Phil Collins: el otro lado de la historia

Hoy vengo con una historia triste. Pero real. Y me van a perdonar, sé que estamos pasando momentos muy difíciles. Precisamente por eso debemos reflexionar sobre el mundo que hemos creado. Y las desigualdades que ya existían antes del virus. Y las desigualdades que el virus está creando. En España, y en el mundo. Y debo hablar de ello. Porque alguien debe dar voz a quien no es escuchado.

En esta nueva entrada me gustaría traer un tema de Phil Collins: “Both sides of story” (los dos lados de la historia). Básicamente, Phil Collins quiere, con esta gran pieza, reivindicar lo fácil que es acusar a otros de su dolor, de su pobreza, de su desdicha, de su marginación.

Niños refugiados sirios.

Yo sé de lo que habla, ya que de joven pasé momentos muy difíciles, cuando me fui de casa y del país, y viví una serie de historias que prefiero no recordar. De aquellos tiempos aprendí algo: a reconocer el odio, el racismo, y la xenofobia. Y un sentimiento de culpabilidad: “soy un marginado, y probablemente me lo merezca“.

Es terrible ver cómo en el mundo una inmensa mayoría de seres humanos viven en una marginación completa que dura toda la vida. Cómo son acusados y perseguidos, apartados y censurados, coaccionados y con abusos de todo tipo. Millones de seres humanos, en una cadena insoportable e inacabable de odio y frustración hacia aquellos que son inferiores porque los hemos etiquetado de esa manera.

Luego, cuando esas personas se revuelven, los perseguimos. Y los exterminamos. Recuerdo hace poco en un bar a alguien decir: “A esos de las pateras, unos cañonazos y verías cómo se arregla el problema en una semana“.

Esa es la hipocresía de este mundo; España exporta armas de todo tipo, sobre todo armas ligeras y bombas, que son empleadas en poblaciones civiles que huyen de sus países. Y cuando llegan aquí les acusamos de querer robarnos lo que tenemos. ¿De verdad? ¿Alguien se ha detenido a pensar, por un solo instante, por qué vienen? ¿A robarnos el trabajo? ¿Qué trabajos? ¿Es que van a ocupar los puestos de ingeniería, de medicina, de informática, que ocupamos?

Vienen con sus familias porque les hemos forzado a ello. En eternas guerras que dan enormes beneficios a empresas armamentísticas, donde se venden esas armas a países que están tan alejados de la democracia y los derechos humanos como la Tierra de la galaxia de Andrómeda.

Yo viví un par de años una situación así cuando era joven. Tenía más o menos para sobrevivir, pero tuve que sufrir la ira de aquellos que, por ser hispano, me consideraban inferior. Nunca les dije que era de Europa. Con mis compañeros mexicanos, colombianos, o de otros países latinoamericanos, yo era uno más con ellos. Y me siento, sinceramente, orgulloso de haber estado a su lado. Porque ese era mi lado.

Todos podemos vernos en momentos difíciles. En España muchos de nuestros padres y abuelos tuvieron que marchar de España, y buscar refugio en otros países. Mis tíos, mi padre. Mi abuelo. Este último condenado a muerte, nunca pudo volver.

Qué fácil es hablar y acusar con el calor de la casa y la nevera llena. Es cuando la nevera se vacía, y no hay con qué llenarla, para dar de comer a tus hijos, cuando empiezas a entender que, quizás, ese otro lado que tanto hemos perseguido tenga algo que decir. Quizás tenga que escucharse el otro lado de la historia.

De eso habla Phil Collins. Y creo que deberíamos escucharle. Porque todos somos refugiados potenciales. Y suerte que nunca pasemos a engrosar las filas de los renegados, de los olvidados. De los desesperados.

Siento traer malas noticias. Siento rebuscar en el dolor. Pero este blog quiere despertar conciencias. Quiere hablar del ser humano y su condición. Y no podré descansar nunca mientras un solo ser humano sufra dolor, abusos, y persecución. Muchas gracias por su comprensión.

Find yourself in the gutter in a lonely part of town
where death waits in the darkness with a weapon to cut some stranger down
sleeping with an empty bottle, he’s a sad and an empty hearted man
all he needs is a job, and a little respect, so he can get out while he can

We always need to hear both sides of the story

A neighbourhood peace is shattered it’s the middle of the night
young faces hide in the shadows, while they watch their mother and father
fight
he syas she’s been unfaithful, she says her love for him has gone
and the brother shrugs to his sister, and says “looks like it’s just us
from now on”

We always need to hear both sides of the story

And the lights are all on, the world is watching now
people looking for truth, we must not fail them now
be sure, before we close our eyes
don’t walk away from here
‘til you hear both sides

Here we are all gathered in what seems to be the centre of the storm
neighbours once friendly now stand each side of the line that has been
drawn
they’ve been fighting here for years, but now there’s killing on the
streets
while small coffins are lined up sadly, now united in defeat

We always need to hear both sides of the story

And the lights ara all on, tahe world is watching now
people looking for truth, we must not fail them now
be sure, before we close our eyes
don’t walk away from here
‘til you see both sides

White man turns the corner, finds himself within a different world
ghetto kid grabs his shoulder, throws him up against the wall
he says “would you respect me if I didn’t have this gun
‘cos without it, I don’t get it, and that’s why I carry one”

We always need to hear both sides of the story

Autor: Fenrir

Amateur writer, I like aviation, movies, beer, and a good talk about anything that concerns the human being.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .