevaba tiempo con el radar fijado en la película que da título a este artículo. “Darkest hour”, traducida en España como “El instante más oscuro” es sin duda una de las películas más brillantes que he visto en los últimos cincuenta años. Magistral, cautivadora, y con una calidad visual impactante. Las críticas eran buenas, y el trailer sin duda prometía. Así que me fui al estreno. El viaje, sin ninguna duda, mereció la pena.

“Darkest hour” narra los sucesos ocurridos en Gran Bretaña en mayo de 1940, cuando la maquinaria de guerra nazi está conquistando toda Europa a una velocidad sorprendente, usando la “Bliztkrieg” (guerra relámpago) que supone combinar infantería, tanques, y fuerza aérea, de un modo nunca visto hasta entonces.

DarkestHour

En esa tesitura, se hace cada vez más evidente que las fuerzas inglesas van a quedar atrapadas en una población de la costa atlántica llamada Dunkerque, y que deberían ser rescatados de cualquier forma posible (Operación Dynamo). También es cada vez más claro que Gran Bretaña se quedará sola frente al ejército alemán. ¿Qué hacer? ¿Firmar un probable acuerdo de paz con Hitler, o seguir la lucha solos? Eran muchos los que estaban por el pacto con Hitler. Pero el nuevo Primer Ministro, Winston Churchill, que no era el candidato más idóneo según también muchos, dijo: no.

Se desarrollaron entonces unos hechos, que culminaron con el famosísimo discurso de Churchill, en el que solo pudo prometer “sangre, sudor, y lágrimas” y, posteriormente, el discurso final, que consiguió unir a todo el parlamento británico entorno a su figura, en una coalición con el objetivo final de crear una economía de guerra.

Gary Oldman, que interpreta a Winston Churchill, es, sin ningún género de dudas, gran parte de la grandiosidad de esta película. Ya ha ganado el Globo de Oro al mejor actor por su brillantísima actuación, y todas las apuestas van a que ganará el Oscar al mejor actor. Y, personalmente, creo que será realmente merecido. Porque Oldman se mete, sin ningún género de dudas, en el papel de Winston Churchill.

Realmente llega uno a creer que está ante aquel hombre, que es uno de los más famosos políticos de la historia del siglo XX, y artífice de que Gran Bretaña resistiera la marea nazi, y luego, de recomponer la moral, el ejército, y la fuerza aérea, para combatir junto al resto de aliados. Sí, lo sé, con la ayuda de Estados Unidos. Pero quien aguantó el embate primero fue Gran Bretaña, y su mérito de ganar la Batalla de Inglaterra contra todo pronóstico en el verano de 1940.

La película está rodada con un efecto de película antigua, con colores pastel que recuerdan a aquellas primeras filmaciones en color de los años cuarenta y cincuenta, o que podíamos ver en fotos antiguas de nuestros padres y abuelos. La fotografía, el montaje, y la dirección artística son todas geniales. Música y sonido están tremendamente adaptados a la película, creando un ambiente impresionante.

Pero no quiero dejar de mencionar el resto de actores, como su secretaria personal (Lily James, en un papel de primera), el rey Jorge (Ben Mendelsohn), la mujer de Churchill Clementine Hozier (Kristin Scott Thomas) por cierto muy bien envejecida, aunque se nota en la piel que no es tan mayor como quiere aparentar, y el resto de personajes: Chamberlain, y otros, todos ellos en trabajos muy acertados y creíbles. Creo que es la combinación de imagen, sonido, y actuaciones, las que hacen de esta película una obra maestra del cine histórico. Pero insisto, Oldman es realmente Churchill, y toda la película gira alrededor de su personaje.

No sé cuántos premios ganará esta película, y no soy de los que sigue la gala de los Oscar y esas cosas, pero todo premio que se le dé a esta cinta estará justificado. No es habitual en la actualidad ver cine de este nivel.

Churchill-Darkest-Hour-2

No voy a entrar en la figura de Churchill porque no toca, pero no se puede discutir que fue una pieza fundamental en la lucha contra el nazismo, con sus errores y sus aciertos, siendo este el eje central de la película.

Más allá de eso, la cinta manda un mensaje muy claro: al fascismo, al nazismo, a la opresión, no se la puede permitir crecer, ni mucho menos, ceder. Porque ceder ante las dictaduras fascistas es perder los derechos que tanto han costado ganar en las democracias. Que no son perfectas, que no son ideales. Pero son el mejor sistema de gobierno que conocemos. Y, hasta que se encuentre otro mejor, el que permite el mayor grado de libertades.

Ese es el mensaje de esta película, en un momento en el que, de haber cedido y firmado un acuerdo con Alemania, las cosas se habrían desarrollado de formas muy distintas.

“Darkest hour” es una brillante obra del séptimo arte, que refleja un momento crítico de la historia del siglo XX, y de un terror que pudo haber convertido el mundo en un infierno para la humanidad. Una película muy recomendable, que disfrutará todo aquel que guste del cine serio, de alto contenido político e histórico. Si le gusta la historia, y el buen cine, no deje de verla. Merece la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s