Pagar por la cultura ¿tiene sentido?

Hace unos días, en una de esas reuniones prenavideñas en las que se habla de los tópicos navideños, salieron los clásicos comentarios sobre qué comprar en navidad. Yo comenté que opté por una suscripción para ver películas de una conocida empresa, ya que están poniendo las series y películas de Star Trek. Las tengo casi todas, pero verlas en alta definición y con la comodidad de no tener que ir cambiando de discos es algo que, a mi edad y en mi estado, se agradece.

Fue entonces cuando se cruzaron miradas entre los contertulios. Finalmente, uno de ellos preguntó: “¿tú pagas por ver películas?” Le contesté: “sí. Y por la música que escucho. Y los juegos que compro, aunque sean simuladores de vuelo”.

arnold
El amigo Arnold.

Un murmullo recorrió la sala, con susurros y miradas furtivas, y algunos dedos señalándome disimuladamente. Finalmente, la noticia corrió por todas partes: “Mirad a uno que gasta dinero en cultura. Mirad a uno que paga por ver cine o escuchar música. Debe de ser millonario”.

Lo cierto es que no soy millonario, ni lo seré nunca. Pero he sido músico aficionado, e incluso he escrito algún relato que otro de ciencia ficción que tengo por ahí. Y sé del esfuerzo que supone el trabajo creativo. He visto a pintores cómo iban haciendo crecer su obra, y he visto a verdaderos compositores, gente casi profesional, desarrollar una composición para piano delante de mis ojos.

Pero lo más importante para mí es que toda esa cultura, ese cine, esa música, ese teatro, esa literatura, esas pinturas, me han aportado valores que, como ser humano, me han ayudado a aprender a expresar mejor mis ideas y emociones. Porque la cultura es una necesidad imperiosa para el ser humano, que necesita consumir arte constantemente. Incluso cuando vamos de viaje y vemos arquitectura de alta calidad, sin darnos cuenta estamos viendo arte, y un arte complejo, desarrollado, profundo.

Naturalmente, hay cosas de muy mala calidad. Pero eso no implica que no se deba valorar la cultura y el arte. Entonces ¿es lícito no pagar por consumir cultura?

Siempre he creído que todo el mundo tiene derecho a disfrutar de la cultura. Como todo el mundo tiene derecho a un hogar, a un trabajo, a un sistema sanitario moderno. Pero todo eso ha de pagarse. ¿Qué ocurre cuando una persona no puede pagar el arte, porque ha de comer? Hay que buscar soluciones.

En primer lugar, poner el IVA de la cultura al 21% (en mi país, ocurren cosas similares en otros) es una broma pesada y maldita que esperemos termine pronto. En segundo lugar, para aquellos que no disponen de medios, la cultura ha de llegar gracias a los medios sociales y culturales disponibles. Por ejemplo, en mi pueblo se organizan sesiones de Jazz todos los años al aire libre. También teatro, conciertos, exposiciones, y otras actividades. Las bibliotecas están llenas de libros de acceso gratuito, e Internet ya nos permite acceder a un sinfín de material cultural gratuito.

conocimiento
La cultura y el arte hacen trabajar la mente y nos forma como personas

Pero, más allá de eso, deben ser los gobiernos y organizaciones sociales los que se preocupen de que todo el mundo, sin excepción, pueda tener una cultura moderna y completa desde el nacimiento. Todo ser humano debe aprender a leer, a escribir, pero también a expresarse artísticamente. No necesariamente ha de ser un escritor. Pero debe poder aprender a leer literatura. No tiene que ser compositor, pero sí disponer de medios para acceder a conciertos. No tiene que ser pintor, pero debe tener la posibilidad de visitar museos. Todo ello debe ser factible para todos los seres humanos.

Luego está el tema de que las editoriales y las discográficas “se forran”. No, me temo que eso ya no funciona así. La mayoría de editoriales malviven o cierran, y las discográficas prácticamente han desaparecido, excepto algunos monstruos que subsisten. Algunas, muy pocas, ganan dinero, pero con la llegada de Internet han cerrado miles de editoriales y de discográficas. Muchas de ellas eran modestas, y daban oportunidades a muchos escritores y músicos. La mayoría de las que sobreviven hoy solo se dedican a atracar a los músicos y escritores de forma indisimulada. Lo sé porque lo he vivido en primera persona, y tengo pruebas. De hecho ya he hablado aquí alguna vez de este tema.

Así que, si alguna vez te animas a comprar una película, o algo de música, no te sientas avergonzado. Estás ayudando a un artista para que pueda seguir expresando su arte. Porque los artistas, dicen, también han de comer cada día.

hotlink-php
Ibosim, de Antonio Rodríguez Cano

Si aprecias el arte, y la cultura, y conoces a un artista que te gusta, échale una mano. Compra algún libro, o su música, alguna canción, un cuadro, y comenta con tus amigos su trabajo. Ayuda al artista con una simple carta, diciéndole que aprecias su trabajo. Valora su obra. Valora el esfuerzo que ha puesto en crear aquello. Porque el arte es vida, es lo que da sentido a la vida. Y sin arte, sin cultura, no somos más que un trozo de vida entre dos puntos negros en el tiempo.

El arte, la cultura, nos hace grandes. Valoremos a aquellos que nos ayudan a serlo cada día. Merece la pena. Por nosotros. Y por ellos.

Anuncios

4 comentarios en “Pagar por la cultura ¿tiene sentido?”

  1. Es una vergüenza pensar que España se ha convertido en uno de los primeros países de Europa en piratería de contenidos multimedia ( no sin esfuerzo) y que se haya normalizado dicha actitud. Yo también considero, no necesariamente que tenga que pagar todo el mundo, pero sí todo aquel que se lo permita y tenga la posibilidad. Por lo menos, tener conciencia de nuestro despegue con la propia cultura y lo que ello conlleva.

    1. Totalmente de acuerdo. Cultura para todos sí. Pero enseñar a la ciudadanía a valorar la cultura, a respetarla y a darle la importancia que tiene también. Y eso pasa necesariamente por hacer entender que libros, música y otros productos culturales no nacen por generación espontánea.

  2. Comparto totalmente tu post lo has expresado con claridad y sencillez. Las creaciones de artistas y escritores no nacen como los hongos, requieren trabajo, conocimientos, dedicación y un larguísimo etcétera que debemos valorar y apoyar. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s