La gran mentira de los robots asesinos

Hace unos días publiqué un artículo titulado “La gran mentira de la Inteligencia artificial“. En el mismo comentaba cómo se está empleando este término para aplicarlo a absolutamente todo lo que pueda ser vendido como tal. Una falacia, una mentira, que solo pretende bautizar con un título fastuoso a tecnologías y sistemas que, de ningún modo, disponen de inteligencia artificial, sino que solo consisten en sistemas avanzados de tomas de decisiones, y nada más.

Hoy vengo con otro artículo, muy relacionado con el primero. Me baso en este artículo del diario El Mundo, dentro de una corriente que se ha puesto de moda, y que consiste en hablar del futuro de los robots en una faceta agresiva y bélica. Me refiero, se refieren a los “robots asesinos”. Robots que, de forma autónoma, deciden a quién matar, cómo, y cuándo. Por supuesto, nunca por qué. Porque no pueden. Vamos a verlo.

robots_asesinos
Algunos parecen haber abusado de la ciencia ficción y se han creído sus historias

Leer más “La gran mentira de los robots asesinos”

Anuncios

Robots asesinos, o cómo perder el tiempo

Cuando tenía 10 años, una profesora me dijo, y lo recuerdo perfectamente: “Iñaki, siempre estás en las nubes. Eres un caso perdido”. Y tenía razón. Pero, afortunadamente, no soy el único en este planeta.

Un grupo de “expertos” de la ONU se han reunido para hablar ni más ni menos que de “robots asesinos” y de cómo deben ser usados. Algunos dijeron que, como toda arma, cuanto más daño, mejor. Los países que sufren estas armas se opusieron a su uso, por supuesto.

He estado revisando en Google Maps y en otras webs la zona de la ONU, para ver dónde colocan los cerebros cuando estos políticos entran en el edificio, pero no he visto ningún lugar o estancia. Esto lleva a dos conclusiones: o bien entran con sus cerebros dentro, y no saben usarlos, o bien no tienen cerebro, y por lo tanto no es necesario depositarlo en sitio alguno. Me inclino por la segunda opción.

Hablar de robots asesinos y de la ética y/o moral de estas máquinas es como decir que te pongo una Beretta en la cabeza y te pego un tiro, pero lo hago con toda la responsabilidad, leyes internacionales aplicables, y seguridad máxima de que no estoy transgrediendo ninguna norma legal, ni el tratado de Ginebra, ni nada parecido. Te pego el tiro, pero lo hago con la ley en la mano, así que haz el favor de morirte de forma igualmente legal y acorde a la normativa internacional.

Las máquinas matan. Sean llevadas en una mano, o controladas a distancia. Que posean una IA no significa nada, excepto que han sido programadas. No existe diferencia entre apretar un gatillo, o dar una orden a un software para que dispare. Como dijo HAL, en 2001, la responsabilidad última es siempre del ser humano. Y no hay nada nuevo bajo el Sol, solo una forma de matar más cómoda y directa. Y así vamos. Voy a buscar el cerebro de esta buena gente, deben de haberlo dejado en algún lugar del infierno…

Captura de pantalla 2016-03-17 a las 21.14.48
Un T-800… Más o menos.